miércoles, 16 de septiembre de 2009

Locuras y pérdidas

Por Martín Bonfil Olivera
Publicado en
Milenio Diario, 16 de septiembre de 2009

En memoria de Antonio Sánchez Ibarra

Roberta Garza, ayer en MILENIO Diario, propone que la activación de los mismos centros cerebrales del placer que crean adictos a las drogas —o al alcohol, añado yo— puede explicar por qué muchas veces “los drogadictos más empedernidos se ‘salvan’ del vicio arrojándose a una súbita conversión religiosa”.

En la misma página, el experto en religión Roberto Blancarte juzga que lo importante no es si se trata de un loco o de alguien que realmente “habla con dios”, sino valorar sus actos y sancionarlo en consecuencia, más allá de sus motivos.

Lo cierto es que las acciones del pastor evangélico José Mar Flores Pereyra, “secuestrador” de un avión de Mexicana el pasado 9 del 9 del 9, causaron daños directos y también indirectos, a través de las especulaciones que generaron.

Hay quien culpa directamente a sus creencias religiosas. Me parece una generalización no justificada, que puede atizar la discriminación hacia quienes profesan religiones no católicas.

Los ateos y librepensadores tendemos a pensar que las religiones fomentan la superstición y el pensamiento mágico. Personalmente, opino que el pensamiento religioso y la racionalidad no son compatibles (el genial biólogo Richard Dawkins, promotor furibundo del ateísmo, de quien recientemente Blancarte habló en su columna, argumenta que inculcar la fe religiosa en los niños es una forma de abuso infantil).

Pero creo que hay que distinguir entre acciones individuales y creencias de grupo. Aunque hay, también, que tener cuidado con los fanatismos: la madre y la esposa de “Josmar” aprueban incondicionalmente sus locuras. Y en Francia están teniendo problemas serios con sectas como la cienciología, como se reportó ayer en estas páginas.

No es un problema menor. Sin duda parte de la solución radica en la promoción del pensamiento científico y racional (que en realidad son lo mismo).

Por ello lamento mucho la pérdida, ocurrida el domingo, de un gran amigo y divulgador científico mexicano: el sonorense Antonio Sánchez Ibarra, ganador del Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia 2000, y entusiasta promotor de incontables proyectos de difusión de la astronomía no sólo en el norte del país, sino a nivel latinoamericano.

Vaya que hacen falta divulgadores como él en nuestro país.

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!


11 comentarios:

DEMERZEL dijo...

Que mal cuando perdemos alguién tan valioso. Tienes razón, lo que más necesitamos es el pensamiento racional y la cultura científica y "de otros tipos".

Estoy de acuerdo que lo importante son los actos... ese loco debe ser juzgado y refundido. No me importa si fue porque Dios se lo pidió (vaya locura!) o porque se lo pidió Mickey Mouse. Por supuesto que no quiere decir que por sus creencias religiosas las personas estén igual de dementes... (aunque hay miles que sí! jeje) pero sí son sus creencias en el caso particular de este loco, las que alimentan su irracionalidad.

Me encanta Richard Dawkins! Ojalá tuviéramos más guerreros como él!

Saludazos!

Francisco M.J.

Martín por favor dale un vistazo al comentario que deje en tu columna de universos paralelos! Se puso muy buena la discusión!

Antonio dijo...

El caso de Josmar es ilustrativo del fanatismo religioso extremo. Hay quienes alegan que está loco y que no todos los religiosos son iguales, lo cual es cierto, pero no es menos cierto que ese personaje es líder de una secta y como tal, ejemplo a seguir para algún grupo de gente. Es peligroso que el tipo declare que no se arrepiente de lo que hizo y que lo volvería a hacer, así como que su esposa lo respalde absolutamente. Por lo menos ya tenemos dos fanáticos.

Es cierto, hacen falta más divulgadores. Por lo menos uno por cada charlatán o líder religioso.

Un Abrazo.

Bird Voice dijo...

Chipas! porque se va la gente que tanta falta nos hace en el país?

Y por eso solo nos quedan los fanáticos, charlatanes y viciosos, abundan de estos.

Gracias por el artículo.

Adrián Robles dijo...

Antonio: ya anda por ahí una cadena de correos que dicen que lo de Josmar es una conspiración del gobierno para que no la gente no la haga de emoción por los nuevos impuestos.

Ya se habían tardado.

Martín Bonfil Olivera dijo...

Pues sí, es un poco desesperante, pero promover el pensamiento racional es una tarea que no puede esperar. Sólo que tiene que ser de manera convincente, no descalificatoria, lo cual lo hace todavía más difícil.

Y son 3, porque la mamá de Josmar también lo defiende incondicionalmente, así como 2 tipos que llevaron una manta a una marcha, creo que en Yucatán, y muchos que escriben a los periódicos y blogs defendiéndolo! Fanatismo, sin duda. Qué triste.

Por cierto, lo del complot, cuidado: puede haber algo de ello, pero mucho más probablemente es otro de esos virus mentales (hola Dawkins!) que la gente propaga, y que también son un signo de pensamiento irracional... o quizá no. En todo caso, prudencia!

saludos,
Martín

DEMERZEL dijo...

" Por cierto, lo del complot, cuidado: puede haber algo de ello, pero mucho más probablemente es otro de esos virus mentales (hola Dawkins!) que la gente propaga, y que también son un signo de pensamiento irracional... o quizá no. "

Muy cierto Martín! Con excepción del "o quizá no" claro! ;)

Francisco MJ

Fernando Soto dijo...

¡Hola Martín!
Muy cierto que pérdida tan grande la de un divulgador como Antonio... Divulgadores científicos son los que nos hacen falta en este país tan "alejado" del mundo contomporaneo de la ciencia.
"Locuras" como tu llamas el caso de Josmar para mi seria complicado calificarlo de esa manera, ya que involucra entrar al tema tan polémico de la religión, pero una cosa si es segura no puede llevar a cabo un acto "terrorista" que puso de cabeza al paísy todavía reconocer que lo volvería a hacer y sólo por que quería dar a conocer un "mensaje divino"... ¡Por favor!.
Si bien, cada cabeza es un mundo, yo soy católico y respeto las creencias de cada persona, pero ¿se puede tomar la ciencia como una religión? ¿cuál sería el ser supremo que busca la ciencia? porque eso es religion, no es así, es encontrar un camino para la unión de un ser supremo (cualquiera que sea) y un ser humano. Pero para que entrar en filosofía.
Mejor hagamos algo para que la divulgación de la ciencia crezca, y no echarle la culpa a la sociedad y decir que por ello existen los charlatanes (no quiero decir que no pueda ser cierto) pero ahi hay una ironia... Entonces por qué los periodicos dan mas lugar para los famosos "horóscopos" diariamente y no abren un lugar (constante) para la ciencia.
En fin ahi esta la reflexión, gracias por el espacio Martín.
PD. Me gustaría que si tienes tiempo leyeras una reflexión de estas fiestas mexicanas en mi blog titulada ¿Viva México?.

Anónimo dijo...

Hola!
Estoy de acuerdo en que las religiones deben de tener a final de cuentas algo de locura. Pero, lo sucedido hace días en México me parece inverosímil como todo lo que sucede en el país justo antes de incrementar los impuestos, privatizaciones, etc...Creo que quienes realmente están mal y causan grandes p{eridas en nuestro país son en su mayoría los políticos, porque no analizamos sus conexiones amígdala corteza, talvez tengan una disfunción!.
Saludos
Diana

laser dijo...

Que está pasando en la sociedad? como es posible que en pleno siglo XXI, vengan fanáticos religiosos, a matar personas, porque según ellos, se los pidió Dios... Toda sociedad, condena los asesinatos.
El crimen de la estación del metro, todavía es mas dramático, porque se ve como el hombre, mata sin ningún miramiento a 2 personas. Eso indica que no era la primera vez que lo hacía.
Y ahora que toca ?

saludos

Vinicio Porres

Anónimo dijo...

Estimado Tocayo:

1. Una persona debe ser juzgado POR SUS ACTOS y no por sus creencias. Que crea en lo que se le antoje (o que no crea en nada), pero que responda por lo que hace,

2. En el calificativo que das a Dawkins (promotor furibundo del ateísmo), pues no puede ser el admirable cientifico que es si realmente es furibundo promotor de algo... INTENSO, diria yo, pues el furibundo no ve, ni oye ni piensa mas alla de su "causa" es decir, para efectos practicos es un fanatico. Y por ultimo, COMO BUEN CIENTIFICO, debe dejar un espacio de duda a todo, incluso al ateismo: ¿hay alguna prueba concluyente DE LA NO EXISTENCIA DE DIOS? no, lo que no hay hasta ahora, es una prueba de que exista. ¿me explico? no es lo mismo que no haya prueba de que exista, a que esta ausencia de prueba, "pruebe" su inexistencia.

3. Al igual que Fernando Soto, yo tambien soy catolico. Y sinceramente no comparto tu percepcion de que religion y racionalidad sean incompatibles. Yo no creo ser irracional y si tengo religion... solo es la religion irracional si DESPUES DE DEMOSTRADO ALGO CIENTIFICAMENTE, aun asi se neceara en no aceptarlo. PERO, LA CIENCIA NO LO HA EXPLICADO TODO, NI ABORDA TODOS LOS AMBITOS HUMANOS. La ciancia no intenta ser filosofia, por ejemplo. Y la filosofia si entra en terrenos de que rehuye la ciencia, como el bien y el mal... ¿por que no tomar la religion con la misma distancia que a la filosofia?

4. Toda la filosofia, aborda el tema del SER. La ciencia reduce el ser a reacciones quimicas. ¿esta mal en automatico la filosofia, por entrar en terrenos "no cientificos"? Disculpa, yo sería mas moderado al decir de algo que es incompatible a la razon.

5. Librepensadores: hito historico y precioso avance social logrado en la Francia de la Ilustracion... de sus tres postulados, dos serian utiles repensar: Libertad (libertad para ser ateo pero tambien para creer en Dios) y Fraternidad (grandeza para sabernos todos hombres y hermanos, mas alla de diferencias, entre ellas, de creencias). En el pasado, es cierto, no hubo ni libertad ni fraternidad, y eso provocado por los "religiosos"... ahora que las cosas han cambiado ¿que procede, reivindicacion, o revancha? ¿convivencia, o desquite?

Saludos estimado Tocayo, siempre agradeciendo tu espacio abierto y tolerante, aun con las mayorias.

Luis Martin Baltazar Ochoa

Martín Bonfil Olivera dijo...

Estimado Luis Tocayo:

1) Juzgado por sus actos, eso dije, ¿no? (estamos de acuerdo).

2) Fui muy cuidadoso al elegir mi adjetivo, y creo que Dawkins es "furibundo". Pero no coincido con tu definición de que furibundo implique que no ve ni oye más allá de su causa. Respecto a tu lógica, ya lo habíamos discutido: la ausencia de pruebas no es prueba de ausencia; ¡pero tampoco de presencia! Pero sí hay muchas buenas razones para dejar de tener dudas y salir del closet del "agnosticismo" para dar la cara como ateos hechos y derechos. TE conviene leer el libro de Dawkins, "El espejismo de Dios" para conocerlos.

3) La verdadera ciencia tiene que ser filosofía. Y me sostengo en mi opinión (no prueba definitiva, claro) de que en el fondo religión y ciencia son incompatibles. Pero eso no podríamos discutirlo aquí, creo... no da el espacio (ni a mí me da el tiempo!)

4) Todas (¡todas!) las filosofías caen en dos grandes grupos: idealismo (primero fue el espíritu, el "ser", y luego todo lo demás) y materialismo (primero fue la materia -y el espacio, tiemp y energía, digamos el universo físico- y luego todo lo demás). Las religiones son idealistas, la ciencia, materialista. Fundamentalmente incompatibles. Ahora, si tú crees que la ciencia reduce el ser a reacciones químicas, creo que estás un poco atrasado de noticias... te recomiendo leer un poco sobre las nuevas teorías sobre la mente, en especial las de Daniel Dennet (por ejemplo "Tipos de mentes"). En serio, a punto de terminar la 1a década del siglo XXI una persona culta ya no puede decir que la ciencia reduce el ser (la mente, la conciencia, el "alma") a reacciones químicas! (Yo debería escribir sobre eso, pero es complicado en una mini-columna como la mía... algo traté de decir aquí ).

5) ¿Y la igualdad? Pero de acuerdo, libertad de creencia (y no creencia) y fraternidad. Lo cual no acabará con las discusiones, eso seguro!

Saludos,
Martín