miércoles, 25 de febrero de 2009

La ciencia no importa

por Martín Bonfil Olivera
Publicado en
Milenio Diario, 25 de febrero de 2009

La economía es un sistema darwiniano. Pero cuando los economistas neoliberales hablan de “los principios del libre mercado” como si de leyes naturales se tratara, olvidan que la economía no es un sistema natural, sino humano, y que por tanto debe estar sujeta a una ética.

Darwin explicó cómo lo natural es que sobrevivan los más aptos, y los ineptos se extingan. No obstante, los humanos escogemos conscientemente ir contra la selección natural y dar lentes a los miopes e insulina a los diabéticos. No porque sea “natural”, sino porque es humano. En economía importa recordarlo antes de tomar decisiones basadas sólo en el interés monetario.

Un caso claro es la grave crisis que afecta actualmente al periodismo científico. El periodismo, además de ser negocio, tiene una función social fundamental para la democracia, que es la que le da sentido: proporcionar al ciudadano información que le permita formarse opiniones y tomar decisiones (si no, mejor vender donas, negocio más fácil y seguro).

El periodismo científico, en particular, democratiza la ciencia y permite que ciudadanos comunes, no sólo científicos y funcionarios, participen de sus descubrimientos y se involucren en decisiones que pueden tener graves efectos sociales y ambientales.

Pero la crisis económica global ha ocasionado que numerosos medios en el mundo reduzcan sus espacios de ciencia. Destaca especialmente el caso de la cadena CNN, que en diciembre pasado despidió a la plantilla completa (siete personas) de su unidad de ciencia, tecnología y ambiente.

En México, la semana pasada el diario Reforma decidió eliminar su página de ciencia. No despedirá a sus reporteras, y asegura (como CNN) que seguirán apareciendo notas de ciencia distribuidas en distintas secciones del diario, pero “el elevado precio del papel” los obliga a hacer recortes.

Reforma había ya cancelado su excelente suplemento de libros, Hoja por hoja. En tiempos de crisis, la ciencia —y la cultura— todavía no importan. Desgraciadamente, los medios carecen aún de la perspectiva científica: a corto plazo los recortes pueden justificarse; a la larga, es una cultura científica y técnica en todos los ciudadanos lo que puede sacar a un país de las crisis económicas recurrentes. Malas noticias. Qué lástima.

Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aquí!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Martin, muy pertinente tu comentario.

Hará como 25 años vi un documental en TV llamado CONEXIONES, interesantisimo, seriado, que en resumen analizaba las condiciones necesarais para que se dieran inventos y/o descubrimientos.

Una de las ultimas conclusiones, para finalizar la serie, es que ES NECESARIO que la gente, aun que no entienda de ciencia SE INTERESE en ella, pues nos guste o no, las decisiones en ciencia afectan a nuestras vidad, y al afectarnos, DEBERIAMOS inlfluir en ellas CON NUESTRO VOTO. ¿Pero como influir, como decidir, si no comprendemos nada de ninguna custion cientifica?

Asi que, en efecto, EL CONOCIMIENTO ES PODER y si quermos dejar de ser democratas de una vez cada seis años, ENTONCESA DEBEMOS PROCURARNOS SABER UN POCO DE TODO. Asi sea que nos resulte dificil.

Luis Martin Baltazar Ochoa, Guadalajara, Jalisco.

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

PUes totalmente de acuerdo, Luis Martín (gracias por no ser realmente anónimo).

Comenté algo sobre esto, que yo resumo en tres metas para la divulgación científica (lograr la apreciación, comprensión y responsabilidad pública de la ciencia) en este articulito, publicado en el boletín El Muégano Divulgador.

saludos,
martín

aletor dijo...

Muchas gracias por citar a Orbisdigitalis, hermano meno de Kybernetes donde trato de reflexionar sobre el periodismo científico.
Te felicito por el blog, que agrego a mi lista de lecturas.
Cordiales saludos.

Alejandro Tortolini.

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

Ja ja, no saqué la info de Orbisdigitalis, sino de varias otras fuentes (entre ellas directamente una amiga que trabaja en Reforma). Pero buena ocasión de anunciar tu página, se ve buena!

Saludos,

martín