miércoles, 11 de mayo de 2011

Milagros, ciencia y arte

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en 
Milenio Diario, 11 de mayo de 2011



El primero de mayo el mundo católico celebró la beatificación (en fast track) de Juan Pablo II. Más allá de los serios cuestionamientos sobre su calidad moral, se trata de un proceso religioso respetable. Pero es válido también señalar que se trata de un ritual con raíces en un pensamiento arcaico, basado en la creencia de que existen entidades y hechos sobrenaturales.

Para declarar a un beato, se requiere (excepto en el caso de los mártires) demostrar que ha ocurrido al menos un milagro por su intercesión (para declararlo santo, en el proceso de canonización, se requiere un segundo milagro, que haya ocurrido posteriormente a la beatificación). Lo curioso es que para demostrar un fenómeno sobrenatural (que sabemos imposible), se recurre a la investigación racional. “La mayoría de los milagros son de naturaleza médica”, explica la página Catholic.net, y aclara que hay milagros de otros tipos, (como la multiplicación de tres tazas de arroz en una boda en Badajoz, España, en 1949, que sirvieron para alimentar a “una gran multitud”) pero para ser válidos deben ser “milagros físicos”, pues “no basta un milagro moral” (como lograr que alguien malvado se vuelva bondadoso, supongo).

Específicamente, en los milagros médicos, “se debe descartar una curación por causas médicas que aún no se explican, pero quizá algún día se conocerán”. Con ese criterio, ningún milagro pasaría. Pero la beatificación de Juan Pablo se basa en la supuesta curación milagrosa de la monja francesa Marie Simon Pierre, que sanó del mal de Parkinson luego de rezarle al recién fallecido papa.

Quizá es mucho pedir coherencia racional ante un hecho sobrenatural. Finalmente, se trata de las muy respetables creencias religiosas de un grupo. Pero entristece que tampoco los artistas sepa distinguir creencias místicas de hechos.

Acaba de anunciarse el estreno nacional del documental El milagro del papa, del cineasta José Luis Valle, salvadoreño naturalizado mexicano y egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, que relata la historia de José Herón Bodillo, quien de niño supuestamente curó de leucemia, luego de estar desahuciado, cuando Juan Pablo II visitó Zacatecas. En el boletín oficial, distribuido por la UNAM, Valle afirma que “confrontó de manera equitativa las distintas posturas” y que su afán “no es comprobar o desmentir este hecho”, sino retratar la vida de este personaje singular. Aún así, llama la atención que en un documental se tomen en serio como “milagros” hechos médicos que pueden explicarse de forma natural (el niño recibió quimioterapia, y el propio Valle declara que los médicos están convencidos de que eso fue lo que lo curó… una explicación bastante más probable).

En su pasmoso ensayo “Trenzas” (que forma parte de su libro La ciencia como cultura, Paidós, 2005), el poeta, historiador y (cómo no) divulgador científico Carlos López Beltrán muestra que el arte puede ser mejor cuando concuerda con la ciencia. “El poeta que escribe -cita López Beltrán- que quiere escapar a un valle lejano ‘donde la luz endulza las naranjas’, ha dado con un verso seductor. Pero la calidad del hallazgo se potencia si sabemos […] que la lluvia de haces de luz sobre los campos de hecho activa un proceso metabólico sutil al interior de las hojas que se abren para recibirla; la fotosíntesis, que tiene como función la generación de azúcares[…] No habría sido tan eficaz […] escribir ‘donde la brisa endulza las naranjas’”.

No es que creer en milagros tenga nada de malo. Es sólo, opino yo, que la comprensión racional de la naturaleza ofrece muchas más oportunidades para maravillarse… con la ventaja de que son reales, no imaginarias.


¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:




Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

23 comentarios:

Hard Pop dijo...

Ijole señor Bonfil. Creo que confunde peras con manzanas. Respecto al documental, no creo que sea para demostrar la capacidad del papa para curar personas y hacer milagros. Yo no lo he visto, pero según la cítica de DiezMartinez >> http://cinevertigo.blogspot.com/2011/05/se-lo-que-viste-el-fin-de-semana.html << el dichoso documental intenta demostrar eso que usted critica, que el milagro no fue tal cual, sino que fue curado por razones más "mundanas". Creo que en el arte no tiene nada que ver el hecho que tenga estar basado con la ciencia para ser mejor. Sino mas bien, por cada obra artistica, conocer y segun el caso apreciar la vision del autor que tiene subre este mundo y su misma vida. Alli, de acuerdo a la reglas del arte en que se está rigiendo y nuestra propia percepción personas, podremos criticarlo o apreciarlo como bueno o malo, interesante o prepotente, magno o aburrido y asi. Mucho tiene que ver la verosimilitud, pero en esos casos, usted denostaria peliculas como 'El Mago de Oz', 'Aliens' o las del señor de los anillos, por basarse en mundos que no tienen nada que ver con el nuestro sino que crean sus propias reglas.

Yo insisto y aconsejo adentrarse y conocer mas del mundo artistico, en un caso mas especifico, el del cine, por ser el más global y mayor alcance a la gente. Nunca esta de mas.

¡Saludos!

Antonio dijo...

Muy buena entrada Martín. Hay que esperar la opinión de los habituales que se molestan porque en una columna de ciencia se hable de religión.

Pero es que en este caso es la religión la que se mete con la ciencia, al establecer un proceso en el que el criterio para determinar que ha ocurrido un milagro pretende eliminar causas naturales como posible explicación.

Por otro lado, es cierto que creer en milagros no tiene nada de malo pero hace falta demasiada racionalización para creer que un ente sobrenatural que tiene la capacidad de evitar el sufrimiento de las personas saltándose las reglas de la naturaleza sólo lo hace de vez en cuando y cuando se le suplica con suficiente fervor, y sin embargo se trata de un acto de bondad suprema.

Un abrazo.

Trino Fiesa dijo...

La ciencia no es arte, ni el arte es ciencia pero conviven en el sujeto. Decir que el arte es mejor con la ciencia es afirmar que el arte busca la verdad absoluta, cosa que no incumbe al arte sino a la ciencia.

Si seguimos el consejo de Carlos López Beltrán de utilizar el lenguaje científico, en su combinación con el lenguaje literario, para crear arte entonces el arte pierde toda su pontencialidad poética, y esto es por que el arte busca la belleza absoluta y no la verdad.

Con respecto a la religión (yo soy un católico anarquista como la mayoría de los católicos), ni busca la verad, ni busca la belleza simplemente, como lo diserta magistralmente Giordano Bruno en su libro "La cena de las cenizas", es una guía moral y no hay que pedirle cuentas sobre si sus principios son verdaderos o bellos, si no si sus principios son éticos con respecto a la moral que profesan.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

"...este es el motivo de condenacion del mundo: vino la Luz, pero los hombres prefirieron las tinieblas a la luz; porque sus obras eran malas..."
No tiene remedio. Los resabios, me convenzo, son marcas permenentes.
Es consigna
Es de diario
Es mentiroso, eso de "es muy respetable, pero..." ¿que parte entonces se respeta?
Es parcial ¿alguna vez leeremos una objecion tan seria y articulada de la Cabala judia, del caracter sobrenatural del Dalai Lama, en fin, de algo que no sea Catolico? porque yo invitaria a cualquiera que quisiera juzgar con animo imparcial, las entradas de esta columna, que analizara las proporciones en que se habla de religion y cuanto de eso es solo al cristianismo catolico... ¿imparcial, objetivo, no influido? ¿con esa notoria insitencia?

Y tu, oye, que mal que antes de leer un comentario, antes de ello (¡que cientifico!) ya decir que lo que venga, es resultado de una "molestia" y con toda puerilidad, sugerir que no habria razon para tal molestia... apariencias, trucos retoricos, trampa pues.

No hay sino una sola verdad. No hay la tuya, la mia, la que se le ocurra a quien sea, o la que digo porque aqui se habla asi o asa... Hay Una Verdad. Lo que aun no tenemos es ni la inteligencia para conocerla, ni el valor para aceptarla ni la sencillez para entender que algo nos rebase.

Esta de mas. Esta todo de mas ¿por que no simplemente, sencillamente, decir: no existe Dios, ergo no existen ni sus santos ni sus milagros? ¿por que detenerse en un Papa, si se puede ir directo contra el principio, a saber, que Dios no puede existir segun tu vision de ciencia? y nos ahorramos esto.

Yo no te compro que es en un genuino ni interes cientifico de conocer la verdad, ni que es imparcial. Yo no.

Anónimo dijo...

Pues en un estudio se decía que las personas que creen en un ente superior también son más felices que aquellos que no creen. A mí me parece que ustedes son una bola de amargados. El creer que existe algo así, o ser religiosos -a muchos- no nos hace odiar a los homosexuales, discriminar a las mujeres o detestar los aportes de la medicina y preferir la oración. Por ejemplo "muchos" acuden a la medicina cuando se encuentran enfermos y en la oración encuentran la fuerza que les dota de esperanza y tranquilidad o resignación que necesitan, más que un hecho de fanatismo es un momento de profunda reflexión. Muchos católicos renegamos de algunos principios religiosos y optamos por los que creemos verdaderamente éticos. Como saben, en la historia del cristianismo han existido muchos reformas, esperemos algún día se vaya por el camino correcto. Esto es claro un problema para algunos católicos. Quien no quiera o no necesite la religión esta en su derecho.

Enrique Espinosa Arciniega dijo...

Quien conozca la poesía, sabrá que podemos salvar la magia en este mundo que la hace casi imposible, sin recurrir a fenomenos sobrenaturales. Y verá que el jardín que nos fue dado, la naturaleza, no necesita que añadamos entelequias para que se dé el hallazgo. Esto lo verá mejor a la luz de la ciencia: el lugar de todas las apariciones.

Ribozyme dijo...

(Luis Martín): Y tu, oye, que mal que antes de leer un comentario, antes de ello (¡que cientifico!) ya decir que lo que venga, es resultado de una "molestia"

Primero que nada, un principio científico que se respete permite hacer predicciones en base a regularidades observadas previamente en los hechos. Segundo, no estás molesto ¿verdad? Es otra la razón por la cual olvidaste esa cortesía un tanto untuosa y excesivamente campechana, al estilo Flanders ( de "Los Simpson"), que normalmente te caracteriza, y te olvidaste hasta de dirigirte a las personas por su nombre... y, Tercero, ni el Dalai Lama, ni la Cábala judía, o, por dar otro ejemplo, la Orden de los Jedi (y sí, hay algunos alucinados que se creen que eso es real) tienen mucha influencia en nuestra vida cotidiana como mexicanos, que al final viene influyendo en cuestiones tan dispares como ciencia, política y arte y, hablando de política, no motivan que un Presidente de la República vaya a participar en carácter oficial en una ceremonia religiosa, cosa prohibida por la Ley de Agrupaciones Religiosas y Culto Público, escudándose en excusas patentemente falsas... ¿sí queda claro?

Tanto escozor ha causado esta crítica, que hasta han elevado sus voces para quejarse algunos comentaristas que no participan aquí de manera cotidiana (aunque seguramente sí son lectores cotidianos del blog), aunque esa elevación de voces no diga mucho con sentido...

Si acaso habría que agregar que hay arte que busca crear su propia realidad (por ejemplo, en literatura, el género conocido como "ficción"), y hay arte que busca reflejar realidades conocidas. Es a este último al que le ayuda sustentarse en las detalladas descripciones de la realidad que hace la ciencia. Si yo tratara de escribir una novela histórica sobre la Guerra Cristera, no sería una buena estrategia que yo afirmara en ella que San Miguel Arcángel bajó del Cielo para dirigir a las tropas cristeras. Bueno, si se tratara de una novela de fantasía, sí, pero entonces sería insensato de mi parte llamarla "reportaje" o "documental"...

Concepción Olivares dijo...

Martín: Coincido contigo cuando concluyes que “la comprensión racional de la naturaleza ofrece muchas más oportunidades para maravillarse”. Gracias por el link de Beltrán López, me encantó.

Antonio: La última parte de tu comentario me recordó a una misionera evangélica, quien explicaba en un reportaje de tv, que el hambre y la pobreza de los haitianos se debía a su apego a las creencias religiosas africanas y su alejamiento de la fe verdadera. Bajo esa lógica es entendible que allá no ocurran milagros.

Ribozyme: Tu novela “histórica” podría ser tomada como un “remake” de la historia de “Santiago Matamoros” quién según las crónicas medievales sí ayudó a los cristianos en la Batalla de Clavijo en 844 contra los musulmanes (Wikipedia). Y en 1531 el Apostol Santiago volvió a ayudar a los conquistadores, ésta vez, para sojuzgar a los bárbaros chichimecas de Querétaro. (De acuerdo a una leyenda publicada en el cuadernillo que acompaña al disco nr. 35 de la Fonoteca INAH “Los concheros al fin del milenio”, p. 14.)

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

¿Untuosa y campechana? o sea excesiva... bueno, es una cortesia hablarle a alguien por su nombre, la impersonalidad hoy se disfraza de "profesionalismo" pero no siempre lo es. Pero, remarco que hablar por nombre es una cortesia. Y la cortesia no es en automatico, se dispenda, si alguien cree que se amerita.
La molestia, como emocion humana, per se, no esta mal. De hecho sentirla y no procesarla es causa de neurosis.
Y aunque una cosa es sentirla y transmitirla "como va", es solo es desahogo y nada bueno aporta. Eso es vulgar. PERO, si uno siente molestia, la procesa y se da tiempo de decirle al otro las causas de ella, el analisis propio de por que uno siente que el otro debio hacer mejor las cosas, en fin, si uno lo manifiesta sensatamente ¿cual es el problema?
A mi me molesta una actitud parcial, que se presenta como un interes genuino y productivo, cuando lo que yo veo es una consigna, un resabio, que tiene mas de historia personal que de enfoque cientifico.
Eso me molesta y asi lo digo.
Me molestan las etiquetas, que aplicadas a una persona, la que sean, la ponen en desventaja pues pareceria que "la chamba" de esa persona es probar que la etiqueta es erronea, EN LUGAR DE LO CONTRARIO que como dice la ley se debe partir de la presuncion de inocencia.

Ribozyme, para no perder el tiempo y hablar claro: tu siempre has dicho que no existe Dios, que estas seguro de que no existe ( y no solo que no estas seguro que existe, sutil pero importante diferencia), y nunca has ocultado tu desprecio por quienes creemos, al juzgarnos credulos y manipulados. Correcto. Lo que yo digo y que no mencionaste en tu recomentario, es que ¿para que deterse este articulo en el Papa, para que en los milagros, para que en curaciones, para que pues dar rodeos si una declaracion de base dejaria las posiciones claras?
Si las cosas fueran mas honestas, las declaraciones serian mas concretas: no hay Dios, no existe, y todo lo relacionado con creer en el por esto es mentira.
Por eso, el tema aqui es recurrente, consigna, reciclado, reeditado; NO POR SU IMPORTANCIA SOCIAL, que si la tendria, sino por los motivos personales del autor. Asi de claro.

La mencion seria muy tangencial si se hiciera con honestidad: LA RELIGION PARTE DE LA FE, PERO LA CIENCIA NECESITA SOPORTARSE EN HECHOS EXPLICABLES, MEDIBLES Y REPRODUCIBLES. Y con eso, con esa declaracion de base, ya todo lo que viniera tendria uno muy claro la posicion del autor y con que criterio se consignan hechos, acontecimientos, reflexiones. Pero la reiteracion, para mi, es sintoma muy claro que apunta a un motivo personal. No interes publico, sino personal.

Y como la busqueda de la verdad, no es ni por votacion (no es democracia) ni por simpatia, no es relevante si aqui soy uno de los pocos, poquisimos o solo yo quien hace objeciones a estos ariculos basado en mi reclamo de PARCIALIDAD en el enfoque de analisis del autor.

Aunque asi fuera.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

SU AYUDA, POR FAVOR: El articulo de entrada, en mi particular punto de vista, es merecedor de criticas y asi lo hago. En respuesta, alguno o algunos de los otros opinadores participan tambien. En sintesis la misma mecanica de otras ocasiones, con debates mas o menos enconados, ni modo, pero en esta ocasion, hasta donde lo veo, sin exceder los limites de trato a personas...
Hasta ahi todo correcto
Estoy entrando en este momento y veo todo borrado, con los dos comentario exactamente de cuando puse mi primer comentario...
¿es algo achacable a la falla de este blog que con cierto intento de humor llamamos aqui "el duende"?
¿o de plano ya es decision humana borrar lso comentarios desde cierto punto?
Me cuesta creer que sea fortuito. Y mas me cuesta creerlo despues de verlos publicados en diferenytes dias, y ahi estaban. Habia pasado cuando uno aparentemente habia insertado un comentario con exito y despues resultaba que no, que en la publicacion general, no quedó.

Esta vez fue un rango completo de comentarios, de dias diferentes y d diferentes personas, AUN HABIENDOLOS VISTO YA PUBLICADOS.

Repito, me cuesta pensar que es "el duende". Y es una lástima, la libertad de decir, deberia conservarse.

Ni modo.

Francisco dijo...

Luis Martin,
Hubo un problema tecnico durante el mantenimiento del blogger. Este no es el unico que tuvo problemas o perdio entradas. Otros blogs que leo tuvieron dificultades similares, mensajes borrados, etc.

Juan Carlos dijo...

Hola Martín Bonfil. A menudo leo tus columnas las cuales me agradan por tus agudas reflexiones sobre la cultura científica. Es muy urgente que la divulgación de la ciencia en México se expanda y pienso que estás contribuyendo de muy buena manera a lograrlo.

El tema que ahora analizas es muy importante pues desde un punto de vista racional describes el motivo por el cual beatificaron al papa Juan Pablo II. Coincido en tus conclusiones, pero me parece que te excediste al enunciar que: “Pero entristece que tampoco los artistas sepan distinguir creencias místicas de hechos”. Aquí, a pesar de que estás introduciéndonos al documental del cineasta, estás cayendo en el error lógico de la generalidad. No creo que todos los artistas no sepan distinguir creencias místicas de hechos. Sólo algunos de ellos no sabrían distinguir estas diferencias.

Por último, es muy respetable tu opinión acerca de que el arte puede ser mejor cuando concuerda con la ciencia, pero discrepo de ella puesto que en general, el arte rompe con lo racional, y al hacerlo así, el arte envuelve y está por encima o por debajo de todas las ciencias. Las posibilidades del arte son infinitas (se podrían llenar páginas enteras sobre todos los movimientos artísticos que existen), en cambio las de la ciencia, por someterse a un método y a un peculiar rigor, están más limitadas. Por lo que creo que el arte, con ciencia o sin ella, por sí misma, puede llegar a ser genial. Un abrazo.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Francisco, gracias por tu informacion. Me pesaba que los comentarios borrados no fueran por falla del sistema, sino por factor humano.
Saludos y muy util tu aclaracion.

Antonio dijo...

Luis Martín Baltazar, dices "...Me cuesta creer que sea fortuito..."

Te doy la misma respuesta que a todos los creacionistas: nadie te pide creer. Lo único que tienes que hacer es pensar que hay otras explicaciones diferentes al azar como alternativa a la mano del dios creador: un mecanismo como el de la selección natural puede explicar la realidad biológica observada de la misma manera que un problema de blogger puede explicar el borrado de los comentarios. No tienes que recurrir a una improbable combinación de hechos fortuitos ni a la mano perversa del supremo censor a la que le das mayor verosimilitud ("...Repito, me cuesta pensar que es "el duende". Y es una lástima, la libertad de decir, deberia conservarse..."). No tienes que creer nada para liberarte de tu paranoia. Con pensar es suficiente.

Por favor, compara el lenguaje usado en este comentario con tus acusaciones de puerilidad hacia mi persona y vuelve a tratar de suscribir eso de "...En sintesis la misma mecanica de otras ocasiones, con debates mas o menos enconados, ni modo, pero en esta ocasion, hasta donde lo veo, sin exceder los limites de trato a personas..."

¿De verdad para ti el insulto no excede los límites del trato a personas?

Si es así, espero que mi invitación a pensar te haga cuestionarte tu forma de ver y tratar a los demás.

Concepción Olivares dijo...

Hola a todos:

Damien Hirst es uno de los artistas contemporáneos que aborda de manera inusual, provocativa e interesante los temas de ciencia y fe en su obra.

http://www.whitecube.com/artists/hirst/figurative/

Sus instalaciones con animales disecados, esqueletos humanos y medicinas o aparatos de laboratorio han causado polémica en todas partes, pero me gusta su punto de vista crítico y novedoso.

Hasta pronto
C.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

"...Si es así, espero que mi invitación a pensar te haga cuestionarte tu forma de ver y tratar a los demás..."
Sabes que, ANTONIO? yo no se de verdad quete sientes o que te crees. No importa lo que diga yo, todo es motivo de que tu lo recicles y hagas un argumento en contra.
Todo lo que tu dices respecto de mi, TENDRIA ALGUN VALOR si tuviera alguno de estos elementos:
Si pensara que lo haces propositivamente
Si pensara que lo haces sin intencion extra de molestar
Si pensara que eres obketivo.
Pero como pienso que lo haces como consigna, como la lata que dan los chiquillos que se saben odiositos, y que no lo haces para mejorar nada, sino para jorobar, pues Antonio, esta de mas lo que dices y lo creo una simulacion de interes personal y no es mas que un ataque personal.

Y es facil, muy facil detectarlo:
"...Te doy la misma respuesta que a todos los creacionistas: nadie te pide creer. Lo único que tienes que hacer es pensar que hay otras explicaciones diferentes al azar como alternativa a la mano del dios creador..."
¿que tiene que ver Dios en esto, a cuento de que vuelves a soltar tu pulla? si fuera ridculo y digno de lastima, seria de risa lo rumiantes que algunos de aqui son respecto de que algun otro crea en Dios. Da lastima que siempre y en cada cosa quieras sacarlo a flote. Es ridiculo.
"...No tienes que creer nada para liberarte de tu paranoia. Con pensar es suficiente..."
Pagado de ti mismo, soberbio, tan edificado en la sabiduria de decir como es y como no.
¿Me pides con altaneria que piense? ¿por que, tu piensas mucho y me sirves de ejemplo?

No te agradezco ningun consejo pues en cada uno de ellos no encuentro mas que simulacion, solo animo de fastidiar. Guardatelos, ni sirven ni son pedidos.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Una ultima, dices "Si es así, espero que mi invitación a pensar te haga cuestionarte tu forma de ver y tratar a los demás"...

No a los demas, a ti. Cuando reclames, di hacia ti. No trato parejo, pues es diferente lo que se recibe de cada quien. Trato equitativo, sin duda, y no me reclames ahora dureza de palabras. Dureza, si que la hay, pero no vengas con quejas lo que tu mismo inicias.
No estoy aqui ni por el buen trato (aqui no lo hay ) ni porque seamos amigos (aqui no tengo); ESTOY AQUI PORQUE ES UNA TRIBUNA DE OPINION Y SI AQUI SE DICEN Y ARGUMENTAN IDEAS QUE CREO SINCERAMENTE EQUIVOCADAS, NO TENGO POR QUE RETIRARME PORQUE INCOMODA MI OPINION.
Puedo estar equivocado o no. Es claro. Pero no por votacion o por mayoria o por antipatias.

Muy facil, ¿incomoda la relacion? no hay relacion, yo a comentar y se recomenta se apoya o se disiente Y SE ACABÓ. ¿para que relacion personal si se tienen malas voluntades?

Un favor (al ser favor es si lo queires hacer y si no,no): cuando le diga yo algo a otro, asi dejalo, no intervengas. asi se peude distinguir afinidades y malas relaciones y asi se evitarian enconos. Pero digo, es de favor. Igual como quieras. Perdon, es para Antonio (sirve aclararlo)

Antonio dijo...

Luis Martin Baltazar Ochoa , dices:
“…Igual como quieras. Perdon, es para Antonio (sirve aclararlo).”
Lo que significa que te puedo responder, según tus propias reglas:

“…Todo lo que tu dices respecto de mi, TENDRIA ALGUN VALOR si tuviera alguno de estos elementos:
Si pensara que lo haces propositivamente…”

Como tú me llamas pueril propositivamente.
“…Si pensara que lo haces sin intencion extra de molestar…”
Como tú ofendes sin ninguna intención de molestar.
“…Si pensara que eres obketivo…”
En cambio, mira, que yo si pienso que eres bastante ojetivo.
(Sigue intentando, que algún día aprenderás el a ofender con ingenio)

“…Pero como pienso que lo haces como consigna, como la lata que dan los chiquillos que se saben odiositos, y que no lo haces para mejorar nada, sino para jorobar, pues Antonio, esta de mas lo que dices y lo creo una simulacion de interes personal y no es mas que un ataque personal.”

Cada quien sus creencias.
Y es facil, muy facil detectarlo:

"...Te doy la misma respuesta que a todos los creacionistas: nadie te pide creer. Lo único que tienes que hacer es pensar que hay otras explicaciones diferentes al azar como alternativa a la mano del dios creador..."

“…¿que tiene que ver Dios en esto, a cuento de que vuelves a soltar tu pulla? si fuera ridculo y digno de lastima, seria de risa lo rumiantes que algunos de aqui son respecto de que algun otro crea en Dios. Da lastima que siempre y en cada cosa quieras sacarlo a flote. Es ridiculo…”


A veces deseo que en realidad exista otra vida después de esto, ya que aquí es claro que no has aprendido a leer entre líneas.

“…Pagado de ti mismo, soberbio, tan edificado en la sabiduria de decir como es y como no…”

¿Soberbio yo? ¿Me lo dice el tipo que cree que los comentarios fueron borrados para que él no pudiera expresar sus importantes opiniones? ¿Soberbio y tú eres quien me lo dice?

Soberbio eres tú.

“…¿Me pides con altaneria que piense? ¿por que, tu piensas mucho y me sirves de ejemplo?...“

Ya veo. Como yo pienso mucho y soy un mal ejemplo, haces lo posible por evitar pensar. Haberlo aclarado antes.
Si no quieres no pienses, que por mi…

“No te agradezco ningun consejo pues en cada uno de ellos no encuentro mas que simulacion, solo animo de fastidiar. Guardatelos, ni sirven ni son pedidos.”

Ni son pedidos en el ejido, pero de todas formas: de nada.

“Un favor (al ser favor es si lo queires hacer y si no,no): cuando le diga yo algo a otro, asi dejalo, no intervengas. asi se peude distinguir afinidades y malas relaciones y asi se evitarian enconos.”

¡Ah! Entonces debo entender que cuando te pusiste el saco que yo no dirigía a ti y empezaste diciendo:

“Y tu, oye, que mal que antes de leer un comentario, antes de ello (¡que cientifico!) ya decir que lo que venga, es resultado de una "molestia"

No te referías a mí.

Lástima. Ya me había emocionado al pensar que había acertado otro pronóstico. Tendré que borrar una marca de mi (hasta ahora) limpio historial de aciertos.

Jorge L. Guzmán G. dijo...

¿Ya viste la película de "El Rito"? Me da la impresión que obtuvo fondos del clero.

Concepción Olivares dijo...

Antonio:
Qué pena que tus consejos sean vistos cómo "simulación", pero existen cerebros impermeables, incapaces de mirar desde otra perspectiva.
Hasta pronto
C.

DEMERZEL dijo...

Completamente de acuerdo con Hard Pop! Me da la impresión de que escribiste esta entrada sin haber visto el documental Martín, yo no lo he visto, pero si algo saqué en claro al leer las reseñas fue precisamente que el documental muestra como un hecho natural y médico la curación del niño, no como un milagro.

Con respecto a la "discusión":

Me temo que está vez Luis Martín si excedió en su paranoia... Yo veo los comentarios y me parecen mucho más sensatos los de Antonio. Saludos!

Martín Bonfil Olivera dijo...

En efecto, Hard pop, todo parece indicar que ese no era el objetivo del documental... pero el simple hecho de haber escogido ese tema, y darle ese título, sí revela una tendencia que entonces es posible criticar. Y por supuesto, tienes todo el derecho a disentir! En fin, habrá que verlo... Y no, el mago de Oz y la ciencia ficción son otra cosa (pero claro, la BUENA ciencia ficción sí tiene que estar en armonía con la ciencia real...).

Antonio Yo sí creo que creer en milagros sí tiene algo de malo... es como seguir creyendo en Santa Clos.

Trino ¿De dónde sacas que si seguimos el consejo de López Beltrán "el arte pierde toda su pontencialidad poética"... para nada! Al contrario: la ciencia es, actualmente, una de las fuentes más vivas y ricas para la imaginación poética. "El lugar de todas las apariciones", dijo un amigo científico... y poeta (aquí mismo).

Luis Martín Ahora sí no te entendí, pero se ve que estás enojado. ¿Una verdad absoluta? Tonterías. Todo es relativo. Todo. Y ese es un conocimiento peligroso, por eso al Papa le da tanto miedo. Pero bueno, tú ya conoces qué temas me apasionan, y sigues leyéndome. Me pregunto por qué te quejas. (Y sí, yo podria decir que no creo que tu dios, ni ningún otro, exista, pero esta columna/blog es de ciencia, y la existencia de dios, así solita, no es un tema científico.) Lo que no acabas de entender es que yo no soy un reportero, ni tengo pretensiones de "objetividad" al presentar los hechos: "La ciencia por gusto" es una columna de OPINÓN sobre ciencia, y como en cualquier columna, tengo el privilegio de expresar mi opinión personal. Sustentada, creo, pero finalmente personal. Insisto: no entiendo por qué, si te disgusta tanto, la sigues leyendo. ¡Y hasta te enojas! (Por cierto, sobra decir que yo no he borrado nada, sólo en casos extremos, de personas enfermas que se dedicaban a insultar, tuve que hacerlo... pero las discusiones, por intensas que sean, son válidas!)

Concepción: Qué padre historia la de Santiago Matamoros... seguro alguna vez la había oído, pero ya no la recordaba... Muy bonita.

Antonio: TEngo que decir que Luis Tocayo tiene cierta razón: sí te pasas un poco, ensañándote co él. ¿Qué tal si se dejan un poco en paz? (o, como opción B, ya de una vez se casan, ja ja...)

Antonio dijo...

Bonfil: jajaja. Yo no le pondría muchos peros, pero creo que lo de tu tocayo y yo es imposible porque él está muy feo, porque yo estoy más feo, porque no me puedo casar por la iglesia (por razones obvias), porque él no me quiere y porque somos de distintas sociedades.

Si no fuera por eso, yo creo que chance.

Un abrazo.