miércoles, 6 de abril de 2011

Tetas, mentiras y Greenpeace

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en 
Milenio Diario, 6 de abril de 2011


Yo no sé si sea cierto que, como se anunció en las noticias hace dos semanas, una serpiente mordió el pecho de una modelo israelí de nombre Orit Fox y luego murió de intoxicación por silicón.

Pero sí sé que otra historia de tetas, que “mirar diez minutos a los pechos de una mujer puede alargar la vida de los hombres cinco años”, es patentemente falsa. Este descubrimiento de la gerontóloga alemana Karen Weatherby supuestamente fue publicado en la revista especializada New England Journal of Medicine, y la nota también circuló ampliamente hace poco (aunque en realidad es una historia muy vieja).

Y sé que es falsa no sólo porque suena absurda (después de todo, también hay por ahí mala ciencia, hecha por científicos medio chiflados o de plano mediocres), sino porque mi querido amigo y colega periodista científico Pere Estupinyà se tomó la molestia de verificar los hechos: no existe tal estudio, y nunca se publicó en esa revista (sí existen varias Karen Weatherbys, pero ninguna es gerontóloga). Su empeño, por cierto, lo llevó a aparecer en las páginas de la prestigiadísma revista científica Interviú.

Y es que una de las características fundamentales de la ciencia –probablemente, LA característica fundamental de la ciencia– es que se basa en evidencia (según el diccionario de la Real Academia, “prueba determinante en un proceso”). Es decir, en datos confiables, comprobables y comprobados. Si bien los filósofos de la ciencia discuten ampliamente el laberíntico y complejo proceso por el se construye socialmente nuestra confianza en dichos datos, el hecho indiscutible es que sin datos duros no hay ciencia posible. Y lo mismo ocurre con el periodismo científico: no basta con que alguien importante diga algo; hay que tener evidencia que sustente su dicho.

Por eso me molesta la campaña que la organización ambientalista internacional Greenpeace ha estado promoviendo en radio, con mensajes que afirman algo así como: “muchos alimentos contienen cultivos transgénicos implican [nótese el verbo ambiguo] un riesgo para tu salud”. Y es que, sencillamente, eso es falso.

Cierto, hay preocupación sobre los posibles efectos que la modificación genética de vegetales comestibles pudiera tener en la salud de sus consumidores. Pero hasta ahora, más allá de ciertas alergias (riesgo que existe con cualquier vegetal) toda la evidencia indica que no existen tales daños.

Pese a ello, en su página web Greenpeace insiste en que “Nadie garantiza que el consumo de alimentos transgénicos sea seguro para la salud de los consumidores en el mediano y largo plazos”, que “a la fecha no existe una evidencia de que son saludables para los seres humanos”. Cierto, pero decirlo así implica que los riesgos existen hasta que no se demuestre lo contrario. Bueno: hasta el momento ningún estudio ha hallado efectos dañinos, a pesar de que han sido consumidos por millones de personas durante más de 15 años. La información de Greenpeace, repetida acríticamente por muchísimos medios, es por lo menos muy tendenciosa.

El verdadero –y muy real– peligro de los cultivos transgénicos es la contaminación genética que pueden causar a los cultivos nativos, y las condiciones criminalmente injustas que algunas compañías biotecnológicas imponen a los agricultores que los usan.

En todo caso, y como pide Greenpeace, valdría la pena que todo producto transgénico sea etiquetado para que sea el ciudadano quien decida si lo consume. Pero de ahí a propagar versiones tramposas que satanizan a estos cultivos –una opción válida para combatir el problema del hambre– como “dañinos para la salud”, hay mucho trecho. El mismo que separa los efectos “saludables” de mirar pechos femeninos, por más que nos guste la versión, del verdadero conocimiento científico.


¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:


Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

19 comentarios:

BoyLucas dijo...

Pues sí, esto es un ejemplo de como se pueden generar falsos conocimientos científicos, lo cual es utilizado por pseudocientíficos y "científicos" fraudulentos que utilizan dicha sed de ventas de los medios para alcanzar sus propios intereses lucrativos o inclusive por puro gusto de la desinformación.

En cuanto a lo de la pobre serpiente, en primer lugar veo difícil lo de la intoxicación, esto debido a que los colmillos de la serpiente ingresan en el pecho, podrían perforar los implantes (a propósito que el video muestra que los tiene los senos muy expuestos, como si lo que buscara fuera provocar al reptil), pero no absorbe a través de ellos, así pues que por el tiempo que esta pegada a la protesis y su envoltorio natural, veo difícil la salida de material suficiente para que se intoxique (el mismo colmillo sirve de tapón). Que me desmienta un herpetólogo. Así mismo si perforó la prótesis, la modelo debería ser sometida a una cirugía de reemplazo y limpieza, en primer lugar por riesgo de infección, en segunda por riesgo de enfermedad por adyuvante.

En cuanto a lo de Greenpeace me resulta triste ver como se utilizan banderas de de cualquier lucha digna, en este caso la ecología, para obtener beneficios de unos cuantos y lo peor, en base a mentiras, lo que por supuesto es utilizado por otros como falso argumento contra realidades como es el calentamiento global.

Ya por último, me ofrezco como voluntario para llevar a cabo un estudio sobre la longevidad y ver pechos femeninos (creo que no saldré más viejo, pero si más contento!)

Gerardo Gálvez-Correa dijo...

Martín:

Ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia.

Digo... Estamos de acuerdo en que quien propone la afirmación extraordinaria es quien está obligado a aportar las pruebas, pero...

¿Te imaginas las inmensas dificultades que tendría que afrontar el investigador?

O sea, ¿cómo "cegar" (sin juego de...(*)(*) ¡palabras!) a los sujetos participantes en el hipotético estudio, para evitar que, conociendo las hipótesis en juego, hicieran trampa por medio de solicitarle a sus cónyuges que se desvistieran con la luz encendida?

Las dificultades para un "ensayo clínico, aleatorizado, doblemente cegado, controlado con placebo", lucen enormes ((*))((*)), inconmensurables. Casi tanto como intentar evaluar el poder de la oración como herramienta terapéutica. ¿Cómo discernir una plegaria de lo que no lo es? ¿Cómo segtregar adecuadamente a los que oran con devoción, los que se hacen patos pidiendo sin convicción y sin fe, y a los que niegan rezar pero en realidad lo hacen (tal vez, por tomografía por emisión de positrones...)?

Tal vez lo que pudiéramos hacer es diseñar un estudio menos potente, con menos exigencias metodológicas.

¿Qué tal un "Tetoscopia directa y expectativa vital en varones mayores de 70 años: estudio de casos y controles"?

¡Sugiero a Hugh Hefner como sujeto del estudio?

Gerardo Gálvez-Correa dijo...

¡Agh!

Ya vi el video... me pareció desagradable de principio a fin.

No había entendido... es la pobre serpiente la que muere intoxicada. Inocente animal, no hacía más que defenderse: cualquier ofidio respetable debía sentirse amenazado por la bocota, la lenguota y las prótesis de la mujer que la sostenía. Su reacción es natural.


Feíto feíto, el video.

MJS dijo...

Hay un absurdo detrás de todo esto y es que los "verdes" ignoran del todo que nuestro organismo no tiene modo de "saber" si el ADN que consume está o no alterado... simplemente, en nuestro tracto digestivo, las enzimas llamadas nucleasas descomponen TODO el ADN consumido por igual para digerirlo.

La ignorancia sobre el tema es un problema, pero el que ciertos grupos inmensamente poderosos y con presupuestos de cientos de millones de dólares como Greenpeace se empeñen en mantener a la gente en la ignorancia es un problema mucho más grave. Y que empeora día a día con las diversas campañas de los ultraconservadores "verdes": mentiras sobre supuesta "contaminación electromagnética", campañas contra las mejoras agrícolas (incluidos transgénicos), campañas antinucleares, campañas, al fin y al cabo, basadas en creencias sin sustento pero sostenidas mediante una propaganda de pánico incesante.

Enrique Espinosa Arciniega dijo...

Qué reto tan opresivo el de hablar con alguien de Greenpeace y apoyarlo en lo apoyable y retarlo en lo no sustentado (y todo al mismo tiempo). Y qué poco productivo, porque los humanos tendemos a aceptar sólo sí o no.

Matizar. La ciencia exige matizar. Los científicos sólo tenemos probabilidades como recurso retórico, y las probabilidades no suenan ni a sí ni a no.

Blade_Runner dijo...

Parece que Greenpeace esta agarrando el modo pejista repertir una mentira hasta hacerla parecer como cierta. Si tienen evidencias de que los transgénicos son dañinos para la salud pues que nos digan sus referencias o sus fuentes, tan sencillo como presentar pruebas. En lo que si no estoy de acuerdo es en eso de mirar los pechos de la mujer, a lo mejor no nos da más años de vida pero si más sensaciones placenteras!!! Y eso si, sin duda nos hará sentir que vivimos más.

Anónimo dijo...

¡Qué regada!: "prestigiadísma revista científica Interviú"

Sí, también publica unas chicas de ésas, con las que se pueden hacer los eperimentos mencionados: http://www.interviu.es/galerias/galerias-chicas-de-portada/indhira

Saludos
Elías

Antonio dijo...

Bueno, yo ya he puesta a prueba esa afirmación de que "“mirar diez minutos a los pechos de una mujer puede alargar la vida" y sí, a mí sí que me la alarga, aunque no precisamente la vida. Pueden hacer el experimento asomándose a la portada de hoy del "Interviú", en donde hay una fotografía que permite iniciar el protocolo científico que lo demuestre.

Un Abrazo

Antonio dijo...

Aquí el enlace a la revista científica:

http://www.interviu.es/

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

El comentario de Enrique Espinosa Arciniega (saludos) me parece LA MEJOR postura al respecto. Sin duda.
Y MATIZAR es de las cosas mas dificiles para un ser humano. Mas cuando se entra a una polemica... se tiende a pasar de combatir las ideas (completamente valido) a atacar A LA PERSONA que emite las ideas (eso ya no es valido). Matizar implica no tomar una controversia de ideas, como un pleito personal. Implica reconocer lo rescatable de lso argumentos del de enfrente y (en cierto momento) ACEPTAR si el adversario (no enemigo) finalmente demostro su afirmacion y vencio nuestro argumento. ¡que dificil pero que necesario en bien de la verdad!

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Ahora bien, Tocayo, en esto, de verdad que no tengo una opinion formada ni postura a defender... sin doblez ninguno en las preguntas ¿en el caso de si el transgenico, en quien recae la obligacion de la prueba?
¿en greenpeace de que los transgenicos son nocivos?
¿o en los que lso inventaron, de que son inocuos?
Lo digo porque lo natural ha estado aqui siempre, y lo transgenico llego hace relativamente poco.
Un ejemplo: quien desarrolle, digamos, un complejo vitaminico, ¿debe probar que su producto es inocuo?
¿o debe probar la SSA que es perjudicial? hasta donde se, el promovente, el productor, debe probar la inocuidad. O sea el ingeniero genetico que produjo el transgenico es queion debe probar.
PERO REPITO, NO SE, ESO CREO, Y EN ESTO NO DEFIENDO NI UNA NI OTRA POSTURA. Solo pregunto para saber.

Una pregunta mas: ¿es probable la afirmacion de los ambientalistas, que la manipulacion genetica, amenazan la biodiversidad vegetal? ¿es probable que asi sea, o de plano no lo es?

Creo que esta "amenaza", en caso de que asi lo fuera, seria de verdad muy atendible ¿quien sabe cuantas cosas por descubrirse estan dentro de las especies vegetales aun por estudiarse lo suficiente? si la manipulacion genetica es riesgo de extincion vegetal silenciosa, pues esa extincion Y DE HECHO CUALQUIER EXTINCION, es una perdida invaluable e irreparable.

Aun sin postura propia aun, si se algo: la amenaza de extincion es LO SUFICIENTEMENTE NOCIVA como para atender sus advertencias AUNQUE FUERAN EXAGERADAS Y SIN SUSTENTO. Total, en lo que sabemos mas, que siempre esta por saberse mas.

MUY INTERESANTE articulo, muy valiosa polemica, y sea lo que sea que se le objete, la accion de greenpeace, una voz que se levanto en los sesentas CUANDO A TODOS LOS DEMAS LES IMPORTABA UN PEPINO LA ECOLOGIA, esa voz, me parece muy valiosa. Perfectible, sin duda, pero valiosa y necesaria en su existencia COMO UNA VOZ CRITICA.

Matalote dijo...

Martín,
todo es una broma, verdad?
Ahora si no entendí tu columna, es como un bote de tamales de chile, de mole y de dulce. El título me gusta, suena como a "sexo, drogas y rock and roll" o "sexo, mentiras y video".
Hasta pronto
M.

Anónimo dijo...

¡( o Y o )!

Ya me siento más sano.

MediosLocales dijo...

Me parece que es un error de Greenpeace centrar su campaña contra los transgénicos en efectos que no han sido comprobados, en demérito del otro componente, más importante: las prácticas desleales de empresas como Monsanto, la dependencia en semillas caras y la crisis en el campo mexicano.
De cualquier modo, creo que el título de tu artículo es desproporcionado.

Anónimo dijo...

Aquí evidencia de daño al hígado
http://www.dailymail.co.uk/news/article-1244824/Fears-grow-study-shows-genetically-modified-crops-cause-liver-kidney-damage.html

Aquí más evidencia... desde la investigación en la univ de Colorado
http://cls.casa.colostate.edu/transgeniccrops/risks.html

Pere Estupinya dijo...

Gracias por la cita, Martin!
un fuerte abrazo... y a ver si nos vemos de nuevo pronto!
p
e
r
e

Moises dijo...

Anonimo, gracias por tu link http://cls.casa.colostate.edu/transgeniccrops/risks.html

Pero parece que no lo leiste porque de hecho describe los riesgos que se atribuyen a los transgenicos, pero menciona que muchos de estos riesgos son atrbuidos erroneamente, o son muy muy improbables.

Cami dijo...

Lo de la serpiente fue una estupidez por parte de los comunicadores que leyeron la historia original y un comentario de el autor que en broma dijo "y la serpiente murio intoxicada, pobre" pero no leyeron abajo donde alguien pregunto "¿Es en serio?" y el reportero dijo que porsupuesto que no, que era una broma. Pero todos los noticieros juran que fue cierto, sin pruebas, obviamente. Bola de mentecatos.

Diego Leño dijo...

Hola Martin:

Inspirado por una charla de cierto "diplomado" que veniste a dar a Xalapa y que yo ví por Internet, vía la Universidad Veracruzana, entre otras lecturas, y experiencias, etc., decidí adoptar el pensamiento crítico y la razón (no habiendo siempre sido alguien del todo razobale, je). Ahora estoy escribiendo unas cápsulas que pasan los sábados por el canal RTV MAS y que forman parte de la "barra sabatina" del Telebachillerato. Te mando un ejemplo de ellas:

http://www.youtube.com/watch?v=7Xjz1vrqvKg

Si tienes ideas o te gustaría apoyar esto o lo que sea comunícate conmigo a: otrotren@hotmail.com

Lo anterior lo hago porque creo que debemos aprovechar cada espacio disponible para divulgar, para guerrear contra los embusteros, etc.

Muchos saludos.