miércoles, 13 de enero de 2010

Libertad y límites

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en
Milenio Diario, 13 de enero de 2010

A lo mejor los matrimonios gays son, como dijo ese árbitro de la moral, Onésimo Cepeda, “una estupidez” (Milenio Diario, 23 de diciembre). Pero si lo es, es una estupidez que los homosexuales, como cualquier otro ciudadano, tienen derecho a cometer.

Y quizá, como dice Carlos Marín (Milenio Diario, 8 de enero), el tal Esteban Arce “tiene derecho a expresar su homofobia”… pero hacerlo en público, como conductor de un programa de televisión y “líder de opinión” (así de triste es el nivel cultural del televidente mexicano promedio) es incorrecto, pues vulnera los derechos de otros.

Sí, la libertad de expresión (de la que deriva la libertad de prensa) es vital en toda democracia verdadera. Pero no es más importante que otros derechos. Necesariamente tiene límites: no se vale enseñar a suicidarse o a hacer bombas molotov, ni instigar al uso de drogas, a la violencia, a matar negros… ni a discriminar. Si un conductor opinara que los negros o los indios son inferiores incurriría en el mismo error y merecería ser criticado. Primero, porque es falso, pero también porque es discriminatorio.

Esteban Arce desinforma: expresa como verdades opiniones contrarias al conocimiento científico actual, que muestra que el comportamiento homosexual es natural (lo deja clarísimo Luis González de Alba en su columna el pasado domingo; Milenio Diario, 10 de enero), y “normal”, en el sentido de que no es “enfermo”, y que los hijos criados por parejas del mismo sexo también lo son.

¿Por qué preferir los criterios basados en el conocimiento científico a los fundados en dogmas religiosos? Entre otras cosas, porque son comprobables y comprobados: funcionan. Además, son corregibles si tienen fallas, a diferencia de las “verdades” de la iglesia. Por algo nuestra Constitución (artículo tercero) hace obligatoria la educación basada “en los resultados del progreso científico”, y exige al mismo tiempo que la enseñanza se mantenga “por completo ajena a cualquier doctrina religiosa”.

No se busca “privilegiar” a ciertas minorías, sino garantizar que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos. Y con buenas razones. La iglesia podrá desgarrarse las vestiduras, pero también su libertad tiene límites (también por buenas razones, en este caso históricas): no puede interferir en política, pues la Constitución lo prohíbe (artículo 130). El gobierno está obligado a velar por los derechos de todos, y a mantener la necesaria separación entre iglesia y estado. Habrá que cuidar que así sea.

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

16 comentarios:

El Agus dijo...

Es increíble que a la televisión mexicana aun les espante transmitir un beso entre dos hombres que un asesinato. Andamos errados en los medios de comunicación.

Saludos Martin.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Tocayo, es muy cierto, la Libertad DEBE TENER LIMITES, y enre ellas la libertad de expresion.

De hecho, ese ha sido el pleito que he tenido no solo aqui sino en otros foros, pues aludiendo a la libertad de expresion (que ellos entienden como decir cualquier cosa) se vulneran derechos de otros; estoy convencido que en esto del decir, debe uno de llegar hasta donde llegan los derechos ajenos... y eso incluye cuando uno habl a la ligera, desinforma, malinforma o de plano calumnia.

Eso ocurre muy frecuentemente. Pero es mas "culposo" cuando lo hacen queines deberian hacerlo con mas cuidado. Como lo que tu narras, cuando un conductor de television "habla como un experto" cuando no lo es, y tambien cuando un experto en algo (digamos zoologia) habla de un tema en lo que no es experto, como si lo fuera (digamos politicas publicas).

Mi opinion, mi postura, es que USTEDES LOS QUE TIENEN FOROS PUBLICOS DE OPINION, y que impactan grandemente en quienes los leemos, oimos, vemos, REALMENTE TIENEN UNA OBLIGACION ENORME de sujetar sus comentarios a la necesaria objetividad (no se si aqui o en otro lado se dijo que la objetividad practicamente no existe), al respeto de las otras posturas, aunque no se compartan.

Y sin embargo, aun a pesar con lo NOCIVO que es el abuso de la libertad de expresion, ES PEOR el escenario en que, para que no haya tales excesos EXISTA UN GRAN REGULADOR... alguien, algo, que diga lo que si se puede decir y lo que no. ¿quien o que es tan imparcial para ser ese gran censor? ni siquiera la secretaria de gobernacion, ni siquiera la constitucion.

¿se puede ser mas severo con unos que con otros? PORQUE YO OI A UN TABASQUEÑO, AZUZAR A UNA MULTITUD CONSIDERABLE DICIENDO AL DIABLO LAS INSTITUCIONES (los tribunales, el ife, la constitucion, agarró parejo) Y HASTA DONDE YO SE ESO ESTA TIPIFICADO COM SEDICION.

En resumen, o todos coludos o todos rabones, o censuramos a unos y otros, o dejamos hablar a todos, sin la guillotina de la constitucion a cada paso. Total, como dice El Libro: por sus frutos los conoceran. El que diga mas pentontadas, sea quien sea, se caera por su propio peso.

Si por mi fuera, ME LA JUEGO con la libertad de expresion, aunque termine en excesos. Ya nos toca a los oyentes (como siempre) decidir que queremos escuchar y que no.

meme dijo...

Se la baño ese cuate con lo de "Demencia animal comprobada científicamente" XD

Unicornio dijo...

Estimado Martín:

Estoy en gran parte de acuerdo con lo que anotas en el post, con alguna excepción.

Este artículo lo discutimos algunos estudiantes y un servidor (no es galantería: yo era el que servía los "chescos", caray!) y (si no es algún acto delictuoso o en contra de los árbitros de la moral) desearía reproducir el vínculo para los alumnos que no lo tenían a la mano (o reproducirlo en parte, con los debidos créditos al autor y su procedencia, por supuesto!).

Creo sinceramente que el gran problema entre nuestra gente es que no se tiene más que la cultura del "chisme" ("es que me dijeron que estaba escrito que...", "dicen que dijeron -o "dijieron", según la inefable TV de Azcárraga- que habían dicho"). Y la falta de coraje para emprender el viaje para hallar el conocimiento, porque encontrarlo no garantiza que vaya a favor de nuestras ideas preconcebidas y prejuicios.

Es una labor homérica. Pero si le llegó a pasar a Planck o a Einstein mismo, creo que podríamos intentarlo, sin sentirnos mal por empezar aunque sea tímidamente... y atraer a otros a esa Aventura.

Muchas gracias por us escritos. Y por la atención. En fin.

Que tengas un buen día, de parte del

el reproductor (pero sólo porque vale la pena) Unicornio...

pabgus dijo...

el tema de las pifias del señor arce en su espacio televisivo ha levantado pasiones en los últimos días, y tal vez no sea para menos. de cualquier manera creo que ha sido muy interesante por varios aspectos, que resultan paradójicos.

en lo personal creo, como algunos otros, que el personaje en cuestión tiene todo el derecho a expresar sus opiniones -independientemente de su “valor de verdad” y la virtud política que tengan- en el momento que así le parezca oportuno. creo también que tiene el derecho a estar completamente equivocado en cualquier tópico y en el que abordó -y por el que ha sido también sujeto de linchamiento- y creo también que tiene todo el derecho de empecinarse en cambiar su postura al respecto.

tengo que admitir que en muchas ocasiones asumo que las personas con la oportunidad de comunicarse y expresarse en foros de difusión masiva deberían tener una responsabilidad mayúscula y por tanto estar obligados a seguir ciertas normas de comportamiento, limitar su libertad para no invadir la de otros. pero esto también me parece un asunto difuso. esteban arce, al final, usa un foro como una especie “función social” para mucha gente que igual que él tiene la misma creencia -están equivocadas, pensamos muchos y considero que estamos en lo correcto- pero no deja de ser su derecho pensar eso. y tienen esas mismas convicciones en gran medida como dogmas de fe, son creencias arraigadas más en lo emocional que en lo racional, en una suerte de inercia socio cultural. el asunto, creo yo, de prohibir en algún momento la difusión masiva de las ideas “incorrectas” y sólo difundir las correctas tendría un efecto similar, es decir se convertirían también en doctrina de fe, no de razón. me parece que eso es también muy peligroso, pues aún “popularizando la verdad”, si no se da en el plano emocional y racional al mismo tiempo y hay una reflexión constante de ella corremos el riesgo de atrofia de la misma.

hoy está de moda la palabra tolerancia, y es un término que igual se ha insertado en la inercia cultural, que se ha vuelto equivalente de virtud, de lo políticamente correcto. es un vocablo que abandera el heroísmo y la justicia social. y por lo mismo también cabría preguntarse cuantos de los “tolerantes” tienen un profundo arraigo emocional y racional en la acción que les denominaría como tales. por desgracia no creo que todos. tiendo a creer que muchos se han subido a ese tren por que es una vía fácil de reconocimiento y me da la impresión que hoy bastante gente se dedica a cualquier tópico que tenga la etiqueta “discriminación” como único fin de ganarse la vida -no sólo económicamente hablando- sin realmente creer y mucho menos comprender lo que claman. y es que la comprensión, el entendimiento, es la base de cualquier conocimiento y de aquello que por evidencias iterativas indicamos como “verdad”. la moda de “la tolerancia” clama por el amor y paz universales, excepto y paradojicamente para los negacionistas de la misma, parece ser. disparatadamente, los que niegan la tolerancia universal son linchados por sus paladines.

pabgus dijo...

denise maerker en su columna del miércoles : http://www.eluniversal.com.mx/columnas/81806.html expresaba de forma tácita también el asunto de los límites a cierto tipo de expresiones, de formas de plantear las ideas, y yo planteaba lo siguiente:

“sería como esconder el polvo debajo del tapete. por desgracia una de las desventajas de la perplejidad de muchas personas para establecer ideas claras y prolijas, es que resultan en actitudes agresivas. y, mientras no pase de una ofensa verbal, no son contusionantes. las malas ideas, de inicio, no hieren, es una ventaja de ellas y también que agotan rápidamente la capacidad de respuesta de sus emisores. por otro lado resulta necesario “tolerar” ese tipo de actitudes, pues, al fin, dan cuenta del tipo de sociedad que todavía somos. no podemos negar a los porfiados, no nos queda más que sentarnos una y otra vez y explicar nuestras ideas, hasta que la evidencia mostrada por las mismas y los hechos objetivos cimbren el alma -como quiera que entendamos ésta- del ensimismado ideológico para lograr paulatinamente cambios”

en fin, no creo que las ideas que no son científicas -o que en su tiempo concurrente no se consideren verdaderas- se deban desterrar como parte del conocimiento, sino que se les debe dar un lugar junto a otra clase de cosas, como los mitos antiguos que hoy seguimos revisando, para también aprender de ellas, aprenderlas como los yerros del pasado.

el “arcegate” se antoja como una buena oportunidad de revisión de varios temas que confluyen y se entrelazan. pero más que pretender normatizar, legislar o hacer cualquier cosa que acabe montones de papel o reglas numeradas con ese respecto pienso que habría de buscar como escribir en el espíritu, en la conciencia colectiva de nuestra sociedad para que las ideas de cambio se vuelvan tan naturales como lo que se quiere contrarrestar.

un saludo.

Anónimo dijo...

Que tal Martín, sigo tu blog con frecuencia, déjame decirte que me encanta. Estoy totalmente de acuerdo en que el señor Arce está abusando de su libertad de expresión sobre todo con su palabrería basada en lo que el cree que es natural. Sin embargo, sólo me saltó un poco lo de la superioridad (al menos eso me diste a entender)de la visión científica del mundo y sus métodos sobre otras. Me parece que la invarianza de términos y visiones de la "realidad" (tan inasible) sólo termina por empobrecer el debate ¿Por qué debe tener un estatus privilegiado la visión científica del mundo sobre otras? Al hacerlo se parece bastante a la visión religiosa centrista de la tradición judeo-cristiana-musulmana. A mi me encanta la ciencia, es divertidísima y agradable pero no quiero verla convertida en el paradigma central del hombre, por cierto eso de que funciona y funciona muy bien me parece bastante arriesgado. He terminado de repasar a mi filósofo de la ciencia favorito: L'enfant terrible del racionalismo científico, Paul Feyerabend y, si bien es cierto que es muy discutible su propuesta epistemológica, no deja de tener razón al advertir que cualquier ideología (la ciencia también lo es)cuando es tomada como el único camino de realización posible para el hombre termina por anular la riqueza del Ser. De él me gusta mucho un ensayo (que ciertos cientificistas como Dawkins preferirían obviar)que se titula "Como defender a la sociedad de la Ciencia". Por último, yo no quiero un mundo donde las visiones espirituales estén en contra de las científicas y viceversa, eso sería terrible. Sigamos luchando por un mundo más igualitario, donde todas las posiciones sean respetadas por lo que pueden dar y no por lo que son.
Gracias y te deseo un 2010 de mucho éxito.

Martín Bonfil Olivera dijo...

Agus: De acuerdo.

Luis Tocayo: Pues ora sí que no tengo mucho que agregar... Por supuesto que no debe existir "un gran regulador", un censor, pero sí tiene que haber control (como lo hay, a través de la Secretaría de Gobernación". Y sí, todo mundo -sobre todo los comunicadores- tenemos que ser responsables. Las filias y fobias políticas, dejémoslas de lado por el momento, ¿no?

Unicornio/Servidor/Reproductor: Reproduce el link o el texto completo como y cuando quieras, tengo pendiente cambiar ese "copyright" que puse por ahí por un "Creative Commons"; pero para ESO subo la columna a blog, para que se lea. Si te sirve, úsala. Nomás hay que conservar el crédito de autor y fuente. Saludos!

Pagbus: EN PRINCIPIO, concuerdo en que todas las expresiones tienen el mismo derecho, independientemente de su valor de verdad. Pero hay casos límite: no puedes desinformar diciendo que la solución a la influenza es inyectarte el virus, o que el sida no es causado por un virus y por ello el condón no protege. Ahí sí, el valor de verdad implica que NO se permita la difusión de ciertas mentiras que dañan la salud pública. Lo mismo ocurre con información o puntos de vsita que dañen los derechos de otros, como es el caso. No se prohíbe a Arce decir estupideces, pero sí se le contradice con fuerza (y, como comunicador repetidamente malintencionado y de mala calidad, se pide su salida del aire y una disculpa... por cierto, no creo que eso sea "linchamiento").

No entendí por qué el priviliegiar la difusión de idas correctas (comprobables, como en el caso del conocimiento científico, no nos metamos con ideologías o cuestiones éticas o políticas) las convertiría en "dogmas"... ¿entonces si digo que la tierra no es plana, sino redonda, y refuto a los que creen lo contrario, estoy difundiendo un dogma? No: un dogma es algo que crees sin necesidad de pruebas. En el conocimiento científico confiamos porque lo hemos comprobado a un nivel satisfactorio, pero podemos cambiarlo o mejorarlo o ajustarlo según vayamos entendiendo mejor la naturaleza.

No abogo por un totalitarismo de las ideas científicas por encima de cualquier otra... pero cuando se trata de entender la naturaleza, entonces sí, no hay ninguna otra forma de adquirir conocimiento sobre ella que pueda competir con ella.

Anónimo: (qué lástima que seas anónimo) Yo también soy fan del gran provocador Feyerabend, pero vamos, era un extremista y al final de su vida moderó bastante sus comentarios. Digo, suena bien bonito eso de la "realidad inasible", pero contruye un avión que vuele o una vacuna que funcione o una computadora que genere imágenes y sonidos, utilizando NO el conocimiento científico, sino "otras formas de conocer"... Estoy seguro que hasta Feyeraben, si le daba una infección, iba con el médico científico y no con el médico brujo. La realidad se nos impone, en la vida diaria y práctica, más allá de los bonitos recovecos de la filosofía (de la que soy un enamorado, por otra parte!).

Saludos,
Martín

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Tocayo, de acuerdo, dejo por mi lado y por lo pronto mi fobia politica personal... solo lo di de ejemplo de como en Meico SI QUE HAY LIBERTAD de decir las cosas mas radicales...

... o estupidas, como apostrofaste de lo dicho por Esteban Arce; si me permites, tomando de tu respuesta a pabgus, creo que ese es el camino: que el ejerza su libertad de decir tonterias y tu ejerces la tuya de decir que lo dicho por el señor son estupideces. Y nosotros, consumidores finales de la informacion, evaluaremos cada postura. ASI FUNCIONA UNA LIBERTAD DE EXPRESION. Incluso, lo mejor seria que los comunicadores en general, SE AUTOOBLIGARAN al derecho de replica; asi, quien tuviera argumentos contra lo dicho por alguien, se escucharia/veeria/leeria en el mismo medio, a la misma hora. En las mismas condiciones.

En fin, la libertad de decir claro que es mas complicada, pero es preferible a una censura, aun por las mejores razones y con los mejores resultados... digo, aqui yo doy fe que nunca me han censurado, si bien con frecuencia estoy en desacuerdo con lo dicho. Y ESA LIBERTAD TIENE UN VALOR. saludos.

Anónimo dijo...

¿qué dice la ciencia acerca de la educación de un niño por parte de dos homosexuales? ¿qué resultados comprobables nos ofrece para vendernos la idea de que los homosexuales están en grado de educar una persona desde la tierna edad? ¿se vale privar a una persona de la imagen de una madre y de un padre? Esto no es cincia ni nada por el estilo solo son estadísticas...pero ¿sabes que los asesinatos mas crueles son de parejas homosexuales?

pabgus dijo...

creo que justamente el ejemplo de la tierra redonda sirve para explicar mejor lo que me preocupa de la ciencia como “dogmas de fe”. podríamos hacer algunas pruebas y preguntarle a algunas personas si la tierra es plana o redonda. seguro nos van a contestar con la respuesta más “correcta” de las dos. ahora bien, si seguimos indagando un poco y preguntamos en seguida: ¿cómo sabemos que la tierra es “redonda”? las respuestas serán muy variadas y creo que muy pocas cercanas a las “formas probatorias de la redondez de la tierra”. ¿que nos contestaría mucha gente, tal vez la mayoría? seguro algo como lo siguiente: “sabemos que es redonda por que colón lo descubrió con sus carabelas”, o por las fotos que le hemos tomado desde los viajes orbitales a su alrededor. ninguna de esas dos posibles respuestas es muy acogedora, creo yo. ¿cuántos tendrán siquiera en mente que muchos siglos antes de colón aristóteles ya había deducido que la tierra no era plana en base a observar las estrellas o que erastótenes ya había calculado dos siglos antes de cristo -con bastante cercanía a lo aceptado actualmente- la circunferencia de la tierra. el punto al que quiero llegar es que al día de hoy, al menos en una sociedad como la nuestra, la gente “sabe” que la tierra es esférica, una idea mucho más correcta que la de la tierra plana. el problema es que simplemente lo saben, de la misma forma en que tal vez saben que dios existe y hace “milagros”, que la forma en que tal vez esteban arce y correligionarios saben que la homosexualidad es antinatural, etc, etc. es decir se sabe sólo como dogma de fe, en vez de también comprender como es que lo sabemos. si seguimos preguntando al sapiente de la tierra redonda: ¿cómo lo sabe? lo más seguro es que simplemente nos respondan: por que así me lo enseñaron, por que simplemente así es. lo mismo que contestaría el dogmático religioso.

algo que hace maravillosa a la ciencia es que, a diferencia de otras clases de conocimiento, entendemos como funciona lo que de ella sabemos. también que el conocimiento que de ella obtenemos es un tejido grande, con interconexiones complejas, no acabado y en constante expansión. la tierra no es “simplemente redonda”.

también creo que se lincha al señor arce por que no es el primero, no es el peor, ni el único locutor de medios masivos de comunicación -y particularmente la televisión- que fomenta la estulticia y la información con tendencias ideológicas. desde los dueños, pasando por otros locutores y programas -ricardo salinas, paty chapoy, las telenovelas, el caso sammy, etc etc- hace mucho que debimos protestar tan airadamente para orillar a un cambio de esos medios de comunicación. y no sólo ahora con un tipo que es el menor de los males y por un evento que ocurrió hace semanas a parte de todo. como expusé, creo que debería ser el inicio de la reflexión muy grande y abierta sobre lo que son nuestros medios de comunicación, pero por desgracia parece ser que ya demandaron y en el facebook y twitter ya no hacen tanto ruido.

un abrazo.

por cierto, espero que no hayas pensado que te consideraba de los linchadores. eres de mis lecturas favoritas y obligadas por su ecuanimidad y precisión desde hace mucho en ¿como ves? y el muégano divulgador y desde hace unos mese en milenio y tu blog.

Martín Bonfil Olivera dijo...

Pagbus: ¡Haberlo dicho! Yo creí que estaba en las filas de los (presuntos) linchadores... Me tranquilizas. Gracias.

Anónimo: (lástima, nuevamente, ni siquiera sé si eres el mismo anónimo) La ciencia sí dice acerca de los hijos de parejas homosexuales. Es un tipo de estudios más complejo, como todos los que tienen que ver con comportamiento humano, pero sí, existen suficientes estudios como para asegurar que los hijos de parejas homosexuales no sufren mayor afectación que los hijos de cualquier otra pareja, del tipo que sea.

Pero tomemos en cuenta que aquí no podemos esperar respuestas tajantes de la ciencia; son asuntos humanos, sociales, éticos. ¿Te parece que los hijos de una pareja interracial no sufrirá -o sufría, al principio, cuando se permitieron esos matrimonios- más estrés que los de parejas monorraciales? ¿No crees que los hijos de una pareja divorciada, o pobre, o con un padre enfermo, sufre más estres y "alteraciones" que los de una pareja guapa, sana y rica?.

Pero nada de eso es argumento para prohibir que las parejas mixtas, o pobres, o enfermas, o divorciadas, puedan adoptar. ¿No?

(Lo dice bien el lúcido González de Alba hoy , "la pregunta no es qué resulta mejor para un niño, lo sabemos bien: padre y madre cariñosos, ricos y guapos; sino que es peor: un hospicio donde no lo desean o un hogar donde lo desean, aunque ese hogar lo constituyan dos personas del mismo sexo".)

¿Entonces? ¿Cuál es la VERDADERA razón para privar de este derecho (sí: derecho!) a los homosexuales? Respuesta: un rechazo irracional a los homosexuales, la homofobia, que causa discriminación.

Susanita dijo...

De acuerdo con el Agus, ver un beso, una manifestación de amor, afecto, o de pura cachonderia,entre dos seres humanos, es mejor que ver la nota roja.
Ahora, respecto al sr Arce, si es bien sabido que es un payasito que gusta de decir tonteria y 1/2 hay que tomar las cosas de quien vienen.
Malo fuera que lo dijera Felipe Calderon en la cámara de diputados pleno informe de gobierno.

Anónimo dijo...

ay! oye.. y aceptas amigos en el facebook?? XD Veo que tienes cuenta, la verdad me caes muy bien.

Martín Bonfil Olivera dijo...

Por supuesto que acepto amigos (de hecho, acepto a TODOS). Si no, ¿para qué la tendría?

Antonio dijo...

Estoy de acuerdo en que una figura pública como Arce tiene que ser más cuidadoso, y en que los Televisa debería cuidar más sus contenidos. Sin embargo, creo que la libertad de expresión es más importante y, de la misma manera que Arce dice estupideces, los demás debemos tener el mismo derecho para llamarlo estúpido.

Lo ideal sería que existiera un derecho de réplica obligatorio por medio del cual, cualquiera que sienta que se expresan ideas contrarias a su persona o grupo en un medio, pudiera pedir un espacio en el mismo medio, y en el mismo tiempo y horario para expresarse y debatir (con cargo al que expresó la idea original). De esa manera, Arce se cuidaría de no afectar los intereses de sus patrones al decor algo que lo obligara a regalar tiempo aire.

Por otro lado, hay que comentar que el mismo Arce no reconoce el derecho de expresión de todos cuando se enojó por lo de la campaña del autobús ateo de Dawkins (por ahí envió un correo Adrián con una liga al video), en donde decía que eso no era libertad de expresión sino falta de respeto y que Dawkins es un tipejo.

Creo que en lo que coincidimos es en que Arce dice estupideces. Por ahí recuerdo a Forrest Gump explicando como llamar a los que dicen estupideces.

Un Abrazo.