miércoles, 7 de diciembre de 2011

Tres libros

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en Milenio Diario, 7 de diciembre de 2011

A mis padres, por esos primeros libros,
y a mis mejores amigos Gerardo Ferrer,
con quien compartí a Hofstadter,
y Enrique Espinosa, que cumplió años ayer
y que me regaló a Dennett 

Vivimos en la era de la hiperconectividad. Computadoras, teléfonos celulares y tabletas, junto con las redes sociales, nos ofrecen posibilidades que antes simplemente no existían para comunicarnos instantáneamente con prácticamente cualquier persona.

Esto da lugar a fenómenos nuevos que todavía no entendemos bien. Dinámicas sociales que, como individuos y como sociedad, no sabemos todavía cómo manejar. ¿Quién hubiera pensado hace cinco años (Twitter apareció en 2006; Facebook en 2004) que uno podría enterarse instantáneamente de las tonterías que un candidato presidencial dijo cuando le pidieron nombrar tres libros que hubieran influido en su vida? Y más importante: ¡que podríamos contestarle directamente, hacer burla de él con infinidad de chistes (destronó a Ninel Conde en Twitter), y enterarnos de que su hija nos insultaba llamándonos “pendejos”, “prole” y “envidiosos”!

Sin duda las redes, como toda herramienta, pueden ser muy útiles o convertirse en un arma peligrosa, de la que a veces salen tiros por la culata. Me pregunto cómo las emplearemos, qué reglas y modales evolucionarán respecto a su uso.

Y para aprovechar el tema de moda, se me antoja mencionar tres libros que han influido, y mucho, en mi vida (descontando el más importante, como me dijo hoy un amigo: el libro de texto de primero de primaria, por supuesto, pues con ese aprende uno a leer, y el libro para niños Cómo aprendemos, (Queromón Editores, 1964) que mis padres me regalaron en los 70 –mi madre me lo ofreció diciendo que contenía “todas las respuestas” y con eso detonó una búsqueda infructuosa que todavía continúa– y que sin duda despertó mi vocación por la divulgación científica, junto con las maravillosas colecciones de libros de Time-Life y la Nueva Enciclopedia Temática, que ya era vieja cuando la compraron).

El primero lo escribió Douglas Hofstadter, físico que con él ganó el Premio Pulitzer en 1980 (el personaje de Leonard en el popular programa de TV el personaje de Leonard en el popular programa de TV La teoría del big bang se apellida Hofstadter en su honor). Se trata de Gödel, Escher, Bach, una eterna trenza dorada (publicado en español por el Conacyt en 1982, y posteriormente en España con un subtítulo diferente: “Un eterno y grácil bucle”). Un libro tan barroco, complejo y deslumbrante que es imposible describirlo: baste decir que habla de arte, música, matemáticas y computación, entre muchos otros temas, para indagar sobre la relación entre cerebro, mente y conciencia.

El segundo es El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, del genial escritor y neurólogo inglés Oliver Sacks. En él convierte sus casos clínicos en literatura y logra inquietarnos y perturbarnos, pero también conmovernos y hacernos reflexionar sobre la compleja naturaleza humana. Y, sobre todo, mostrar que somos nuestro cerebro: que el alma es sólo un fenómeno emergente de nuestros mecanismos neurales. Un refuerzo decisivo a mi concepción naturalista del mundo.

Y el tercero (¡ay, podría mencionar tantos más, si hubiera espacio!) es La peligrosa idea de Darwin, del filósofo Daniel Dennett, en el que, para ayudar a sus lectores a entender su teoría de la conciencia esbozada en otro libro, La conciencia explicada, profundiza en la idea de selección natural, base de la teoría darwiniana de la evolución, y al hacerlo nos permite apreciar su importancia y magnitud, y entenderla de nuevas y sorprendentes maneras, en una forma que ni mis maestros de evolución en el posgrado pudieron hacerlo (incluso, muchos biólogos nunca llegan a entenderla con la profundidad que él la explica).

Tres libros que a mí me cambiaron y me encantaron (en ambos sentidos de la palabra). Si lee alguno, espero que lo disfrute.

¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:
Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aqui!

47 comentarios:

Ribozyme dijo...

¡Ah, la Nueva Enciclopedia Temática y los libros de Time-Life con enormes ilustraciones! (yo sufrí un nerdgasmo con las fotos de todos los elementos de la tabla periódica) Y no se te olviden el Diccionario Enciclopédico Quillet, El Nuevo Tesoro de la Juventud, y una colección de literatura para niños y jóvenes cuyo nombre no logro recordar (ya estoy como el susodicho), que incluía una selección de cuentos de Andersen, varias novelas de Verne, los Viajes de Gulliver (que en realidad no son tan para niños), Ivanhoe, La Isla del Tesoro, etc...

¿Libros que me hayan marcado? "Las Maravillas del Cielo", de Antonio Paluzie (de Editorial Danae, lo recuerdo clarito porque estaban frente a mi cama), curiosamente, uno de los libros de Carlos Castaneda, "El Fuego Interno", no porque me haya tragado su rollo (aunque por un tiempo me interesó mucho), sino porque me hizo ver lo endeble del edificio que era mi fe católica, al dar explicaciones igual de verosímiles a en lo que yo la sustentaba, edificio que por eso se vino abajo completamente. Y "El Mundo y Sus Demonios", de Carl Sagan, mi primer libro de escepticismo. Podría agregar, quizás, "Freedom Evolves", de Dennett, y varios libros de Savater sobre cuestiones éticas. Y todo lo escrito por Asimov y Clarke, y tantos otros grandiosos autores de ciencia ficción...

Antonio dijo...

Buen pretexto para postear acerca de los libros favoritos. Yo estoy seguro de que en el lugar de Peña Nieto también me hubiera hecho bolas porque me parece difícil decidir así de repente cuales son los libros que más me han impactado. Pensando hacia atrás: Sinue el Egipcio, que fue mi iniciación a la novela histórica y m ehizo interesarme en la cultura mediterránea; Fundación de Asimov, lo primero que leí de él y la primera lectura de ciencia ficción que me enganchó; La mente nueva del emperador de Penrose, que me gustó más que Breve historia del tiempo y me hizo plantearme más preguntas que cualquier otro libro.

Un abrazo.

Ego dijo...

Hola, Martín. Hace tiempo que sigo tu blog con mucho interés y gusto. Fíjate que en mi propia bitácora he estado publicando algunas reflexiones sobre el alcance de la WWW. Me harías un gran favor si te dieras la vuelta por ahí.

http://egosumqui.blogspot.com/

PD: Gracias por la recomendaciones bibliográficas.

Sir David von Templo dijo...

Que buenas recomendaciones mi estimado. En cuanto a la pregunta de cuales libros me han marcado o influenciado, puedo citar a "Rebelión en la Granja" y "1984" de George Orwell, y "El Principito" (me hizo darme cuenta de muchas cosas a mis tiernos 8 añitos), eso sin contar las enciclopedias que leía, la montaña de revistas "Muy Interesante" que he coleccionado initerrumpidamente por poco más de 6 años, y la colección de Harry Potter (aún cuando el personaje no me cae bien, mi favorita siempre ha sido Hermione).

Saludos mi estimado Martín.

jack dijo...

Yo estoy seguro de que en el lugar de Peña Nieto también me hubiera hecho bolas porque me parece difícil decidir así de repente cuales son los libros que más me han impactado


tu lo has dicho Antonio poreque te parece dificil decidir, tal vez hubieses dicho algunos al azar.

La diferencia de que Peña nieto se puso nervioso porque parece que no recordaba ningún libro jaja
asoció biblia- libro y fué lo que pudo mencionar se notaba que estaba haciendo tiempo mientras se acordaba de un titulo jeje.

y como diria Dresser cuando no tiene el libreto de lo que se va a decir no sabe improvisar, requiere una guia nos va a gobernar con telepronters. jeje

y aunque como dijo Anonimo Bonfil no preguntó ningún titulo yo me uno a los egocéntricos pero solo mencionare una sola palabra y para no caer en le cliche la mencionare en la fomra no obvia Ann Druyan.

Juan Carlos dijo...

Hola a todos. Antonio, entiendo que una pregunta como la que le hicieron a Peña Nieto haría titubear por momentos a cualquiera. Pero si se tiene el hábito de la lectura, seguramente habrán libros que nos gustaron más que otros o incluso algunos que nos marcaron profundamente. Es en esta lista donde tratamos de saber más de sus autores e incluso leer más libros de ellos. Incluso este bagaje cultural, por más pequeño que pudiera ser, se retroalimenta de lo que leemos en notas culturales, de periódicos o revistas, cuando hacen referencia a una parte de él. Es decir, esta información cultural se va "ejercitando" y volviendo indeleble en nosotros.

Por más que hayan tomado en curva a Peña Nieto (inexplicable en una feria del libro), él habría sabido rehacerse al recurrir a su bagaje cultural. Si políticamente no era correcto mencionar algún libro que lo hubiera marcado en su vida, pues lo hubiera podido sustituir por algún otro que le hubiera gustado mucho. Pero lo único que hizo fue evidenciar de la manera más patética que es un ignorante. Y digo patético porque es un aspirante a tomar las riendas de nuestro país.

No encuentro manera de justificar su deplorable respuesta.

Gracias por las recomendaciones Martín. Tengo el de Una Eterna Trenza Dorada (más bien Un Eterno y Grácil Bucle que edita Tusquets) pero aún no lo comienzo. Se ve que está interesantísimo. Espero leerlo el año entrante.

Saludos.

Juan Carlos dijo...

Y ya que el tema nos invita a mencionar los libros que más nos hayan impactado o gustado, llegué a estos tres:

-El continente misterioso de Emilio Salgari
-Crimen y castigo de F. Dostoievski
-El lobo estepario de H. Hesse

El de Salgari lo elegí porque fue el primer libro que leí (iniciaba la secundaria) y el que me motivó a leer más, lo disfruté mucho. Los dos restantes los escogí porque me he identificado con los protagonistas (aclaro que menos en lo del crimen jejeje) lo cual me ha ayudado a conocerme más y a aceptarme como soy, un tanto cuanto atormentado como verán los que ya los hayan leído.

Creo que de alguna forma se podría decir: dime cuáles son los tres (o más) libros que más han impactado tu vida y te diré quien eres.

Hasta luego.

Antonio dijo...

Anónimo, dices: "Por cierto, Bonfil no les preguntó por sus libros favoritos en ninguna parte bola de egocéntricos."

¡Qué emoción! Peña Nieto comenta en este blog, desde el closet, pero comenta.

Bienvenido señor candidato.

No te sulfures Enriquito, cuando seas presidente podrás enviar una iniciativa al congreso para penalizar el egocentrismo y la iniciativa. Como es casi seguro que tendrás mayoría en el congreso, de seguro esa ley va a elevarse a rango constitucional fácilmente.

Cuenta con mi voto.

Un abrazo patriótico.

Antonio dijo...

Juan Carlos: No pretendí justificar a Peña Nieto, y das en el clavo cuando dices que la agarrada en curva es inexplicable cuando estaba presentando un libro (presuntamente) escrito por él.

Creo que el punto importante del caso es que don Peña Nieto no está preparado para afrontar cuestionamientos sencillos. ¿Qué va a pasar cuando le pregunten por los 20 mil muertos colaterales por su primer operativo antinarcos del 2013? Se va a poner nervioso y va a empezar a confundir fechas, cantidades y eventos.

Sólo recordemos a Ernesto Zedillo que ante una pregunta similar respondió: mi libro de cabecera es la constitución. Lejos de hacer el ridículo, Zedillo aprovechó la pregunta para mostrarse como un hombre interesado en el país. Hasta el peje, cuando Brozo sacó las preguntas que le hacía a todos los candidatos atajó con un "no voy a responder preguntas que no estén relacionadas con los problemas del país", mostrando que estaba preparado para esa eventualidad, que conoce sus debilidades y dejando claro que piensa que sus debilidades no lo incapacitan para ser un buen presidente. Equivocado o no, de Peña Nieto no se espera erudición, sino inteligencia, y su respuesta demostró que carece de ambas.

Un abrazo.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ribozyme dijo...

Don't feed the troll!

El tipo lo que quiere es atención. Como yo mayormente lo ignoro, a pesar de que soy el oficialmente detestado ya extendió su agresión a los demás. Lo que funciona es aplicarle la estrategia CSG: "ni lo oigo, ni lo veo".

Seguramente esta intervención me va a ganar una andanada de sandeces, pero viniendo de alguien cuya máxima aspiración es hacerse odiar, me importan más bien poco.

Concepción dijo...

Yo tampoco lo veo. La personita que vive en el anonimato levanta su vocecita humilde y abnegada de cuando en cuando para, con modestia y sencillez, mostrarle al mundo que ahí está, en alguna parte, aunque no tenga nombre.

Hace un par de semanas me encontré el libro “Gödel, Escher, Bach...”, se ve muy complicado, es un tabique y tiene ilustraciones muy padres.

Al parecer, Peña Nieto tiene tan engomado el cerebro como el peinado! Ya que mencionó “La “Biblia, nada más sencillo que citar, no tres libros, sino cinco y del mismo autor: “El Pentateuco” de Moisés, punto. Siguiente pregunta...

Ribozyme dijo...

Voy a ignorar mi propia recomendación por esta vez, y es que provoca cierto placer morboso pisotear cucarachas o exprimirse espinillas...

¡Pobre idiota! Pretende erigirse en árbitro moral y hacer admoniciones a completos desconocidos... ¿Cómo será su realidad para que busque satisfacción en eso? En su casa ni el perro le ha de hacer caso. Si es que tiene mujer, ésta lo ha de mangonear, aunque lo más seguro es que es el que se encarga de hacerle los mandados a mami a cambio de cuarto y comida... y mami, aunque le tiene lástima, lo ignora lo más posible, pues también le provoca vergüenza tener un hijo así...

Antonio dijo...

Concepción: para que no te quedes con la pura recomendación de Bonfil, aquí está la recomendación de Enrique Ganem para el libro de Hofstadter:

http://blog.elexplicador.info/2011/11/111122-godel-escher-bach-una-eterna.html

http://blog.elexplicador.info/2011/11/111129-godel-escher-bach-una-eterna.html

A mí me abrió el apetito. Ya les dije a todos mis conocidos que no voy a aceptar en navidad regalo alguno como no tenga una eterna trenza dorada.

Un abrazo.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Estupenda entrada del Tocayo. Solo hago la acotacion que EN REALIDAD PLANTEÓ DOS TEMATICAS:
- La nueva realidad de la superconectividad humana en las redes sociales, un tema riquisimo de debatir
- Y la influencia decisiva (no lo dice él, pero le añado yo: el cariño) de los libros en nuestra vida.

Y como la verdad a mi me llama mucho mas un libro que una pantalla, a'i luego entro a lo de redes sociales.

Un punto antes (esa mania de no callarme): yo menos que ninguno, defenderia nunca a un politico priista. Opino mal de ese partido y su militancia; NO OBSTANTE, estoy convencido que hay compromiso con la verdad, asi como se ofrezca que la veamos... creo que lo que se le ha venido encima a Peña Nieto es excesivo.
No es bastante evidencia que CON UNA SOLA RESPUESTA o falta de respuesta o respuesta equivocada, con solo esa evidencia, concluir la ignorancia o poca inteligencia de un sujeto (que son cosas diferentes). Yo creo que APROVECHANDO EL VIAJE le han descargado a Peña Nieto las cuentas pendientes que se le tienen a un viejo régimen con sus mañas y sus culpas no olvidadas aun.
“Yo estoy seguro de que en el lugar de Peña Nieto también me hubiera hecho bolas porque me parece difícil decidir así de repente cuales son los libros que más me han impactado” pues ya somos tres, Antonio, Jack y su servidor. ME PARECE QUE PARTE DE LA CAUSA de porque se “trabo” Peña Nieto, fue la forma de la pregunta… ¿te ha marcado? Eso implica mucho peso en la vida de cualquiera. Parece mas una pregunta ligera a un cantante (¿Cuáles son tus influencias musicales?). Tener de súbito claro en la mente que nos ha “marcado” no es fácil en nada, tampoco en los libros. ES CLARO que el tipo trató de no dar un libro banal, ni simplon, ni desconocido… vaya, quiso escoger un titulo “políticamente correcto” y se trabó… o sea, quiso decir una mentira elegante. El real problema no es su ignorancia (real o prejuiciada por nosotros) sino su disposición a mentirnos con tal d no verse mal.
Otra cosa hubiera sido si solo le hubieran pedido un libro que le gustara mucho (quitándole el peso y la trascendencia de la palabreja de “marcado”). Y si el hubiera querido mostrarse como un ser mortal y aterrizado y no como un candidato intachable. De nuevo, si hubiera sido honesto. (sigue)…

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Antonio dijo...

"...o sea, quiso decir una mentira elegante. El real problema no es su ignorancia (real o prejuiciada por nosotros) sino su disposición a mentirnos con tal d no verse mal."

Luis Martín: a eso me refiero cuando digo que le faltó inteligencia. No supo ni mentir ni evadir adecuadamente la respuesta.

Da la impresión de que si las cosas se salen del libreto no tiene capacidad de reaccionar y eso en un presidente, es un defecto grave.

Un abrazo.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

… Dicho lo cual, ahora si el sabroso tema principal: los libros. Yo no creo como se dijo aquí que decir el gusto personal y la experiencia MUY PERSONAL con los libros sea egocentrismo. No es asi. En este blog se da una camaradería y cierta familiaridad, aun a pesar de los enconos explicables por la fuerte diferencia de visiones, además de la gana de defenderla con todo. Y aun asi, repito, me convenzo de la camaradería y la familiaridad. POR ESE MOTIVO hay la confianza de comentar y COMPARTIR de lso gustos propios EN ALGO QUE NOS ES COMUN: el gusto por la lectura, el gusto por conocer, el gusto por entender. Me queda muy claro que eso si que lo tenemos en común.
Les platico: mis libros, no son tanto de temas trascendentes. Creo que mas bien me he centrado en la forma, mas que le fondo. Aprecio mucho un bien escribir, un buen decir, aunque el tema sea modesto en su concentración. Asi, mis libros son relatos, relatos de todo, relatos humanos hablando de el complejo fenómeno humano.
De chamaco yo si le hice caso a mis maestros de literatura y leia los textos de tarea, por el simple gusto… Juan Valera, Juan Ramón Jimenez, Atoine de Saint-Exupery, en los breves extractos que venían en lso libros de texto gratuito. Peor una vez que comencé a trabajar, pude ya comprar mis primeros libros economiquisimos, y no obstante atesorables: el lazarillo de tormes, cuentos de la selva, platero, el libro de los gorriones, azul, moby dick, robinson Crusoe, el extraño caso del dr Jekill y Mr Hide, el amor en tiempos del cólera, algunos de super bolsillo pero unas joyitas (alianza cien, 3 pesos hace 20 años): Isaac asimov, machado de assis, Borges, Carpentier, Lovecraft; algunas veces le meti un poquito mas con libros de “estreno”: los renglones torcidos de Dios, los hijos de la lluvia (T. Luca de Tena), o las zagas buenísimas de ciencia ficción: DUNE (adictivos y excelsos 5 o 6 libros, no recuerdo, me apeñe), LOS HIJOS DE LA TIERRA (emocionantes 6 libros con ficción neolítica) y en extenso etcétera de relatos novelados. Ah, uno muy valioso que tal vez hayan leído aquí: los dragones del eden de Carl Sagan, ese le valio un Pullitzer, y si, esta muy bueno.
El fenómeno humano se refleja en los libros: la singularidad y caudillismo heroico de Pericles (también su fragilidad humana) en Esplendor y Gloria; la dureza de una época en Doña Perfecta; la hermosura bucólica de Platero y yo, la fatalidad y la tragedia en Macario, pero también el necesarísimo humor de Ibarguengoitia. Leer no es reproducir los sonidos codificados por otros… es entrar al cachito de alma que nos han mostrado, alegre, dulce, heroica, terrible, alucinante, trágica, cotidiana, trascendete. Leer en verdad es entrar en al intimidad del autor.
Todo con solo papel y tinta. ¡que maravilla!
… el culpable de este gusto fue mi querido Papá, q.e.p.d. que yo creo que con un muy sabio gesto, NUNCA me dijo que leyera, pero me dejaba a cada momento nuevos ejemplares, de lo que podía, d lectura. Como huevos de pascua que yo encontraba. Dejó, fascículo a fascículo, una de esas enciclopedias por entregas, de “armelas usted mismo”. ENCICLOPEDIA DE LA VIDA, y un chamaquillo de 12 años que era yo viajando por la psicología, la sociología, biología, pediatría, en fin, por lo que podía en los setentas decirse de la sociedad. Nunca llego a empastarse la enciclopedia, caray, que lastima, 7 tomos de cómo 250 hojas, que ahora que lo pienso, me devoré sin sentir. ¡que buena idea, que buena herencia! Gracias, papá…

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Antonio dijo...

"Yo no creo como se dijo aquí que decir el gusto personal y la experiencia MUY PERSONAL con los libros sea egocentrismo."

Luis Martín: a raíz del caso de Peña Nieto, me he encontrado con mucha gente que acusa de arrogancia y pedantería a los que manifiestan tener gusto por la lectura. Yo estoy en el extremo opuesto: no creo que leer muchos libros sea una cualidad destacable, no por lo menos más que ver cine, televisión o escuchar radionovelas o jugar atari. Para mí es más un vicio que una virtud y como buen vicio, lo mantengo a pesar de los problemas que me causa y por el sólo disfrute que de ello obtengo.

Te ahorro, si de algo sirve ahorrar en esto, la mención de que leer es un milagro, es tu opinión y ya la explicaste antes.

Un abrazo.

Concepción dijo...

Antonio,
gracias por el tip, ya escuché las dos emisiones de Ganem y también me abrieron el apetito. El libro de Hofstadter también me cayó como un regalo, pues me lo encontré de verdad entre un lote de libros que un particular donó a la biblioteca para regalar a los usuarios.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

"...Yo estoy en el extremo opuesto: no creo que leer muchos libros sea una cualidad destacable, no por lo menos más que ver cine, televisión o escuchar radionovelas o jugar atari..."
Amigo Antonio, este es de los raros casos en que me da gusto polemizar contigo.
Será porque el tema es del angulo que se le vea, grato y comun a todos.
Para mi la lectura tiene un valor intrinseco, diferente Y MAYOR a la television, cine o radionovelas.
¿Por que?
Por la complicidad nuestra. Los otros medios, son un canal de ida y casi nada mas. Nos envian y decidimos que tanto aceptamos o no lo recibido. Pero somos entes pasivos. ver una pelicula, ver una serie, oir una radionovela, es mas de solo recibir.
Pero un libro... un libro, un autor, propone un dialogo, no un monologo. Pone una media historia QUE CADA UNO COMPLETA A SU MANERA, asi, una tragicomedia leida por dos personas, auna le parecera mas tragedia y a la otra mas comedia. Eso es muy evidente, porngamos un ejemplo, cuando uno leyo el libro y luego se intenta llevar al cine lo leido... ¿como era Aquiles? yo me lo imaginaba fuerte, acerado, intratable, un tipo feroz, mas como clive owen, y veo un aquiles mas como perfeccion salvaje, en Brad Pitt. al autor de la Iliada no le parecio demasiado importante señalar si era rubio, trigueño o moreno.
Y como eso mil ejemplos.

En concreto, creo que no solo es que se de esta complementariedad de texto/imaginacion de lector; creo mas bien, QUE EL ESCRITOR CUENTA CON QUE SE VA A DAR, y asi produce, si es un buen libro, un libro honesto, no una version, sino cien, mil, cien mil, diez millones... ¿cuantas versiones diferentes será un libro con tal diversidad de lectores-complemento?
... A condicion de que sea un libro honesto. Y con honesto, me refiero a un libro que diga honestamente, genuinamente, lo que quiera decir el autor. Lo que nos quiera contar. Que busque decir, en realidad, algo.
asi sea equivocado o no.
Asi este de acuerdo con el y me emocione, o sea que aborrezca lo dicho y lo rechace.
No me tiene que gustar, para admitir que aun asi es un libro honesto.
No desconociendo que los hay deshonestos, es decir, huecos, sin sustancia, llenos de cliches y solo para venderse. Esos no honran ni la lectura ni a lso escritores.
¿Podria darse esto en algo que no fuera la lectura?
Tal vez. Pero un libro, a diferencia de la TV, el cine o la radio, NO ES EFIMERO. No desaparece al desconectar el switch.
Un libro existe, es, y si lo cuido aqui estara siempre conmigo. O con mismhijos o nietos.
No es efimero.
Y en eso, es muy superior a lo electrico, lo celuloide o lo electronico.

Yo si lo veo, al libro, diferente, cercano y promesa permanente de ser una maquina del tiempo.
¿Antonio. como podrias saber de Sinhue, el egipcio, y haber reconocido en un hombre muerto hace tantos milenios, A UN SEMEJANTE, un ser humano, aun deesd los albores de la civilizacion? solo con un libro.
Un INVALUABLE libro.

jack dijo...

ANTONIO Dice

. Yo estoy en el extremo opuesto: no creo que leer muchos libros sea una cualidad destacable, no por lo menos más que ver cine, televisión o escuchar radionovelas o jugar atari.


yo tambien pienso que la lectura esta sobrevalorada (no se lee pero se presume como un ser superior). pero esto dependiendo para quien. Para un presidente creo que es muy importante mostrar leer diversos temas.

jack dijo...

Luis martin dice

"Para mi la lectura tiene un valor intrinseco, diferente Y MAYOR a la television, cine o radionovelas"

Tal vez tengas razon,pero es un valor personal, y relativo a desde luego me gusta mas leer que escuchar radionovelas, pero no creo que haya elementos solidos para decir que tienen un elemento intrinseco superior.

Es como decir que el que le gusta la Ciencia es superior al que le gusta la jardineria o al que le gusta la plomeria. o decir que el Cientifico es superior al jardinero.

No hay nada intrinseco que haga superior una actividad de otra.

Ahora si vas a trabajar en un laboratorio desde luego que va ser superior el Cientifico que el jardinero.

Asi como es superior o desable y tal vez hasta indispensable que un presidente con muchas lecturas. caso que no es igual en un pintor o deportista por ejemplo.

jack dijo...

Decir que la lectura es una actividad superior a escuchar radionovelas.

Es como decir que la Ciencia es superior a la carpinteria.

No hay nada intrinseco que sea superior en alguna actividad.
Es totalmente subjetivo

Juan Carlos dijo...

Antonio y Jack:

Sobre si la lectura de muchos libros sea o no una cualidad destacable, yo creo que sí lo es. Para comenzar, la lectura de libros provoca un goce estético que puede ir de lo ligero a lo profundo (aquí puede estar al nivel del cine, la televisión, las radionovelas o los videojuegos) e incluso pudiendo llegar a las obras maestras que los consumidores junto con los críticos y los creadores sabrán reconocer a su debido tiempo. Pero la ventaja de la lectura sobre las otras áreas es que ella te permite ampliar el vocabulario, mejorar la ortografía e ir puliendo tu redacción, a la vez que te permite ir conociendo con mayor profundidad la dinámica del lenguaje escrito y que sin duda se reflejará en el hablado. Pero lo principal de todo es que conforme más vas leyendo tu cultura se va ampliando al igual que tu capacidad de análisis y de reflexión (independientemente de la que desarrollamos por nuestra actividad diaria), y seguramente la estarás aplicando en tu vida. Por lo que el tener una cultura amplia (incluyendo la cultura científica que tanta falta hace) es una cualidad destacable.

Y bueno, si se llega a un nivel de lectura en el que ya es una adicción y por lo tanto vicio, entonces sí hay que preocuparse porque nos aislaría del mundo de tal forma que nos sentiríamos en un paraíso si estuviéramos en una celda (penitenciaria o psiquiátrica) pero con una enorme pila de libros que devorar. Hay que leer mucho pero no a niveles que nos pudieran hacer perder nuestra propia vida.

Saludos.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Francisco dijo...

De acuerdo que la pregunta no es sencilla. Desde la comodidad de mi oficina y casa la he estado pensando y todavía no me decido. Primero me pareció muy fuerte eso de que "me hayan marcado". Podría citar muchos libros que en su momento me han impactado, pero tanto así como "marcado", dejado una huella permanente, pues como que no, no es para tanto.
Pero después pensé que sí, que en realidad cada libro que leemos que de alguna manera significa algo para nosotros, pasa a ser parte de nuestra memoria, de nuestra cultura y como tal, aunque sea un poquito, nos "marca". De alguna pequeña manera, no somos el mismo que eramos antes.
Luego pensé que dar los tres títulos más importantes era cruel e injusto: es como si me dijeran, 'dame los nombres de las 3 personas que quieres más en el mundo!' Y bueno, el número me cae como anillo al dedo porque tengo a mi hermosa esposa y dos lindos niños. Así que ahí están los tres, pero entonces, tendría que dejar fuera a mi mamá, y mi papá, y mis hermanos.
Así que no, me rehuso a limitar mi selección a tres.
Sin ningún orden particular: "Adios a las armas" de Hemingway, me parece colosal. "The Grapes of Wrath" y "The red pony" de Steinbeck también me dejaron tarugo por unos días.
De ciencia ficción, tardé varias semanas soñando con escenas de "A canticle for Leibowitz", que junto con "Davy" de Pangborn me parecen las dos mejores novelas de post-"fin del mundo" de todos los tiempos.
En un viaje de negocios hace unos días recogí antes de subir al avión "The Road", de Cormac McCarthy y no lo pude dejar hasta que lo acabé. Me pasó algo curioso. No había llorado con ningún libro antes, pero allí estaba a las dos de la madrugada llorando como Magadelena en el cuarto de mi hotel. Acabé el libro, y lo azoté contra la pared y lo eché en la basura. No lo recogí y no quiero ni siquiera pensar en él: me lastima.

Ribozyme, en casa cuando era niño teníamos exactamente los mismos libros con los que abres el primer párrafo del primer post de este hilo.

Antonio dijo...

Anónimo dice: "De lo contrario y si tan abierto es con sus vicios, no tendría problema alguno en contarnos algunos otros como sus sitios pornográficos favoritos, su índice de grasa corporal o porqué le gusta tanto hacer renegar al buenazo de Luis Martín a pesar de ser un discapacitado mental."

Ni maiz. Cuando seas presidente podrán obtener todos esos datos y más (como mi IQ y la longitud de mi miembro) con sólo solicitárselos al CISEN. Mientras, no te tengo que decir nada. Haz tu trabajo, gana las elecciones y después pregúntale lo que quieras a tus espías del CISEN.

Si no sabes como, te puedo recomendar algunos libros sobre el tema.

Anónimo dijo...

El problema es que somos más de 1 anónimo haciendo comentarios, yo escribo casi siempre así en varios blogs porque me da weba teclear mi contraseña (que es bastante larga por seguridad ya que me han hackeado la cuenta de facebook una vez). Yo, por ejemplo jamás sería un anti-fan de Ribozyme eso se me hace una mamada.

Por cierto, ¿no se les ha ocurrido que alguno de los otros anónimos ha querido o lo que han hecho es seguir los comentarios de los otros anónimos haciéndose pasar por alguno de ellos y luego como ellos opinando por separado? Yo en alguna ocasión lo he hecho, sólo por diversión. Yo que culpa tengo de que la mayoría de ustedes me doblen la edad.

Por otro lado, en un tono más serio, a mí parecen muy buenas recomendaciones los libros de sus comentarios. En especial "Una eterna trenza dorada" que en voz de Enrique Ganem no puedo dejar de leerlo.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Antonio dijo...

Anonimito: ilustras perfectamente la falacia conocida como "Non sequitur" (http://es.wikipedia.org/wiki/Non_sequitur). Gracias por el ejemplo.

jack dijo...

juan carlos

dice:
Sobre si la lectura de muchos libros sea o no una cualidad destacable, yo creo que sí lo es.

Concuerdo La lectura tiene infinidad de caracteristicas que pueden ser beneficas y que caracen otras actividades como ver televisión.

Mi punto no era estar en contra de darle caracteristicas destacables a la lectura si no de mostrar como superior una actividad de otra.

Por ejemplo El desarrollar el gusto por ciencia tiene infinidad de caracteristicas destacables, que no tiene el desarrollar el gusto por la Jardineria o la música- Pero muy subjetivo decir que La Ciencia es superior a la Jardineria o la musica. Usar la palabra SUPERIOR era lo que no estaba muy de acuerdo, claro que la lectura tiene caracteristicas destacables pero sin hablar de superioridad.

Ribozyme dijo...

Respondiendo con el mismo nivel que han demostrado los anónimos:

Yo que culpa tengo de que la mayoría de ustedes me doblen la edad

También a ti te podemos doblar... ;-))

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

¡¿Que nivel eh?!
En el sentido mas literal, NO VALE LA PENA... si fuera algo de deporte, hay una maxima en el deporte que dice: siempre es mas facil defender que atacar, sencillamente porque es mas facil destruir que construir. Y es cierto no solo en el deporte, sino hasta con los comentarios de blogueros desconocidos.

Desde siempre, será mas facil destruir lo que otro construyó, destruir lo que otro escribió. ¿Quieren tener algun merito? digan una postura suya, y de ahi se puede platicar.

Y haciendo eco del consejo Ribzymesco (que le gano el coraje y no siguió luego): no tiene importancia, no dar importancia, a comentarios sin otro incentivo que destruir.

Y me vale muy poco la contestacion que venga.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Y ahora si, atendiendo a los que SI DICEN ALGO, estimado Francisco, es cierto y muy valido lo que nos platicas del libro que fue a dar a la basura. De hecho, a eso me referia con lso libros honestos: te plantean una idea genuina, muy del autor, con la que puedes desde concordar del todo o aborrecer del todo, pero es una idea, una idea suya.

Un libro que provoca una reaccion asi, fuerte, real, yo creo que se agradece, aunque duela.
Sin mas, en el intercambio d la posada este viernes, me acaban de regalar un libro asi: que dice lo que no me es grato oir. Y ni modo, hay que leerlo. Porque es un libro escrfito honestamente. Y algo o mucho debo obtener de el. Estoy seguro.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Martín Bonfil Olivera dijo...

¡Es cierto, Gánem también recomienda mucho el libro de Hofstadter! Dejen que me conecte desde mi compu y borro las pendejadas del troll, desde el iPhone no se puede...

Y aprovecho para mencionar, como mi querido Ribo, más libros: varias de las otra enciclopedias y colecciones que mencionaste, las novelas básicas de Verne, que leí en la primaria (20 mil leguas, La vuelta al mundo, Viaje al centro, la isla misteriosa...), El azar y la necesidad, De Jacques Monod, Cosmos y El Mundo u sus demonios, Varios de ensayos científicos de Asimov, como El electrón es zurdo y 100 preguntas básicas sobre ciencia, y más recientemente Linked, de Laszlo Barabasi. Los frase tos literarios en los libros de texto, por supuesto, aunque yo no he hablado de libros literarios sino de ciencia, para justificar su inclusión en la columna.

¿Que la lectura no es intrínsecamente valiosa? Perdón, estoy completamente en desacuerdo. Leer es es parte lo que nos hace humanos modernos, y la lectura de libros -en papel o digitales, el sustrato es lo de menos, la concentracion es lo que importa- no puede sustituirse por ningún otro medio.

Y en cuanto a relativizar equiparando la ciencia con la carpintería, también discrepo: de acuerdo que ambas labores son igualmente dignas y válidas, pero fomentar la carpintería no es cuestión de interés nacional, como sí lo es, y urgente, fomentar la ciencia, y el beneficio social que ofrece la ciencia es infinitamente mayor que el que ofrece la carpintería.

Martín Bonfil Olivera dijo...

¡Ah, sí se pueden borrar las pendejadas de troll desde aquí! Lo que pasa es que no me había registrado... 10 días y sigo con la curva de aprendizaje del aparatito...

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

"¿Que la lectura no es intrínsecamente valiosa? Perdón, estoy completamente en desacuerdo. Leer es es parte lo que nos hace humanos modernos, y la lectura de libros -en papel o digitales, el sustrato es lo de menos, la concentracion es lo que importa- no puede sustituirse por ningún otro medio..." es cierto lo que dice el Tocayo; de hecho, en uno de sus post ya muy pasados, Sergio de Regules (Imagen en la ciencia) trato el tema con esta ponencia: la misma estructura del pensamiento humano, es decir, LA FORMA en como pensamos, esta determinada por el idioma que hablamos. Yo creo que equivalente efecto tiene en el cerebro de alguien que acusa la practica continua de leer lo escrito, en comparacion de otra persona que su comunicacion se mas, digamos, audiovisual (television, cine) o solo auditiva (radio). La palabra usada por Martin en esto es CONCENTRACION y creo que es la clave: los otros medios no exigen tanto, de hecho, es muy frecuente que se puede estar viendo la tele (en cine es imposible por los shhhhh automaticos) y platicar algo al mismo tiempo (de hecho, las esposas tienen la fijacion de genero de escoger esos momentos para platicar con uno, jajaja); con la radio ni se diga, es de lo mas comun hacer diversas cosas, trabajo, quehaceres, deporte, mientras se escucha la radio... pero leer ¿pueden ustedes leer y hacer algo mas? yo no puedo y no creo que se pueda. Para nada. En este sentido, solo en este sentido figurativo y no en otro, estoy SEGURO que Antonio lo llamó un vicio, y no solo eso, sino un vicio PROBLEMATICO. Claro que da problemas una actividad que te abstrae del todo, que te sumerge como en una realidad alterna y asombrosamente, anula tu sentido del oido, y focaliza tu sentido de la vista, es mas, anula tu percepcion de un mundo fisico y para efectos del cerebro, estas viajando con el viento humedo, frio y salado del mar, a bordo del ballenero, en frenetica persecucion de la ballena blanca y sintiendo la furia, la locura y tambien la magnificiencia del capitan Ajab. ¿cine en 3D? ¡tonterias! moby dick si que es una experiencia multisensorial... en paginas de papel. En tinta negra. Todo está en el cerebro y en las emociones codificadas que Melville nos regaló para todos los siglos venideros. No, es cierto Antonio, no es un milagro. Pero lo es.

jack dijo...

MARTIN BONFIL DICE:


¿Que la lectura no es intrínsecamente valiosa? Perdón, estoy completamente en desacuerdo

Y en cuanto a relativizar equiparando la ciencia con la carpintería, también discrepo: de acuerdo que ambas labores son igualmente dignas y válidas, pero fomentar la carpintería no es cuestión de interés nacional, como sí lo es, y urgente, fomentar la ciencia.



Vamos a ver al relativizar carpintería y música vs la Ciencia, nunca me referí a cuál era más importante fomentar. Tampoco dije que no tenía ningún valor intrínseco.
Deje claro que me refería a usar la palabra SUPERIOR. No creo que tenga un valor intrínseco superior. Lo Superior es relativo y en relación a determinada situación en este caso a problemas Nacionales. (pero no deja de ser relativo).

Una cosa es la importancia de fomentar una actividad que en este caso es obvio que la CIENCIA es de mayor importancia que la carpintería o la música. y otra cosa es que por sí misma la actividad sea SUPERIOR (simplemente no son comparables).
Y la importancia relativa radica no en algo intrínseco a la actividad, si no en algo externo.

Si fuéramos miembros de una tribu en alguna isla apartada desde luego que sería más importante el conocimiento empírico de sobrevivencia y manejo de materiales que la Ciencia o el saber música de Conservatorio.
Así que no creo que decir que porque La Ciencia sea más importante fomentarla y de mayor interés Nacional que la música, Sea por que intrínsecamente tenga un valor SUPERIOR.

Jamás dije que no tenga un valor intrínseco, dije que no tenía un valor superior intrínseco a otras actividades, esto incluyendo la música.

y aquí lo que escribí en mi anterior comentario y deje claro que me referia a el valor intrinseco superior.


"Mi punto no era estar en contra de darle caracteristicas destacables a la lectura si no de mostrar como superior una actividad de otra."



Y como digo superior sí puede ser una actividad pero siempre con relación o relativo a algo externo.(problemas nacinales,Temporalidad, necesidades y por qué no? Gustos individuales).

jack dijo...

Martin bonfil

otra cosa dices

Y en cuanto a relativizar equiparando la ciencia con la carpintería, también discrepo


Solo dejar claro que al compararlas quize hacer exactamente lo contrario es decir demostrar que no son Equiparables y por lo tanto no es posible intrisecamente decir que una es superior a otra. Lo superior es en lo relativo a fomentarla o enseñarla con base a las necesidades que en un momento determinado se tenga.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Leer es de hecho una maravilla. Permite asomarse y asombrarse en y a otros mundos. Mundos externos o mundos internos.

Pero tambien lo es su complemento: escribir. De hecho, hay mucho en cada uno por decir, por compartir. Creo que solo por la inseguridad que tendran muchos, de si tienen la capacidad de expresarse bien por escrito, solo por eso muchos no escribiran. Pero estoy seguro que todos tienen mucho que decir.

Basta con hablar, hablar coo se habla normalmente, a alguien con quein se tenga la confianza. Y hablar de cosas que valgan la pena, de cosas ciertas y caras a uno. Y hacerlo por escrito.
Los libros, las novelas costumbristas muestran, mas ala de lo coloquial de las expresiones, profundidades de muy diversos personajes, muchos de lso cuales tal vez si apenas causarian una mirada rapida.
... Pero en todos hay cosas que merecen la pena ser contadas. Asi, escribir es el pago perfecto al regalo invaluable de lo que uno llega a leer. Es inevitable: la necesidad del ser humano de decir y de ser escuchado.
Por lo que, aunque sea figurativamente, leer es un milagro. Escribir tambien lo es...
¡condenados asirios, ni se imaginan lo que provocaron con sus humildes cuñas en tablas de arcilla!

Ribozyme dijo...

Emplead vuestro tiempo mejorándoos mediante lo escrito por otros hombres, de manera que ganéis con facilidad lo que a otros costara tanto trabajo

- Sócrates

Anónimo dijo...

"Si planas fuesen las nachas de tu masoquista madre, con jubilo azotareis piñatas de elefantes en el culo"

Ribozyme.