miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ciencia y mercadotecnia

por Martín Bonfil Olivera
Publicado en
Milenio Diario, 19 de noviembre de 2008

La ciencia no sólo se hace en el laboratorio: es una actividad humana y social, y por tanto tiene componentes ideológicos, políticos, económicos, éticos, culturales, comerciales... la lista podría seguir.

Para sobrevivir y prosperar, el sistema de investigación científico-técnica tiene que generar una buena imagen pública: ante políticos y tomadores de decisiones, inversionistas y empresarios, y ante el ciudadano común.

Una forma de hacerlo es a través de los medios de comunicación. El objetivo es ganar “clientes” para la ciencia: gente que se interese, la comprenda, la apoye y hasta que opte por dedicarse a ella. Es propaganda y mercadotecnia, en este caso para un fin socialmente útil.

Como en todo, en ciencia hay buenos y malos publicistas. Dos ejemplos a mano son los astrónomos y los biólogos. Quizá usted ya sepa que 2009 ha sido declarado “Año internacional de la astronomía”, pues se conmemoran 400 años de que Galileo Galilei usó un telescopio para observar el cielo. Descubrió cosas inusitadas, como que Júpiter tiene satélites y que la superficie de la Luna, lejos de ser perfecta como enseñaba Aristóteles, está llena de cráteres. Inauguró así una nueva etapa en el estudio astronómico y en la ciencia en general.

El año internacional será, informa la Unión Astronómica Internacional, “una celebración global de la astronomía y de sus contribuciones a la sociedad y la cultura que estimulará el interés no sólo en la astronomía, sino en la ciencia en general, especialmente entre la gente joven”. En todo el mundo habrá muchísimas conferencias, ferias, publicaciones, eventos públicos de observación… toda una estrategia para acercar la astronomía al público.

Sin embargo, 2009 también podría haber sido declarado “Año de la evolución”, pues el 12 de febrero se conmemorarán 200 años del natalicio de Charles Darwin, y 150 de la publicación del libro con su teoría de la evolución, El origen de las especies por medio de la selección natural, o la conservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida. Pero ¿ha usted oído hablar de algún evento al respecto? Cierto: hay algunos, pero son pocos y aislados. La biología no ha hecho ruido.

Frente a la inventiva y entusiasmo de los astrónomos para promover su ciencia, los biólogos se han quedado atrás. Lo dicho: no todos somos buenos publicistas.

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

4 comentarios:

Kalepsheel dijo...

Siguen faltando divulgadores, la gran problematica es que solo se sigue realizando difusión.

http://www.mensa.org.mx/blog/?p=310

http://www.cuernavaca.af.org.mx/Noche-de-las-Estrellas-Xochicalco.html

Rodrigo Solís dijo...

Propongo que los científicos salgas desnudos en un calendario. Ya sabes, quién sabe porque por estas fechas todos se empelotan y salen en calendarios mostrando piel. Eso sí, que pongan a los científicos más sexys para que la gente se interese por la ciencia.
Un mamada, pero te apuesto a que no faltará idiota que propondrá esta idea.

Adrián dijo...

O como se publicó en Pharyngula... Y si los científicos fueran tratados como celebridades?

http://scienceblogs.com/pharyngula/2008/07/what_if.php

SEMINARIO dijo...

Estuve leyendo las entradas de su blog. Las cuales me parecen muy interesantes. Sobretodo la frase que dice "La ciencia no solo se lleva a cabo en un laboratorio".

Le mandamos saludos.