miércoles, 2 de abril de 2014

La seudociencia nos invade

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en Milenio Diario, 2 de abril  de 2014

Ayer se celebró en los Estados Unidos el día de April’s fools (“tontos de abril”), equivalente a nuestro día de los inocentes (28 de diciembre), en que los medios acostumbran publicar noticias falsas y graciosas. Lo que está va usted a punto de leer NO es una broma de esas.

1. Gravedad repulsiva. Una sociedad estudiantil de astrónomos aficionados, que organizan periódicamente eventos de divulgación científica, anunció para el 20 de marzo una conferencia en la que se presentaría una teoría “que modifica la ley de la gravitación universal”. El ponente, Alejandro Gallardo, es un tesista de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, cuyo examen profesional estaba próximo a realizarse.

El cartel anunciaba que la teoría, “de comprobarse experimentalmente, provocaría un impulso en la ingeniería automotriz, aeronáutica y aeroespacial, además del primer premio Nobel de física para la UNAM, para México y para Latinoamérica” (sic.). La “noticia” llegó a aparecer en algunos diarios.

La tesis de Gallardo, disponible en internet, afirma exactamente lo mismo. Su propuesta se basa en añadir un término correspondiente a la energía cinética rotacional a las ecuaciones usadas para calcular la gravedad. Eso, según él, bastaría para “corregir” a Einstein (afirmar que Einstein estaba equivocado y que ellos tienen una teoría mejor que la de la relatividad es una marca común de los charlatanes). Y, siempre según Gallardo, la “antigravedad” se puede generar simplemente usando discos que giren a gran velocidad, con lo que se podrían fabricar autos voladores (¡en serio!)  y ganar fama mundial.

Varios científicos y divulgadores comenzaron a discutir en Facebook lo absurdo de la propuesta. Algunos expertos, luego de examinar la tesis, comentaron que era incoherente. Astrónomos del Instituto de Astronomía de la UNAM, que según Gallardo habían revisado su propuesta, negaron tal cosa. La asociación estudiantil decidió, sabiamente, cancelar la conferencia, pero el escándalo ya no podía pararse. La discusión en Facebook alcanzó tal grado que el examen profesional de Gallardo (quien en su propia página de Facebook llegó a amenazar al director de un instituto de investigación de la UNAM de que, cuando estuviera recibiendo el Nobel en Estocolmo, lo haría “tragarse todas y cada una de sus palabras”) fue suspendido. Esperamos que permanentemente.

¿Fin de la historia? Quién sabe. Preocupa que, de no haberse desatado el escándalo, hoy habría una persona con serios problemas psiquiátricos ostentando un título de ingeniero por la UNAM. Pero quizá lo más injusto es que un director de tesis y un jurado hayan permitido que el asunto llegara tan lejos.

2. Mamas contra el sida. El 24 de marzo, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) difundió un boletín sobre la presentación, en la librería Gandhi, del libro Madre Naturaleza y sida: eyaculación láctea de mamas. Medicina para el siglo XXI, de una tal Marcín Atram (¿Marta al revés?), presentada en la solapa como “investigadora autodidacta, pintora abstracta/matérica, productora y escritora”.

En el libro plantea que, a través de un sistema de trabajo basado “en las teorías del caos, selección natural eléctricas del universo” (sic.), ha descubierto que “el sida es una enfermedad ambiental radiactiva emergente” y que el VIH es “un microorganismo que se alimentó de residuos nucleares” y “una especie de reactor nuclear de fusión-fisión, […] la madre naturaleza construyó con ingenio un virus que funciona como un dispositivo o bala atómica, que permite provocar reacciones celulares en cadena”. Y propone que “a través de la producción de moléculas derivadas de mamas humanas” se podrá hallar la cura para este “mensaje” que “la madre naturaleza” dirige “al mundo civilizado del siglo XXI y a todos sus fundamentos científicos y tecnológicos”.

El libro consta de una serie de párrafos igualmente inconexos e incoherentes, que parecen producto de una mente muy confusa. Lo grave es que en la presentación (a la que, según me dijo un empleado de la librería, “casi no acudió nadie, puros parientes de la señora”) participó Emilio Cárdenas Elorduy, director de Fomento Cultural de la delegación Miguel Hidalgo, dándole relevancia al evento. Grave es también que el boletín fuera difundido por el CONACULTA y posteriormente por Notimex, lo que llevó a que fuera reproducido en numerosos medios.

La ciencia debería ser parte de la cultura. Pero CONACULTA –que ante la discusión que también en este caso se desató en internet ante el desatinado boletín, decidió eliminarlo de su página– no parece estar enterado.

3. Fotosíntesis humana. Tercer strike: el 20 de marzo apareció en varios medios la noticia de que un “científico mexicano”, el Dr. Arturo Solís Herrera, que se ostenta como “médico cirujano por la Escuela Superior de Medicina del IPN, oftamólogo por la UNAM y neuro-oftalmólogo por el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía”, había logrado patentar, en Rusia, “una batería “infinita” capaz de generar electricidad a partir del agua y la melanina” (el pigmento que da color a la piel y los ojos).

Solís tiene años afirmando que la melanina, además de permitir producir sus pilas que prometen energía ilimitada –lo cual violaría las leyes de la termodinámica– permite a los seres humanos ¡realizar la fotosíntesis! (“La melanina es la clorofila humana”, dice.)

Nuevamente, lo malo, además de que haya periodistas que crean en tales tonterías y las difundan, es que el gobierno de Aguascalientes llegó a comprar dichas baterías para iluminar una plaza (al parecer, hoy a oscuras). Y se asegura que el Conacyt llegó a financiarlo, mediante un proyecto de investigación, con 3.4 millones de pesos (proyecto AVANCE C2005-228).

No hay duda: la seudociencia y la charlatanería nos invaden. Y la cultura científica brilla por su ausencia. Este año fue marzo, no abril, el mes de los tontos en México.

¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:

Contacto: mbonfil@unam.mx

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aqui!

24 comentarios:

Emiliano Monroy dijo...

Excelente resumen Martín, saludos.

Emiliano Monroy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

Y si a esto le sumamos al súper inventor-científico-quasi dios Juan Manuel Lozano Gallegos (http://papaesceptico.com/juan-manuel-lozano-gallegos-supuesto-inventor-cientifico/), al matemático genio Juan Alfredo Morales creador de los mágicos trierniones (http://www.oem.com.mx/elsoldezacatecas/notas/n2319439.htm) y la reciente popularización de las ancestrales técnicas de homeopatía y acupuntura en el IPN (http://www.enmh.ipn.mx/Paginas/inicio.aspx)
vemos que estamos muy, pero muy perdidos.

Ribozyme dijo...

Eso sucede cuando en la cultura de una sociedad, en su sistema educativo, no se le ha dado la importancia que merece a aprender y entender la ciencia: la gente, incluida la que se encuentra en altos puestos, no distingue vil palabrería de pensamiento profundo, riguroso y basado en los hechos, y es fácilmente engañada.

Casos como los citados no son más que la punta del iceberg de un problema mayúsculo que lleva décadas gestándose a causa de malas políticas educativas y de prioridades en la inversión de fondos públicos (que no se apoya a la investigación científica al grado que se debiera).

Julieta Velasco dijo...

Excelente tu artículo, solo comentaré que cuando te refieres a la asistencia de Emilio Cárdenas a la presentación del libro, ¿tienes la certeza de que asistió como funcionario público o a título personal? Tu mismo has subido fotos de algún familiar que es paciente de la acupuntura y no por ello se te señala. En fin, solo sugiero que haya más cuidado al citar nombres de personas públicas. Felicidades!

Martín Bonfil Olivera dijo...

Mi muy estimada Julieta: Según lo reportan las notas, Elorduy presentó el libro. Uno no puede quitarse la investidura de funcionario cultural para avalar un libro anticultural. Ni modo que Peña Nieto pudiera decir "voy a presentar este libro de mi amigo Jaime Maussán, pero no voy como Presidente, ¿eh?". Gracias por tu amabilísima sugerencia, pero puedes dormir tranquila: te aseguro que siempre tengo todo el cuidado necesario antes de citar cualquier nombre, no sólo el de personas públicas. Por cierto, el famoso Elorduy ni pío ha dicho. Una vergüenza.

Martín Bonfil Olivera dijo...

(Me pareció El típico reclamo de quien se dedica a la comunicación social de algún funcionario o dependencia gubernamental... En fin.)

agustin dijo...

Y la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN.. de pena ajena, lamentablemente algunos egresados de esta escuela tratan de infectar a otras escuelas del IPN, dando cursos, por ejemplo en la escuela de odontología del IPN ya hay personal que esta en la intentona de promocionar la homeopatía en odontología.. una vergüenza total.. Saludos¡

Julieta Velasco dijo...

Pues no me dedico a lo que citas. Si soy comunicologa de profesión. No estoy para defender a Emilio Cardenas pero aún recuerdo la publicación en el que muestra a un familiar con la práctica de la acupuntura, insisto, eres divulgador de ciencia y no creo que por esa mención se te tache de creyente de pesudociencias. Me da gusto saber el cuidado que le dedicas a tus artículos, no espero menos de alguien que comunica sus ideas. En fin. Creo que tu piel es delgada y el que sea funcionaria pública no tiene nada que ver con mi comentario. En fin, seguiré leyendo tus publicaciones como ejercicio profesional. Por acá nos encontramos.

Anónimo dijo...

Es interesante lo que mencionas, solo te falto mencionar que para otorgar recursos para un proyecto en Conacyt lo "revisan y evaluan" profesores-investigadores pertenecientes al SNI, y por lo regular son de áreas similares de investigación. En el caso de Gallardo él dice que estuvo años resolviendo su "ecuación mágica", revisada por los sinodales. Por cierto, la tesis ya estaba en el sistema de bibliotecas de la UNAM, yo la descargue de ahí para leerla (por morbo o por lo que quieras) lo que quiere decir que ya estaba revisada y autorizada. Lo otro ni vale la pena, es una verguenza. Buen artículo. Saludos

Lfvvb dijo...

http://2006-2012.conacyt.gob.mx/fondos/institucionales/Tecnologia/Avance/Documents/Resultados_Aprobatorios_Ultima_Milla_2005.pdf

La empresa de Arturo Solís se llama Fórmulas Magistrales

Nali Ochoa dijo...

Respecto a la nota sobre Arturo Herrera Solís, he de decir que me dió curiosidad rastrear las fuentes y me encontré con una nota similar a la que se publicó el pasado marzo 2014, pero en http://www.cronica.com.mx/notas/2010/504915.html y con fecha del 2010 en donde se asegura que la patente fue otorgada por la Federación Rusa el 02 de abril del 2010. Es decir, a parte de promover una investigación sin fundamento (como QFB creo entender un poco de bioquímica..),la nota se recicla y aparece como un hallazgo reciente y espectacular..
Coincido en que hace falta una verdadera comprensión de la ciencia para poder diferenciarla de la pseudociencia o al menos, ser capaces de cuestionar cualquier descubrimiento, teoría, invención ya que incluso los que hacen ciencia están sujetos a cometer errores, ser deshonestos o tendenciosos. Saludos!

leinerz dijo...

Así que sí eres funcionaria pública. ¿cuáles son tu cargo y tus actividades?

leinerz dijo...

Yo, personalmente, sí puedo tacharte por tus comentarios, como defensora del funcionario aludido

Martín Bonfil Olivera dijo...

Desgraciadamente, si tengo un montón de parientes que creen y hasta practican en un montón de terapias seudocientficas. No sabes la de pleitos familiares que esto me ha causado, Julieta; nada grave pero siDesgraciadamente, si tengo un montón de parientes que creen y hasta practican en un montón de terapias seudocientficas. Nada grave pero si muy molesto en ocasiones. Lo que no entiendo es qué tenga esto que ver con Elorduy: el fue a presentar, y avalar con su presencia, un libro seudocientifico completamente prescindible, y ello ayudo a darle difusión. No veo por ninguna parte que lo haya hecho como ciudadano independiente, aparte de su cargo. Pero como dije, aún así el señor esta avalando este tipo de aberraciones. No veo la ración con la creencia de mi papa en la acupuntura... ¿tu sí?

Anónimo dijo...

Martín, ¿has revisado de pura casualidad la página del Sr.Arturo Solís Herrera?(http://www.fotosintesishumana.com/melanina-energia-del-futuro/)
Lo digo por que es la segunda vez que tratas el tema y tu descripción de lo que entiendes como fotosíntesis humana se parece en nada a lo que declara el propio Solís.Inicialmente habías señalado que este señor afirma que se puede vivir sin comer,lo cual es falso. Además estableces que "Por supuesto, todo pigmento interactúa con la luz, y al parecer la melanina podría tener
interesantes propiedades fotoeléctricas (quizá incluso para desarrollar nuevas tipos de celdas solares)."
Y resulta que Solís afirma haber producido una batería que funciona con melanina. Lo cual es consistente con lo que tu mismo dices. De acuerdo con Solís, la energía no se produce de manera "infinita", sino que utiliza
la energía solar, la cual es convertida en energía eléctrica por la melanina. Cito:
"La reacción esquematizada significa que dos moléculas de agua, más melanina y en presencia de los fotones de las radiaciones electromagnéticas, simbolizada por el sol, nos da como resultado dos moléculas de hidrógeno, una molécula de oxígeno y 4 electrones de alta energía. Pero cuando la reacción sucede en sentido de derecha a izquierda, se vuelven a unir los átomos de hidrógeno y oxígeno, lo que nos da agua y electricidad, ya que la melanina no sufre cambios, pues sólo soporta, cataliza la reacción sin menoscabo en su molécula."
Quizá tengas algún conocido biólogo que pueda explicarte si es o no posible, y en qué medida, lo que propone Solís.
Aunque quizá mejor quieras seguir luchando contra hombres de paja en vez de tomarte la molestia de desmentir, con investigación de verdad,lo que propone el Sr. Solís. Lo entiendo, es más cómodo.

Saul Ramos-Sanchez dijo...

Muy buena contribución.

Los científicos y divulgadores debemos aceptar la enorme responsabilidad y el gran reto que significa comunicar la ciencia en el contexto de una (/quasi/) aculturación, pues por siglos la ciencia ha sido divorciada de la cultura nacional.

Debo, no obstante, mencionar que técnicas tan poco científicas como la homeopatía, la acupuntura, y otras "terapias alternativas", son fantasticamente populares también en sociedades en donde la ciencia tiene alto impacto social, como la alemana. Ignoro cuál es la técnica para desterrarlas.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Tocayo, del caso numero uno, concuerdo en que la teoría a exponer de este muchacho fuera sometida al rigurosos escrutinio de la comunidad científica; asi es como debe ser en ciencia. Pero, el que le quitaran el derecho a presentar un examen profesional, se nota que se debió al pleito personal con el director del instituto e investigación de la UNAM; eso no fue correcto, una cosa es aparte de la otra. Por ultimo, creo que te excedes al calificarlo como con serios problemas psiquiátricos. NO eres psiquiatra, y ningun diagnostico se puede hacer ni de oídas ni leyendo en facebook. Puede ser ególatra, eso es cosa de personalidad, pero lo otro es caer de tu parte en marcar a alguien. Digo, hay que ser estrictos juzgando todo, no solo a este joven.
Lo digo así, porque no se puede ser exigente en lo que dicen y juzgan los otros, y cuando es tu caso, permitirte esas libertades. Acorde a lo dicho tantas veces aquí, la ciencia NO DEBE SER PERSONAL, es cosa de hipótesis lanzadas, que se comprueban o no. Y punto, no debe pasarse al ámbito personal. Digo yo.

Anónimo dijo...

Como egresado de la Facultad de Ingeniería, me da mucho gusto que finalmente haya sido aclarado el asunto de la gravedad repulsiva, pero mi mayor gusto es saber que todos los que desprestigiaron a un tesista reconocido oficialmente, en este momento "tengan que tragarse sus palabras" tomando el dicho de alguien conocido en redes: http://www.ddu.unam.mx/temporales/ComunicadoSep2014.pdf

Alberto Ricalde dijo...

Como egresado de la Facultad de Ingeniería, me da mucho gusto que finalmente haya sido aclarado el asunto de la gravedad repulsiva, pero mi mayor gusto es saber que todos los que desprestigiaron a un tesista reconocido oficialmente, en este momento "tengan que tragarse sus palabras" tomando el dicho de alguien conocido en redes: http://www.ddu.unam.mx/temporales/ComunicadoSep2014.pdf

Alberto Ricalde dijo...

Como funciona este foro? primero me puso anónimo?.

Alfredo Cruz dijo...

Copiado de la cuenta de Alejandro Gallardo: RESPUESTA A LA RETRACTACIÓN DE SAFIR: Fueron necesarios 181 días para que el Instituto de Astronomía se retractara de su calumnia pública, mientras que fueron necesarios 24 días más, para que la Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería se retractara también de su calumnia pública. Como lo indiqué en su momento: "se trata de una agresión institucional totalmente ilegal, a todas luces y sin duda alguna, abuso de confianza, mentiras y fraude son señalamientos graves sin fundamento alguno, que tarde o temprano traerá consigo las implicaciones legales necesarias", por lo que aun cuando tal vez únicamente la Oficina del Abogado General de la UNAM tenga que pagar por la defensa de SAFIR, 350 salarios mínimos de multa ($22,750) por sus falsas afirmaciones casi siete meses después aclaradas, no será el monto del capital lo que importe, sino que existirá un registro histórico ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal de una grave falla que al ser corregida servirá como recordatorio para todos los demás de investigar a fondo todos los hechos antes de opinar. Es importante mencionar que indican que “sin embargo, no somos responsables de que ese mensaje haya sido comentado en otras redes sociales ajenas al control de la sociedad”, otra falsedad que habrán de corregir, ya que está plenamente documentada la publicación de Salvador Peña, miembro de la mesa directiva de SAFIR, de dicho comunicado a nombre de SAFIR en la página Físicos de México II, donde incluso hasta la actualidad conserva en su interior más de 3,000 ataques plenamente documentados y por los que habrán de responder sus administradores tarde o temprano, así como la responsabilidad ética, moral y legal que tienen por aclarar ante el periódico la Crónica, que les dio voz pública para su calumnia y que ahora por ley les tendrá que dar voz pública para aclarar esta situación, lo anterior considerando que el origen de todo este problema se encuentra en el comunicado del Instituto de Astronomía que fue parcialmente aclarado ante la DDU, por lo que su responsabilidad es secundaria. Considerando que en aquel momento estaba Aldo Acosta como presidente, que Antonio Lledias ocupa la actual presidencia y que Alejandro Farah es el presidente honorario, espero que retomen sus mismas palabras de entonces, pero ahora señalándose a ustedes mismos: “Nos sentimos apenados por los hechos, nos ha dejado una importante lección y ha enriquecido nuestro criterio y formación como sociedad y personas, SAFIR jamás ha pretendido apoyar ni propiciar la difusión de mentiras o fraudes”. No obstante el gravísimo error cometido por SAFIR al validar el señalamiento del Instituto de Astronomía, de ningún modo se logra eclipsar el gran apoyo que recibió el Proyecto de Gravedad Repulsiva en su momento, por lo que estoy plenamente convencido, que la Historia de la Ciencia sabrá reconocer su importante labor en este asunto, sin olvidar que SAFIR siempre será considerado como un gran aliado y sus miembros como grandes amigos. AVANTE EN BENEFICIO DE LA CIENCIA.

Alfredo Cruz dijo...

La Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería (SAFIR), grupo estudiantil de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, cuyo objetivo principal es la divulgación de la astronomía y los temas relacionados con esta área del conocimiento, manifiestan su pleno reconocimiento al Comunicado emitido por la Defensoría de los Derechos Universitarios el pasado 17 de septiembre, relativo al caso del estudiante Alejandro Enrique Gallardo Enríquez.
Como consecuencia de lo anterior, la SAFIR retira el comunicado emitido el pasado 19 de marzo en su sitio de Facebook relativo a este caso, sin embargo, no somos responsables de que ese mensaje haya sido comentado en otras redes sociales ajenas al control de la Sociedad.
Se emite este comunicado el día 11 de octubre de 2014.
Atentamente
SAFIR

Alfredo Cruz dijo...

https://www.defensoria.unam.mx/temporales/ComunicadoSep2014.pdf

Posterior al comunicado de la DDU la turba fue reducida en un 95%, sin embargo, existe un pequeño grupo manipulado por el lamentable profesor de biología de la Facultad de Ciencias, Martín Bonfil Olivera, una total vergüenza para la Universidad, quien se proclama como defensor de su gran amigo Alcubierre y quien sin tener el más mínimo conocimiento de gravitación o ingeniería, publica injurias tanto a mi persona como a la Defensoría, una cuestión que fue debidamente denunciada ante las instancias correspondientes. Es importante aclarar que se les responde con equivalencia de sus comentarios emitidos, por lo que no existe falta de respeto académico alguno bajo la legalidad universitaria, reiterando que no existe resentimiento alguno por tratarse de un debate científico.