miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Otra vez vida extraterrestre?

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en 
Milenio Diario, 9 de marzo de 2011

Si usted se emocionó al ver titulares como “Científico de la NASA halla vida extraterrestre” (Milenio Diario, 6 de marzo), lamento desilusionarlo. No es cierto.

La noticia fue difundida primeramente por Fox News el sábado 5 de marzo, se esparció rápidamente en internet y luego en los medios masivos. Fue notorio el tono temerario de la mayoría de los titulares, que en general no dudaban ni tantito de que la nota fuera real.

Y a primera vista, parecían tener razón: el descubridor era un científico de la NASA, el doctor Richard B. Hoover, astrobiólogo del Centro Marshall de Vuelo Espacial. Y su investigación fue publicada en una revista científica especializada y arbitrada.

Hoover analizó muestras de tres meteoritos, de la clase de las condritas carbonáceas, conocidos como Alais, Orgueil, e Ivuna (por los sitios donde fueron hallados, los primeros dos en Francia, y el tercero en Tanzania).

Encontró, usando diversas técnicas microscópicas y de análisis químicos, estructuras en forma de filamentos muy similares a ciertas clases de bacterias terrestres. Luego de una serie de análisis, concluye que “estas bacterias fosilizadas no son contaminantes terrestres, sino los restos fosilizados de organismos vivos que vivieron en los cuerpos celestes de donde provienen estos meteoros”. Y añade que “esto implica que la vida se encuentra en todos lados, y que la vida en la Tierra puede haber provenido de otros planetas”. Bastante audaz; si fuera cierto, estaríamos ante la noticia del siglo, y el sueño de tantos científicos –entre ellos Carl Sagan– se habría cumplido: ¡no estamos solos en el cosmos!

Los "microfósiles" del meteorito ALH84001
Pero si recordamos que ya en agosto de 1996 habíamos oído la misma historia, quizá queramos ser un poco más cautos. En ese entonces, otro grupo de científicos de la NASA, liderados por David McKay, afirmó en la prestigiada revista Science haber descubierto evidencia de bacterias fósiles en el meteorito ALH84001, proveniente de Marte y hallado en 1984 en la Antártida, afirmación que resultó no tener mayor fundamento (se trataba de formaciones microscópicas con forma de bacterias, pero 100 veces más pequeñas que las bacterias terrestres, pero que mucho más probablemente eran sólo formaciones minerales).

(Por cierto, si usted se pregunta cómo un meteorito puede provenir de Marte, y cómo se sabe tal cosa, la respuesta es que probablemente salió despedido de la superficie de este planeta cuando otro meteorito cayó ahí; lo sabemos por su composición química, idéntica a la de las rocas marcianas –distinta de las terrestres y de otros tipos de meteoritos–, porque muestran evidencia de haber sido sometidos a altas temperaturas como las que se generarían en el choque que las arrojó al espacio, y  porque en algunas burbujas de su interior se halló una composición de gases idéntica a la que las naves Viking encontraron en la tenue atmósfera marciana.)

La cautela se va transformando en desconfianza cuando se conocen las opiniones de diversos expertos, que han cuestionado el poco rigor de la investigación, su formato confuso y lleno de paja, sus afirmaciones injustificadas (Hoover da por hecho desde un inicio que se trata de células de bacterias; el análisis químico no corresponde con lo que se esperaría de materia orgánica, etc.) y otras señales de peligro. Finalmente, todo se reduce, nuevamente, a la forma de las estructuras observadas, que parecen bacterias, pero nada más. Como afirma el famoso biólogo bloguero PZ Myers, “esto no es ciencia, es pareidolia” (ver formas en patrones al azar).

Para acabarla de amolar, el artículo no fue publicado en una revista de prestigio internacional, como Nature o la propia Science, sino en el Journal of Cosmology, una oscura publicación en internet, de dudosa reputación, y manejada por científicos de opiniones muy polémicas como Chandra Wickramasinghe (famoso por afirmar que el virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo –SARS– provenía del espacio).

El sistema de arbitraje que se usó para el artículo también llama la atención: “hemos invitado a 100 expertos a evaluar el texto, y hemos abierto una invitación general a más de 5 mil científicos para que ofrezcan su análisis crítico. Ningún artículo científico en la historia de la ciencia ha recibido un análisis tan concienzudo, y ninguna otra revista científica en la historia de la ciencia ha puesto un artículo tan profundamente importante a disposición de la comunidad científica para ser comentado antes de publicarlo”. Puede sonar impresionante –sobre todo por usar frases tan pomposas–, pero a un científico formal le suena poco serio.

El caso, además de mostrar el poco rigor del periodismo científico actual, que publica sin verificar mínimamente la información, y lo fácil que es lograr la fama con ciencia mal hecha, pero escandalosa, ejemplifica un aspecto importante del método científico: no basta con usar aparatos complicados, hablar como científico y publicar en revistas arbitradas: lo que se afirma tiene que ser discutido a fondo por una comunidad de verdaderos expertos, cosa que no ocurrió en este caso.

A diferencia de la jueza que, antes de tener pruebas suficientes, se apresuró a prohibir la exhibición de la película Presunto culpable, los científicos, de afirmaciones polémicas, exigen evidencia muy sólida antes de tomar decisiones.

Posdata: como colofón a esta comedia, el Journal of Cosmology ha anunciado, en un boletín, que debido al parecer a agresiones por parte de la NASA, dejará de publicarse, y presentará su última edición en mayo de 2011, donde presentará evidencia “que demuestra que la vida en la Tierra tiene un pedigrí genético que se extiende tiempo atrás unos 10 mil millones de años (miles de millones de años antes de que se formara la Tierra)”. Mientras tanto, la NASA publicó un boletín deslindándose de las opiniones de Hoover –quien ya había hecho afirmaciones similares en 1997 y 2007–, y aclarando que su artículo había sido anteriormente rechazado por el International Journal of Astrobiology, ese sí una revista seria. Sobran los comentarios.

¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:
Para recibir La ciencia por gusto cada semana

por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

26 comentarios:

Matalote dijo...

Hola Martín:
A mí me parece todo esto como un Dèjá vu. Qué pasa con la NASA?
Si mal no recuerdo, hace apenas unos meses también habían anunciado con bombos y platillos (conferencia de prensa antes de la publicación), el hallazgo de nuevas formas de vida en un lago de USA. Y ahora cyanobacterias en meteoritos. Será que no se han hecho nuevas películas de ciencia ficción en Hollywood?

Saludos
M.

Ribozyme dijo...

Esta vez podemos decir que no es culpa de la NASA, ya que ésta se apresuró a hacer control de daños. Más bien se podría decir que se hizo un uso indebido de su nombre en un caso peculiar de falacia de autoridad.

Por desgracia, a la gente le encantan las noticias sensacionales, como atestigua la proliferación de cadenas "terroríficas" de e-mail y de publicacions de nota roja. Por ende, este tipo de noticias encantan a muchos periodistas y a las empresas que los publican. Esto se ve incluso en publicaciones que se las dan de científicas, como "Muy Interesante", "Conozca Más", etc, y canales de TV como el Discovery o History.. Ejercer el pensamiento crítico para muchos de ellos es una mala estrategia de negocios.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Tocayo, al final de tu diseccion, concluyes: "Finalmente, todo se reduce, nuevamente, a la forma de las estructuras observadas, que parecen bacterias, pero nada más..."
Y aqui es importante EL DETALLE FINO de como lo calificas al principio: ""Científico de la NASA halla vida extraterrestre” (Milenio Diario, 6 de marzo), lamento desilusionarlo. No es cierto.""... la frase es NO ES CIERTO, que es diferente a ES FALSO. Pareciera que ambas son lso mismo, pero en el detalle fino, no lo son.
NO ES CIERTO, porque no ha probado Hoover que sea cierto, y hasta que no lo prube, esa afirmacion NO ES CIERTA. Pero no hay por otro lado la prueba que con contundencia la ubique como falsa. Parecen bacterias, parecen, pero no se puede por otros medios confirmarlo o negarlo, solo parecen. No es cierto, si bien tampoco se puede concluir que sea falso.

Queda como asignatura pendiente de nuevos ciientificos. Y si en esto cabe expresar un deseo, ojala que Hoover tenga razon y el o alguien lo pueda probar. Ojala.

Enrique Espinosa Arciniega dijo...

El artículo sugiere quiénes deberían salir despedidos de ESTE planeta. (Los que publican en el Journal of Cosmology).

Ribozyme dijo...

Luis Martín: debo recordarte que quien hace la afirmación es quien debe aportar evidencias. Imagínate que a mí, por maldad, por poblemas siquiátricos o por simple credulidad (¿hay diferencia entre estas dos últimas?) me pongo a afirmar que existen los unicornios rosas, los duendes verdes y los trolls negros. ¿Te parece sensato decir que es labor de los científicos demostrar que mis afirmaciones no son verdaderas? ¿No te parece más sensato pedir que si yo hago una afirmación, aporte evidencias al respecto? La cantidad de cosas verdaderas en un espacio limitado como, digamos, la superficie de nuestro planeta, es un número grande pero finito; la cantidad de cosas falsas que se pueden inventar, por otra parte, es infinita. ¿A qué crees tú que se deben abocar los esfuerzos de los científicos?

Antígona dijo...

Y como cereza en este pastel de locura, no se pierdan el comunicado del Journal of Cosmology titulado: Have the Terrorists Won? (¿Han ganado los terroristas?).
he aqui un extarcto del comunicado nomás para que vean de qué nivel de discusión estamos hablando: "Few legitimate scientists have come forward to contest Hoover's findings. Why is that? Because the evidence is solid.
But why have so few scientists come forward to attest to the validity? The answer is: They are afraid. They are terrified. And for good reason.
The status quo and their "hand puppets" will stop at nothing to crush debate about important scientific issues, and this includes slander, defamation, trade libel... they will ruin you. Three hundred years ago, they would burn you for questioning orthodoxy. Has anything changed?"

Voy enterándome que no opine por miedo, vaya, vaya, yo que creía que nada más estaba ahorrándome tiempo para invertirlo en cosas importantes.

Antonio dijo...

“NO ES CIERTO, porque no ha probado Hoover que sea cierto, y hasta que no lo prube, esa afirmacion NO ES CIERTA. Pero no hay por otro lado la prueba que con contundencia la ubique como falsa. Parecen bacterias, parecen, pero no se puede por otros medios confirmarlo o negarlo, solo parecen. No es cierto, si bien tampoco se puede concluir que sea falso…”

Pongamos un ejemplo más extremo. Supongamos que alguien, llamémoslo Juan, dice que mi mamá es prostituta, y respalda su afirmación con argumentos como que le gusta usar minifalda y bailar salsa, sale de noche y escucha a Paquita la del Barrio, características todas que, según los criterios de Juan, comparten la mayoría de las prostitutas. Yo considero esa afirmación excesiva y le digo a Juan que está mintiendo ya que esas características no la definen como prostituta. Yo no he logrado demostrar que mi madre no sea prostituta ¿Tiene por eso Juan derecho a decir que no he demostrado que su afirmación sea falsa? Afirmaciones extraordinarias exigen evidencias extraordinarias o si no, se pueden tomar como falsas y tener consecuencias como el descrédito en que ha caido Hoover o un batazo en la cara de Juan.

Ribozyme dijo...

Antígona: en efecto, cuando se les atrapa con las manos en la masa y se les (y a los demás) hacen ver sus terribles fallas, el gritar "¡Compló... Compló...!" y aducir que es el interés de los poderosos del statu quo el evitar que la verdad triunfe, es la estrategia de personas de muy diversa índole que carecen de honestidad intelectual y que han vendido a muchos incautos (y muchas veces a ellos mismos) un "algo" muy valioso que los hace superiores a los demás, especialmente a sus detractores. Y me estoy con eso refiriendo a pseudocientíficos y creyentes de conspiraciones oscuras del poder como el 9-11. La semejanza con otros personajes es mera coincidencia ;-)

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

¿Que les digo a ambos? tienen razon. En Derecho se dice: el peso de la prueba recae en al parte acusadora. Igual aqui.
Ni modo, yo consideraba que al menos en la sentencia, en lugar de decir ES FALSO se podia dejar algo menos terminante como NO ES CIERTO. Y conste que yo no use el termino NO ES CIERTO, yo copié y pegue...
Me recuerda a una frase que creo que les gusta MUCHO a los cientificos: "HASTA DONDE SABEMOS, ESO NO ES CIERTO..." y me parece muy adecuada la frase, pues hasta donde sabemos es lo unico que podemos controlar, pues SIN DUDA en el futuro se sabra mas, pero eso, ahorita NO LO SABEMOS.

Pero en fin, Hoover tiene que dar el nivel para debatir con sus pares, y si ahorita ya dice "compló, compló" pues saco el cobre.
Por cierto, Ribozyme, DE ACUERDO contigo en lo del 9-11, ¡hay que ver lo que las terorias conspiratorias son capaces de inventar!
Por ultimo, yo creo que lo adecuado es el batazo en la maceta. Faltaba mas.

Antonio dijo...

"...Por ultimo, yo creo que lo adecuado es el batazo en la maceta. Faltaba mas."

¡Ay! Las cosas que hago por amor.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

¡Oh bueno, pues no le des el batazo! jejeje, si el personaje, el ejemplo y el bat son fruto de tu cerebro espacio, ¡pues tu sabras, amigo!
a menos que haya una CNDH de personajes imaginarios, tu suenate a juan, abrazalo o etc. etc. etc. ahi si, eres el rey.

Antonio dijo...

"...a menos que haya una CNDH de personajes imaginarios..."

No hace falta. Para eso están las iglesias.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Jajaja, ni hablar. ¡Ca'a quén!

Francisco dijo...

Oh, rats! Yo la verdad sí ya me había emocionado con la idea de una prueba contundente de vida extraterrestre!
Aunque ya me sospechaba algo así. Mi maestra de biología de la secundaria me dejó marcado de por vida con una imposibilidad entrañada de no creerle a los "expertos" o los que se dicen serlo, cuando nos explicó, en serio, que la razón por la que había muchas más mujeres que hombres en el mundo era porque los hombres tenían cromosomas XY y las mujeres XX: entonces es 3 vs 1!!!

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Bueno, solo como broma, porque no hay posibilidad de una combinacion YY (hasta donde sabemos) y es lo mismo decirle XY que YX... asi pues, aunque la sola combinacion de letras "en apariencia" posibilitaria que hubiera cuatro combinaciones (XX, XY, YX y YY) en LOS HECHOS solo son posibles dos combinaciones (hasta donde sabemos): XX y XY.
Asi pues, mitad y mitad, hombres y mujeres... ahora que si a sabiduria popular vamos, CLARO que hay mas mujeres que hombres. Solo con echar una mirada alrededor, diganme si no, hay mas mujeres.
¡y bien por eso!

Antonio dijo...

Luis Martín: no necesitas recurrir a la sabiduría popular ni echar una mirada alrededor. Basta ver los resultados del censo 2010 para México:

Población total hombres, 2010 54,855,231

Población total mujeres, 2010 57,481,307

http://www.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/default.aspx?src=462

Con esto puedes documentar tu optimismo y dar rienda suelta a tus deseos poligámicos.

Un abrazo.

Francisco dijo...

La política China de limitar el número de hijos por pareja a solamente uno ha tenido la consecuencia, no esperada tal vez, de que hay más muchachos chinos que muchachas. Así que las chinas en edad casadera están en demanda.
Una compañera de trabajo, china (yo vivo en Calgary, Canadá), me platicó esto y la razón, que es un poco escalofriante: como solamente pueden tener un hijo, las parejas prefieren que sea niño, y si se enteran que es niña, pues recurren al aborto.

Antonio, es interesante si miras la diferencia de números entre hombres y mujeres, te darás cuenta en que intervalos de edades ocurre. Hasta la adolescencia hay igual o incluso un poco más de niños. De allí en adelante comienza a haber más mujeres (yo creo que los hombres están más expuestos a muerte violenta o accidental, aunque no tengo datos). Para cuando llegas a 80 años, la proporción de mujeres es enorme.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Francisco: no solo es un poco escalofriante... ES POR COMPLETO UNA ABERRACION SOCIAL Y UN CRIMEN, que la decision de aborto de esa persona en gestacion, dependa si su genero le parece bien a la madre o no.
Es una decision criminal que ni siquiera tiene (y mira que ya es mucho decir con esto) el hipocrita pretexto que aqui en Mexico es que "es contrario al proyecto de vida de la mujer".
... ¿asi que si viene niña, merece el aborto? es asesinato, sin ninguna atenuante. Muestra palpable de desprecio por la vida humana.

Antonio dijo...

Francisco: Ya me asomé y es sorprendente. En los primeros años hay un poco más de varones y en los últimos hay más hembras. La explicación se me escapa por el momento aunque supongo que habrá algunas hipótesis además de la tuya.

Un abrazo.

Francisco dijo...

Luis Martin,
Estoy totalmente de acuerdo contigo. Estas cosas ocurrían (u ocurren?), con mayor frecuencia en el campo y entre las clases menos educadas. Mi compañera es de un pueblito en una de las zonas menos desarrolladas, en donde la proporción de niños era muy grande. Me platicaba, muy seriamente, que estaba muy agradecida con sus papás por haberla dejado vivir!

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Francisco, pues lo que dices de tu compañera, mueve pero mucho a la reflexion... una gran bendicion que ella este viva, sabiendo esto de los abortos por motivo de genero.
Me da gusto saludarte, hasta alla a Calgary (¿que tal de frios?, mientras aqui ya empezamos a sudar en la Guadalajara bella). Saludos.

Ribozyme dijo...

¡Oh, no, Luis Martín, no vas a convertir esto en un debate off-topic sobre el aborto! Después de todo, la idea de que los varones valen más que las hembras les viene a los chinos de tus amadísimas religión y tradición (cuando menos las amas si se habla de catolicismo o cristianismo; a mí me parecen todas lo mismo: mitos y supersticiones). La mayoría de las religiones, si no es que todas, son misóginas, como podemos verlo en la negativa de la Iglesia Católica a tener sacerdotisas, y las enseñanzas de "San" Pablo de que a la mujer no debe permitírsele enseñar, y que debe someterse al varón.

Y no, no hay "mucho más" mujeres que hombres. Échenle porcentajes y van a ver que la diferencia en México es relativamente pequeña, apenas arriba del 2% de la población total. Y más bien diría que la diferencia es ruido estadístico o parte de la variación normal, ya que las estimaciones de la ONU (ver aquí) para 2010 arrojan un porcentaje de mujeres de 49.6%, casi exactamente la mitad. La diferencia de población entre varones y mujeres no es sino otra leyenda urbana más (nada como los números duros para combatir mitos).

En edades posteriores a los 40 años, en efecto hay una predominancia de viudas sobre viudos (de donde surgió el comentario medio en broma de que el matrimonio es malo para el hombre y bueno para la mujer) y esto se debe a una cuestión hormonal: la testosterona de los varones hace que tengamos un metabolismo más propenso a problemas cardiacos, por la "grasa mala", mientras que a las mujeres les dan cierta protección los estrógenos. No es sino hasta un número de años después de la menopausia que la tasa de mortalidad de las mujeres se empareja con la de los varones de la misma edad.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Si no hay debate posible... Francisco refirio un caso, yo lo comenté y hasta ahí.
De todo lo demas, todas esas inferencias sobre inferencias sobre otras mas... ¿no deberias ser mas serio para razonar?

Francisco dijo...

La única que dijo que hay MUCHAS más mujeres que hombres fue mi despistada maestra de secundaria.

Ribozyme dijo...

Es, "MUCHO más", ya que el adverbio "mucho" ahí está modificando a "más"...

Francisco dijo...

Gracias por el apunte, así queda mucho más mejor...