miércoles, 14 de febrero de 2007

Sida: control de daños

Martín Bonfil Olivera
Publicado en
Milenio Diario, 14 de febrero de 2007

Es de humanos errar, y de sabios corregir. El lunes 12 de febrero la Secretaría de Salud convocó a una necesaria conferencia de prensa para tomar una postura firme: rechazar y desautorizar la desinformación sobre el sida circulada recientemente en nuestro país (comentada aquí el 10 de enero). Asistieron al evento diversos especialistas y autoridades relacionados con la investigación sobre el sida, con su combate y prevención.

Como se recordará, la situación saltó a la atención pública debido a los irresponsables programas televisivos en que Ricardo Rocha propagaba las teorías “negacionistas” del investigador Peter Duesberg, que plantean que el sida no es causado por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), sino por drogas, desnutrición o incluso por los medicamentos antirretrovirales que se administran a quienes están infectados por el virus.

Rocha dio también crédito a ideas aún más descabelladas, como que el VIH no existe –con argumentos tan pueriles como que “nadie lo ha visto”– o que el sida se puede curar, como afirman el seudoinvestigador colombiano radicado en Estados Unidos Roberto Giraldo y grupos como “Monarcas” (Movimiento Nacional por el Replanteamiento Científico del Sida, AC).

Estas ideas erróneas, como comentó en la conferencia de prensa Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la SSa, fueron ya discutidas, refutadas y rechazadas terminantemente por la comunidad mundial de expertos en sida hace años, con base en pruebas más que concluyentes. Además, son muy peligrosas: fomentan que la población deje de confiar en el condón como medida preventiva, y que quienes están infectados abandonen los tratamientos que les ofrecen la oportunidad de un nivel de vida aceptable conviviendo con el virus (lo cual ya ha sucedido). Se daña así la estrategia nacional de prevención del sida.

En la conferencia se mencionó que se está considerando ejercer acciones legales en contra de quienes desinforman al público poniendo en riesgo su salud: la asociación Monarcas, el investigador Roberto Stock, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, que apareció a título personal en el programa de TV, y quizá el mismo Rocha.

El tema es complicado, pues entra en juego la libertad de prensa. Pero cuando se vulnera el bien social poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos, esta libertad encuentra sus límites.


comentarios: mbonfil@servidor.unam.mx

27 comentarios:

Altamar dijo...

Martin,

hablando del tema, vamos a hacer un caf'e conciencia el viernes 23 para tratar esto del sida, claro, a ra'iz de lo encabezado por este pseudoperiodista.

un saludo, ah...
a ver si tienes tiempo y date una vuelta por
http://cafeconciencia.wordpress.com/

Lorena dijo...

si, entiendo libertad de prensa, pero no desinformación!

cheKo dijo...

¿Pseudoperiodista?

Es grave que Ricardo Rocha haya difundido esto en su programa, no es poca cosa y quien tenga vela en el entierro pues deberá atenerse a las consecuencias de sus actos (si es que hay alguna en lo absoluto), supongo que eso no es nuevo para Ricardo Rocha. Pero aprovechando, yo no creo que lo haya dicho con alguna intencionalidad perversa de desinformar.

Yo me inclino a creer que se equivocó, como todos lo hacemos, como lo hace altamar o el mismo señor Bonfil. Ni modo, siempre existe la posibilidad que alguien la riegue y como dice el mismo título de esta entrega, hay que aprender a controlar los daños.

Pero pasar de "cometer una equivocación" a "pseudoperiodista" es un pasotote, y dudo mucho que a Ricardo Rocha se le pueda tildar así, a menos de que este sea el pretexto perfecto para ponerle el mote nomás porque estemos en desacuerdo de su militancia y apoyo a AMLO. Si este es el caso, me parece que se pierde todo sentido de crítica (que me parece es lo que buscamos) aparte de ser muy hipócrita.

Richi dijo...

soy un investigador de los laboratorios pfizer y yo y mi grupo de colegas hemos visto los dichosos reportajes y creemos que estos reportajes no son de todos mentiras ya que lamentablemente a nuestro lab lo unico que le importa es la venta de los medicamentos y por etica creo que es justo que todos lo sepan

Anónimo dijo...

Es bueno que en este blog ponga sus credenciales el autor ,no me parece justo que el cuestionar las posturas oficiales sea desinformar,se ha demostrado en la historia que los cientificos mas reconocidos se equivocan,asi que como cientifico que eres deverias de cuestionar lo que ya esta escrito puesto que la salud mundial depende de ello y si tomaste esa carrera tienes una responsabilidad,yo tuve cancer y me queda claro que el poder de la mente es mas fuerte que cualquier medicina,asi que los retrovirales pueden funcionar perfectamente si el individuo cree que le serviran,pero si de entrada te estan diciendo que solo controlan la enfermedad y nuca te vas acurar yo preferiria tomar otra alternativa y no estar condenado fisica y mentalmente a una enfermedad.

Martín Bonfil Olivera dijo...

Normalmente no puedo contestar muchos de los comentarios que aparecen en este blog (más bien lo uso sólo como foro para poner a disposición del público mis columnas de Milenio, ya que este diario cobra por el acceso a su página). Pero, independientemente de que cada quien tiene derecho a opinar y creer lo que quiera, y de que por supuesto estoy de acuerdo en la importancia de la libertad de prensa, quiero hacer algunos comentarios:
1) Yo no llamaría "seudoperiodista" a Rocha, lo llamaría un periodista con una gran trayectoria que desgraciadamente en este caso particular la regó (por falta de información y de preparación, porque el periodismo científico es una especialidad difícil), pero que luego ha adoptado una actitud soberbia al negarse en redondo a aceptar que la regó.
2) Como ya dije, opino que la libertad de prensa tiene sus límites. Si Rocha, o yo en mi columna, o quien fuera, se le antoja publicar, digamos, los mejores métodos para suicidarse, o recomienda qué medicamentos que se compran libremente en las farmacias pueden utilizarse para drogarse, el bien público exigiría que esa información fuera vetada. En Alemania, por ejemplo, promover las ideas nazis está prohibido y penado por ley. No cualquier cosa se puede publicar impunemente, sobre todo si daña a la comunidad de manera indiscutible.
3) por supuesto, a pesar de todo, cada quien puede seguir creyendo en curas milagrosas y en el poder de la mente, como dice Anónimo. Pero hay que tener claro que ahí estamos ya hablando de CREENCIAs, no de ciencia, que se caracteriza por ofrecer conocimiento comprobable y comprobado, que además funciona cuando se aplica. En particular, en medicina se requiere de estudios estadísticos (no de casos aislados) para poder saber qué es lo que produjo un efecto; por eso los testimonios personales NO sirven como información científica para valorar la efectividad de los tratamientos médicos.
¡saludos!

bacardi dijo...

Un debate de este tema se está dando en el foro de la Facultad de Ciencias UNAM, a los interesados les dejo la liga:
entrar foro ciencias

Anónimo dijo...

Las mayorías no siempre tienen la razón. Científicos sumamente prestigiados (que no solo cuentan con licenciatura, tienen doctorados e incluso postdoctorados) como son el Dr. Peter Duesberg, el Dr. Harvey Bialy y Roberto Stock (orgullosamente UNAM del IBT!!!), al igual que el Dr. Charles Thomas Jr. de Harvard tienen puntos de vista diferentes que no solo son "opiniones" y que se encuentran bien fundamentadas. En la página www.duesberg.com existe amplia información de su postura con referencias bibliográficas que en mi caso particular pusieron a prueba el limitado conocimiento que tengo respecto al tema. Considero que acierta en muchos puntos, sin embargo me gustaría que "en tu amplio conocimiento y experiencia" respondieras a todas las cuestiones que menciona Duesberg en su página, específicamente en el link de Sbn AIDS QUIZ =a Multibillion Quiz: Is AIDS a viral or a chemical epidemic?= (y espero que los que lean este comentario también lo hagan). Un saludo y abrazo a Martín y a todos!!!!

Martín Bonfil Olivera dijo...

No sólo Duesberg o Bialy tienen doctorados y posdoctorados. También todos los cientos de expertos en sida que se oponen a la versión negacionista del sida. O sea, ese no es criterio para preferir una u otra versión.

Roberto Stock es especialista en amibas y contrevenenos, ni siquiera es virólogo y menos experto en sida. Es una vergüenza, no un orgullo, que este personaje se atreva a aparecer en la TV con Ricardo Rocha promoviendo una idea tan peligrosa que resulta criminal. Las autoridades del IBt ya han tomado cartas en el asunto. (Aunque, para ser justos, se acaba de publicar en los diarios una nota sobre un reciente logro del desarrollo de un antiveneno de Stock y su colega también negacionista Alejandro Alagón (www.multimedios.tv/interior/nota.aspx?id=38980), lo cual quiere decir que estar completamente equivocado sobre un tema en que no eres experto no te convierte en farsante, sino sólo en irresponsable.)

Repito: el debate ya se dio, entre la comunidad de expertos mundial, y el resultado es que la hipótesis negacionista fracasó estruendosamente. No es por mayoría ni que la ciencia se decida democráticamente votando, sino que es un proceso análogo a la selección natural, en que las hipótesis que logran convencer a la comunidad de expertos (normalmente, gracias a que coinciden con las pruebas y a que resultan coherentes con el resto del conocimiento aceptado) son las que sobreviven, y las que no se extinguen. El negacionismo de Duesberg, Bialy, Stock etc. no logró convencer, y estaría extinta si no fuera porque, por la misma naturaleza de las redes de comunicación humana, esos virus mentales son difíciles de erradicar.

Cuando uno hace afirmaciones poco creíbles y que contradicen el conocimiento aceptado, como que tiene poderes mágicos, ha visto naves extraterrestres o que el VIH no es la causa del sida, el peso de la prueba no está en quienes se nieguen a creer lo increíble, sino en quienes lo afirman. Los que tendrían que refutar cada una de las pruebas que sostienen la visión aceptada del sida son los negacionistas. No lo han hecho ni pueden hacerlo.

¡Saludos y adelante con el debate respetuoso y racional!

martín

Anónimo dijo...

No creo que la hipótesis negacionista haya "estrenduosamente" fracasado. El conocimiento "errado" se debe combatir con conocimiento, ¿porqué lo menciono? Porque solo he visto información de muy bajo nivel en revistas como ¿Cómo ves? y Letra S que repiten las hipótesis convencionales y que respondan a todas las cuestiones que plantea Duesberg.

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

Bueno, estimado "anónimo" (qué incómodo es discutir y no saber con quién...), no es cuestión de creer o no creer, es un hecho. La errada hipótesis de Duesberg fue ya sometida a prueba y descartada. Si no has visto información es porque no has leído ninguna de las cientos de revistas especializadas en sida (journlas arbitrados en inglés) que se publican mundialmente. Pero claro, para leerlas con provecho tiene uno que ser especialista (por eso son especializadas).

Me confunde que te refieras a dos excelentes publicaciones, ¿Cómo ves? y Letra S, como "de muy bajo nivel". La primera es una de las mejores revistas de divulgación científica de latinoamérica, reconocida con diversos premios internacionales. La segunda es un suplemento periodístico de gran calidad e impacto, también ampliamente reconocido y con una trayectoria larga. ¿Será que confundes algo que no es especializado, sino que es accesible y dirigido a un público amplio, con "de muy bajo nivel"? Bajo nivel sería darle credibilidad a hipótesis seudocientíficas como las negacionistas... Para eso tenemos las revistas esotéricas.

felipe dijo...

Me parece interesante que siempre que se discute este tema hay una tendencia a menospreciar las posiciones contrarias. Lo que percibo de las respuestas de Martín es una falta de respeto a todo lo que no sea científico, acaso el hecho de que algo no sea científico lo convierte en conceptos menores o poco explicativos, me pregunto que diría un monje budista de todo esto de repente nos daría una explicación muy diferente y que, es eso malo, hay gente que vive según otros criterios y patrones, menos mal. Porque los que dominan el mundo científico piensan que tiene la verdad irrefutable. El argumento de que la mayoría tiene la razón no siempre te lleva a la verdad, científico seria tener una opinión pero no descartar toda la infinitas posibilidades que nuestros intelecto ignora, un poco menos de soberbia para Martín.

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

EStimado Felipe, me duele tu apreciación pero la respeto. Lo cual, por supuesto, no me quita el impulso a comentarla).

Antes que nada: "falta de respeto", "soberbia"... Me parece que lo que pasa es que, como sucede con mucha gente, cuando pides respeto para formas distintas de ver la realidad, las cuales desde luego son muy respetables, en realidad lo que estás pidiendo es que se las considere IGUALES a la visión científica.

Esta columna periodística trata de CIENCIA. No de igualdad de derechos, no de diversidad ideológica. Mi interés no es mostrar que la opinión respecto alsida de un monje budista pueda ser equiparable o comparable siquiera con la de un experto virólogo. Para nada. Al contrario, me importa mucho que quede claro que la opinión -o las mafufadas seudocientíficas, new age, espirituales o de la clase que sean- de gente que desprecia a la ciencia y cree que cualquier ideología puede competir en igualdad de términos con la investigación profesional y especializada no tiene argumentos para ser tomada en cuenta en un debate CIENTÍFICO.

Además, me interesa que quede claro que en temas de salud, el respeto a las ideologías diversas, cuando implica tomar medidas preventivas o terpéuticaso o no, NO VIENE AL CASO e incluso resulta dañino y hasta criminal. Si estuvíéramos hablando de la posibilidad de vida en Marte, ok, podriamos debatir. Cuando tantos y tantos jóvenes se están infectando de sida y muriendo, invocar la libertad de expresión para difundir ideas seudocientíficas es deshonesto.

Si esto te parece irrespetuoso o soberbio, quizá es que no entiendas la diferencia entre ciencia y otras formas de ver el mundo. Pero me pregunto si te arriesgarías a subir a un avión diseñado por un monje budista (muy distino sería preferir a un psicoanalista, un monje budista o una confesión católica para buscar consuelo ante las penurias de la vida... ahí la ciencia no tiene gran cosa que ofrecer, aparte de antidepresivos).

en fin, que la ciencia no presenta verdades absolutas, pero cuando afirma algo normalmente tiene abundantes pruebas para sostenerlo... por es confiamos tanto en ella. ¿Tú no?

saludos,
martín

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

Como creo que no tiene mucho caso seguir con esta discusión interminable, pongo aquí este link a las Clínica de Investigaciones en Enfermedades Infecciosas (CIENI), en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), donde pueden encontrar información con expertos en sida (la página todavía no está al 100%, pero es útil): http://www.mexicovivo.org/cieni.html

Alex dijo...

Estoy deacuerdo con el Dr, Roberto Stock (científico altamente calificado) acerca de negar la existencia del SIDA, yo opino que el SIDA es solo un negocio de las grandes farmaceuticas, se me hace extraño que 22 años de investigación (desde el 88) y no haya una cura y una vacuna definitivas.

Martín Bonfil Olivera dijo...

El doctor Roberto Stock es un científico altamente calificado... en los temas en que es especialista, venenos de serpientes africanas y amigas. No es un virólogo, no es un experto en sida, no trabaja en un instituto del área médica. Es una gran irresponsabilidad y falta de ética de su parte atreverse a hablar públicamente de un tema en que no es experto y confundir al público al dar opiniones que ponen en riesgo la saludo pública.

El sida no es cuestión de creencia, sino de salud. Lástima que nuestro analfabetismo científico y tendencia creen en complots haga que sigan existiendo quienes no creen... ¡pero la selección natural los irá eliminando, si no usan condón!

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, muchos saludos desde Mexico!

Anónimo dijo...

Saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Anónimo dijo...

pues yo digo q aqi no me ayudo para nada pero esta buena la pag. y saludos ami familia

Anónimo dijo...

ja ja la foto de altamar esta chida yo y se sexo con el de la foto

sexo lo ago a cada rato dijo...

no es cierto lo de arriba lo ise con mi abuelo borracha

sexo lo ago a cada rato dijo...

lo ase bien mi abuelo alos 70 años

Anónimo dijo...

creo que te falta un poco de criterio en tus comentarios y te falta mas informacion sobre el tema realmente los medicamentos retrovirales no han dado un buen resultado para contrarestar el virus y si ves un poco mas la informacion no te dice que dejes tu tratamiento como informante te falta mas objetividad y te lo puedo decir como medico infectologo que soy y que lstima que te expreses como verguenza del dr stock ya que ha hecho aportaciones a tu universidad y la poblacion

Luis Alberto Luévano Martínez dijo...

Que Roberto Stock sea especialista en amibas no implica nada... Jorge Saavedra y otros de CONASIDA ni siquiera son investigadores en ciencia básica (llámese virología, bioquímica, genética, biología, etc....) sino en Salud pública..... Además... seamos sinceros, toda transnacional lo único que busca es lucrar.....

Luis Alberto Luévano Martínez dijo...

Además.... el SIDA no se contagia (es un síndrome) acaso..... se contagiaría el VIH (como un "divulgador" de la ciencia no sabe eso)