miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿Y qué pasó con las bacterias extraterrestres?

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en Milenio Diario, 15 de diciembre de 2010

En un mundo donde las noticias de política, deportes y espectáculos dominan el escenario mediático, y las noticias científicas reciben sólo el espacio necesario para mencionar superficialmente los nuevos descubrimientos, pero rara vez para profundizar en su contexto y su significado, es raro que haya ocasión para mostrar la ciencia en toda su complejidad. Cómo funciona por dentro, cómo se relaciona con las demás ramas de la cultura humana, cómo se construye y evoluciona.

La noticia comentada aquí la semana pasada es una de esas ocasiones: un ejemplo perfecto para conocer a la ciencia en acción y en relación con el resto de la sociedad.

Para recordar, he aquí el resumen del asunto que hace el escritor científico Carl Zimmer: “El lunes [29 de noviembre], se emitió un críptico comunicado de prensa: ‘La NASA realizará [por internet] una conferencia de prensa a las 2 pm del jueves 2 de diciembre, para discutir un hallazgo de astrobiología que tendrá impacto en la búsqueda de evidencia de vida extraterrest
re’. Como una cepa de bacterias virulentas, la especulación se desató –continúa Zimmer– en los siguientes tres días. En la conferencia de prensa, los investigadores describieron que habían aislado una cepa de bacterias de las aguas cargadas de arsénico del Lago Mono, en California. De regreso al laboratorio, cultivaron la bacteria en un caldo nutritivo. Cuando redujeron gradualmente el suministro de fosfato y lo reemplazaron con arsenato, las bacterias sobrevivieron. Los científicos examinaron el ADN de estos robustos microorganismos e infirieron que contenía arsénico.”

Simultáneamente con
la conferencia de prensa, se hizo público un artículo en la revista Science donde la investigadora Felisa Wolfe-Simon y su equipo, del Instituto de Astrobiología de la propia NASA, anunciaban su descubrimiento. El artículo había estado “embargado” (disponible sólo para la prensa) hasta entonces. Esto, junto con la redacción ambigua pero provocativa del boletín previo de la NASA, fue el comienzo de los problemas.

Todo empeoró cuando arreciaron las críticas a los métodos y la evidencia que sustentaba las conclusiones –que la bacteria GFAJ-1 había incorporado arsénico a su ADN, algo inusitado, que de confirmarse efectivamente abriría nuevas posibilidades para la existencia de vida en otros planetas–, la NASA y Wolfe-Simpson, en vez de defender la investigación, se limitaron a afirmar, muy dignos, que “no discutirían el asunto fuera de las re
vistas arbitradas” (recordemos que en la publicación científica existe un sistema de “revisión por pares” con árbitros expertos y anónimos, que sirve como control de calidad para lo que se publica). Esto, a pesar de que la ellos mismos habían elegido la vía de boletines y conferencias de prensa por internet para anunciar su hallazgo. [Actualización del 16 de diciembre: Wolfe-Simon y su grupo publicaron ya una respuesta en internet.]

El divulgador científico Martin Robbins, en su blog en el diario inglés The Guardian, resume así esta comedia de enredos: “El sistema de revistas especializadas (journals) impidió que el público tuviera acceso al artículo. La revisión por pares falló. La investigación se exageró en el boletín críptico de la NASA. Se forzó un embargo en información que ya se había f
iltrado al dominio público, y aunque la especulación aumentaba, se impidió que los medios tuvieran acceso a los hechos. El artículo mismo no estuvo disponible sino hasta horas después del fin del embargo, y cuando la investigación finalmente fue pública, y los científicos comenzaron a criticarla, la gente de prensa de la NASA emitió una respuesta espectacularmente desatenta y arrogante”.

Wolfe-Simon había estado trabajando, durante años y sin mucho conocimiento de la química necesaria –y contra el consejo de expertos en química–, en buscar vida basada en arsénico (además de, al parecer, ser una persona que disfruta siendo el centro de atención). ¿Podría ser que su ansia de hallar lo que busca la hubiera traicionado?

En todo caso, se trata de un caso doble: un incorrecto manejo mediático (que favoreció la especulación y limitó el flujo de información confiable) y una investigación mal hecha, que no debió pasar el arbitraje ni ser publicada, y que fue manipulada por la NASA para llamar la atención, con la colaboración de Wolfe-Simon.

Afortunadamente, los experimentos necesarios para resolver de una vez por todas el asunto son simples (tan simples que es extraño que Wolfe-Simon y su equipo no los hayan realizado). No pasará mucho tiempo antes de esta controversia, con sus ramificaciones éticas, científicas, filosóficas y sociológicas, se aclare.


Imagen: XKDC.com
¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:


Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

11 comentarios:

Martín Bonfil Olivera dijo...

Una disculpa por publicar esta entrada en el blog 36 horas más tarde de lo debido... creánme que han sido días muy complicados. Por cierto, esta versión es mucho más larga que la que salió en Milenio... ¡el tema era demasiado complejo!

Ribozyme dijo...

Todo está bien mientras tú estés bien. Eso es lo importante. Yo ya me había preocupado.

Por cierto, quizás una columna en un periódico de amplia circulación como Milenio no sea el mejor lugar para discutir los problemas con la administración de la DGDC-UNAM, pero tu blog sí. Quizás un post extemporáneo.

Y, respecto al tema de hoy, por desgracia no es tan raro ver investigadores que se aferran a una idea como si estuvieran enamorados de ella. Con cierta frecuencia se topa uno con actitudes así en seminarios de avances de cualquier institución que haga investigación, y aunque supuestamente la idea de los seminarios es exponer a críticas y correcciones una investigación en curso, hay gente que toma como ataques personales las críticas (me ha pasado hacer enojar gente por eso) y no quieren ni oír hablar de realizar controles extras para descartar resultados ambiguos. Aquí en México es particularmente grave el problema por lo exiguo (y ahora retrasado) de los apoyos gubernamentales a la investigación, de manera que muchos quieren reportar el descubrimiento de la Piedra Filosofal con tal de que les apoyen su investigación. La situación es horrible en más de un aspecto y no tiene visos de componerse, al menos durante este sexenio. Esperemos que el próximo presidente de la república (que casi con seguridad no será del PAN, que ha resultado aciago para la ciencia mexicana) tenga más visión para apoyar el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

BoyLucas dijo...

En definitiva, un tema complejo, que agradezco nuevamente me des un refuerzo, he decidido abrir un 3er blog, esto por que el primero en donde viste mi opinión sobre Religión y Ciencia, me resulta demasiado personal, un conglomerado de ideas y que no lleva lógica, Medtropoli.net por su parte esta "especializado" en Medicina, así que he querido abrir algo para hablar de Ciencia, aún no puedo considrarme a tu nivel o al de Ribozyme, pero espero poco a poco ir mejorando en base a tus consejos y el de otros.

En más de una ocasión sin duda serás citado. Su dirección es http://ciencia.medtropoli.net ojalá se den una vuelta y lo destrocen con críticas constructivas!

Por cierto, Ribozyme, si en algo me ha decepcionado el gobierno actual (bueno, en varias cosas, pero esta en particular) es el bajo nivel de apoyo a la educación y la investigación, ya lo menciono en mi blog, ese que mecioné es personal laborladelombligo.net cuando se dió el Premio de Asturias a la UNAM.

Sergio de Régules dijo...

Sugiere Antígona, que es amiga de doña Felisa WS, que fue más bien la NASA y que los autores del artículo no querían que se hiciera tanta alharaca. También dice que las siglas de la bacteria significan "Give Felisa A Job".

Ribozyme dijo...

¡Ja, ja, ja, ja! Ésa está buena.

Y sí, ahora empieza la repartición de culpas, y si esta señora no tuvo la honestidad intelectual para analizar bien su trabajo, dudo mucho que la tenga para adimitir su regazón. Como dije en un comentario del post anterior, el trabajo sufría de ambigüedades tan serias que se le debería haber retachado hasta a un estudiante de doctorado. Ciertamente los revisores (y probablemente los editores) de Science la regaron gacho, pero sería el colmo (aunque no inconcebible, para como se están viendo las cosas) que la Dra Wolfe-Simon salga ahora como los adolescentes, que "para qué la dejaban publicar"...

Martín Bonfil Olivera dijo...

Ribo: gracias por preocuparte, en enero lanzaremos el movimiento en full...

Sersh & destroy Coincido con Ribo: está buenísimo el acrónimo, pero creo que la amiga de Anti ha demostrado ser una científica malhecha, cochina (en el sentido de no limpiar bien las cosas, no de tramposa). Ya publicó una respuesta, y su némesis Rosie Redfield ya publicó una contrarréplica. Yo creo que el juicio no va a cambiar: estuvo mal hecho e inflado. Y Felisa participó en el escándalo mediático.

Nature publicó también un editorial al respecto (aunque lo publicaron antes de que Felisa respondiera).

saludos.
martín

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Bueno, pues yo celebro tambien leer ya tu articulo, aun con esas 36 horas despues. Mas que preocuparme, pense que el Tocayo ya se fue de vacaciones. Cosas de jefazos, pues.

Pero ya veo que de vacaciones nada y bueno, aqui te leo.

Si bien de tanto oirlos a ustedes ya me quedo claro que un buen cientifico debe DESAPEGARSE de su investigacion, por mucho que le haya costado trabajo y le tenga especial cariño. Debe concretarse a la mas rigurosa objetividad y estar abierto a las criticas de sus pares.

Eso deberia ser. Pero es dificil, siendo que la investigacion la realiza una persona y no una maquina. Es dificil no mostrar apego. Y la verdad, estoy seguro que tambien debe ser dificil que mas de alguno que critica, no sea un patan, que creyendose simatico no solo critica ala investigacion, sino a la persona del investigador. Vaya, lo que quiero decir, es que es dificil ser ecuanime cuando el que critica es un insidioso. Mas alla que diga vedades entrmezcladas con faltas de respeto personales.

Por ultimo, recuerdo algo que dijo a este respecto Sergio de Regules hace mas de un año, como se evalua a lso investigadores: por los articulos publicados. Es dificil la presion de que si no se publica, no sirve, cuando se necesita tiempo y calma para que las cosas caminen.

En fin. O sea que seguimos, parece SER, EN LA MISMA BIOQUIMICA TODOS.

Foro latino américano dijo...

El error fundamental es que no tiene los experimentos de la oxidación foforilada, casi todas las bacterias son amigas del fosforo y el fosoforo es muy compadre del Cianuro y del Arsenico, puede ser lógico como los excepticos mencionan que puedan haber vivido por bajas concentraciones de fosfóro.

Pero bueno lo que yo creo es que no hay que ser tan escépticos, es un avance y en lugar de criticar hay que contribuir, en lugar de la crítica sería bueno una investigación de apoyo a la cadena de fosforilación.

En cuanto a que sean experimentos fáciles lo dudo, son bacterias de condiciones extremas como las termófilas y no son fáciles de tratar menos en un ambiente de laboratorio.

Egresada de la facultad de química de la UNAM.

Moises dijo...

Bueno yo me considero esceptico moderado, pero la verdad es que despues de leer al articulo, nota que sus conclusiones son muy anticipadas y que los experimentos que realizo no son evidencia concluyente de la sustitucion de As por P. Los experimentos deberian ser repetidos ademas de realizarse nuevos que verdaderamente muestren que el As esta EN el ADN y no solamente CON el ADN.

En cuanto a que si son faciles los experimentos, pues no creo que sean particularmente dificiles ademas alguno se hacen con los componentes de las celulas y no con la celula viva.

Ademas esta bacteria extremofila, me atreveria a decir que es mas facil de manejar que otras, pues solo necesita medios hipersalinos y de alto pH, condiciones mas faciles de tener en laboratorio si se comparan con las de otras bacterias que requieren temperaturas muy altas o muy bajas, o incluso podria decir que cultivar bacterias anaerobias estrictas es un poco mas complicado. Aunque bueno confieso que no soy microbiologo agradecere si alguien me indica si estoy diciendo una barbaridad.

Adicionalmente en el blog de la Dra Redfield que ya se ha vuelto de referencia en este tema, se indica que incluso si de verdad el As sustituye por completo al P en el ADN este ADN no podria ser usado en conjunto con las tecnicas que se usaron en el articulo de la Dra. Wolfe-Simon

Rolando dijo...

hola que tal nadamas queria felicitarte por la gran informacion que se postea en este blog,recien lo voy descubriendo va para mis favoritos,saludos.
audiolibros gratis

labatterie dijo...

respecto al tema de hoy, por desgracia no es tan raro ver investigadores que se aferran a una idea como si estuvieran enamorados de ella.