miércoles, 4 de abril de 2012

Calentamiento polémico

Por Martín Bonfil Olivera
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
Publicado en Milenio Diario, 4 de abril de 2012

A diferencia de lo que muchos creen, la ciencia no revela verdades. Sólo produce conocimiento, basado en evidencia, que trata de describir lo más exactamente posible el mundo. Eso sí: se trata del conocimiento más confiable que existe sobre la naturaleza. Pero al mismo tiempo es un conocimiento constantemente corregible, cambiante. La ciencia evoluciona.

Parte importantísima de este proceso de continua revisión y corrección –y de vez en cuando, revolución– son los debates o polémicas científicas, en las que dos posturas sobre cierto fenómeno se confrontan y discuten, a veces de forma muy acalorada, para tratar de demostrar que una es correcta y la opuesta se equivoca.

Tales polémicas obligan a revisar en detalle no sólo los datos, sino los métodos, conceptos e incluso las definiciones. A veces llegan a convertirse en verdaderos debates filosóficos. Como resultado, una de las posturas puede llegar a establecerse como conocimiento científico legítimo, aceptado por la mayoría de la comunidad de expertos (claro, sin dejar por ello de estar sujeto a posteriores revisiones). La otra puede quedar clasificada, si le va bien, como “ciencia deficiente” (bad science), investigación mal hecha por basarse en premisas erróneas, o por una técnica o un razonamiento incorrectos; o, si le va mal, como seudociencia: una visión que no sigue las normas de la investigación científica, aunque aparente hacerlo (y que no puede aspirar, por tanto, al mismo nivel de confiabilidad del que goza la ciencia gracias, precisamente, a su exigente método).

El problema es que a veces las polémicas científicas tardan mucho en resolverse. Y mientras esto no ocurra, es imposible saber cuál de las dos posturas ganará. Esto puede ser un problema para, por ejemplo, los periodistas, que siempre queremos presentar a nuestra audiencia una historia con una conclusión clara, no un “continuará”.

La nota difundida en los medios mundiales el pasado 27 de marzo sobre un científico ruso (Nikolái Dobretsov, presidente de la Junta Científica de Ciencias Naturales de la Academia Rusa de Ciencias) que, basado en datos sobre la recuperación del hielo ártico en años recientes afirmó que “Es obvio que el calentamiento global continuo es un mito” es un clásico intento de reabrir un debate que, si no está completamente cerrado, está a punto de serlo.

Más allá de sus credenciales o de la validez de sus datos (la cual, por cierto, tendría que discutirse), su postura va en contra de la opinión razonada y bien fundamentada de la gran mayoría de los expertos en clima del mundo. (Y lo pone a uno a pensar que en la nota no se cite una investigación publicada, que sólo aparezca su nombre, y que afirme terminantemente que “Hacia finales del siglo empezará un enfriamiento global y no un calentamiento” y a continuación se contradiga añadiendo que “para poder precisar las previsiones es necesario desarrollar una compleja red de estaciones observadoras en la región del Ártico”… ¿en qué quedamos: sabemos que habrá enfriamiento, o necesitamos más datos para saber qué pasará?)
Proyecciones del calentamiento global
para las próximas décadas

Es claro que la cantidad de gases de invernadero producidos por el ser humano –principalmente dióxido de carbono– han aumentado dramáticamente en el último siglo. Es claro que el nivel de este gas está directamente relacionado con la temperatura atmosférica. No es tan claro, pero todo parece indicar, según la mayoría de los expertos, que si no disminuimos dramáticamente tales emisiones, el planeta sufrirá un calentamiento de consecuencias catastróficas.

¿Qué será mejor: usar condón para no contagiarse de sida, usar el cinturón de seguridad para, en caso de choque, tener mejores posibilidades de sobrevivir; dejar de fumar para prevenir un posible cáncer o enfisema, disminuir la emisión de gases para evitar una posible catástrofe ambiental… o negar lo evidente y seguir porfiando con los expertos, rescatando cualquier rastro de evidencia en contra del consenso para tratar de reactivar una polémica ya terminada y justificar nuestra insistencia en seguir realizando acciones riesgosas? Se lo dejo de tarea…

¿Te gustó? ¡Compártelo en Twitter o Facebook!:
Para recibir La ciencia por gusto cada semana
por correo electrónico, ¡suscríbete aqui!

17 comentarios:

Oscar Ochoa dijo...

Hola Mario.
Antes que nada quiero aclarar que no soy científico solo un aficionado a la ciencia y a temas relacionados. Por lo que he leido no es decir que el calentamiento global no existe, sino que no es causa (al menos al 100%) de la acción del hombre. Que se piense que el clima de la tierra es estático y es nuestra acción lo que lo modifica, el clima seguirá cambiando hagamos algo o no y me parece peligroso que no se exponga esta idea o que se maneje que si detenemos la emisión de CFs el clima se mantendría estable. Algo que tampoco me parece correcto es tratarlo como como un problema de fondo, cuando es un síntoma de uno mayor LA SOBREPOBLACIÓN. Creo que este tema se dejo de tocar y ahora se habla de los bonos demográficos como algo bueno, Dejamos de tocar un tema crucial por desviarnos en colocar parches a los síntomas.
No tengo a la mano los Links de donde lo he leido, pero si los quieres los puedo pegar después.
Un saludo y gracias por su trabajo de divulgación.

Moises dijo...

CFs?

Anónimo dijo...

Oscar Ochoa: yo si tengo a la mano los links:

www.elexplicador.info

AMANDA dijo...

Tales polémicas obligan a revisar en detalle no sólo los datos, sino los métodos, conceptos e incluso las definiciones. A veces llegan a convertirse en verdaderos debates filosóficos. Como resultado, una de las posturas puede llegar a establecerse como conocimiento científico legítimo, aceptado por la mayoría de la comunidad de expertos (claro, sin dejar por ello de estar sujeto a posteriores revisiones). La otra puede quedar clasificada, si le va bien, como “ciencia deficiente” (bad science), investigación mal hecha por basarse en premisas erróneas, o por una técnica o un razonamiento incorrectos; o, si le va mal, como seudociencia: una visión que no sigue las normas de la investigación científica, aunque aparente hacerlo (y que no puede aspirar, por tanto, al mismo nivel de confiabilidad del que goza la ciencia gracias, precisamente, a su exigente método)

cuidado del cabello

Anónimo dijo...

Martin, eres un buen comunicador de la ciencia. Pero si dejaras de ser tan politicamente correcto serias excelente.

El calentamiento global se debe principalmente a la accion del sol, eso es un hecho. Que los clorofluorocarbonos adelgazan la capa de ozono es cierto, que el CO2 puede tener algo que ver tambien, pero ha habido periodos en la tierra con mayores concentraciones de CO2, por lo tanto no es una investigacion concluyente.

Debes reconocer que hay toda una agenda politica detras de seguir conservando esta teoria puesto que hay mucho dinero gubernamental de por medio. Checate este documental y no te cierres tanto a las opiniones disidentes solo por que la mayoria opina lo contrario y andes de queda bien con todos

http://tu.tv/videos/el-gran-timo-del-calientamiento-global_2

jack dijo...

La sobrepoblación vista como problema de fondo es un mito, sobre todo entendiendola como únicamente como la medida o densidad de población que solo es un factor más.

Si no usas esa definición (que en general es la que la gente entiende) desde luego es un problema de fondo pero en donde el número de individuos no juega necesariamente el principal factor. (de la sobrepoblación) si no factores como la distribución, cantidad y forma de usos de los recursos (serían factores más o cuando menos igual de importantes).


En este sentido podriamos llegar en algun caso hipotetico que con la mitad de individuos que actualmente somos podriamos estar sobrepoblados o igualmente con el doble de individuos no tener sobrepoblación (eso es solo un ejemplo).

jack dijo...

Oscar ochoa:

Pero entiendo que tal vez sí te refieres formalmente al termino de sobepoblación, entonces por lo tanto desde luego es fundamental Disminuir la sobrepoblación de algunas regiones (muy específicas) y prevenir la sobrepoblación en general del mundo.

Dejando claro no necesariamente se tienen que reducir el número de individuos para disminuir o prevenir la sobrepoblación.

Anónimo dijo...

Un comentario sobre lo que publicó el anónimo del 4 de abril 23:04. Lo afirmado en el "documental" The Great Global Warming Swindle no tiene funbdamento. Posiblemente sea pseudociencia. De hecho los argumentos del pseudodocumental ya fueron refutados punto por punto. Recomiendo visitar este link:

http://www.ofcomswindlecomplaint.net/FullComplaint.pdf

Este documento fue presentado a la OFCOM (organismo de medios en el Reino Unido).

Francisco dijo...

Este es un tema en el que sí puedo aportar una visión propia derivada de mi experiencia profesional trabajando en una empresa generadora de electricidad con plantas en Canadá y Estados Unidos.
Es un debate que seguimos con interés. Por supuesto que hay una agenda política e intereses económicos de todo tipo detrás del debate. Eso no lo descalifica de entrada, los intereses pueden ser y en muchos casos son legítimos, pero sí lo enturbia y lo lleva a un plano que trasciende por mucho el nivel meramente técnico o científico. Por eso es una asunto tan complicado. Le pido a dios, si es que existe, o a la ruleta que en su lugar definirá el estado del mundo, que todos estos modelos que muestran los estragos que sufriremos estén equivocados o por lo menos exageren las consecuencias, porque honestamente tengo muy poca fé en la capacidad de los seres humanos de ponernos de acuerdo y actuar. Hasta ahora no hay mucho que permita ser optimista al respecto de nuestra capacidad de reacción, cuando ni siquiera estamos de acuerdo en que hay algo frente a lo que es necesario reaccionar.

Jose dijo...

Gracias por compartir.

Saludos.

César A. Rodríguez dijo...

Creo que no hay mucho que discutir, el efecto del calentamiento global independientemente de los "hechos científicos" se presenta con un cúmulo de pruebas actuales que lo sustentan.
Si no fuera así, ya los grandes responsables en la emisión de gases de efecto invernadero (EEUU y China) se hubieran manifestado antes que este investigador ruso.

hyde club dijo...

me encantan los post que escribes, sobre todo cuando hablan un poco de concientisazion, saludos

Francisco dijo...

Me gustaría que no hubiese nada que discutir pero no estamos ni cerca de llegar a algún tipo de consenso.
En un primer nivel, se debe demostrar que en enfecto estamos viviendo un calentamiento. Este primer escollo es relativamente fácil y libre de controversia. Este nivel ya lo pasamos. En segundo lugar, se debe demostrar que este calentamiento es provocado por las emisiones antropogénicas y ya desde aquí empezamos con desacuerdos. He escuchado muchos argumentos en contra, algunos no tan científicos pero el punto no es su validez, sino que su mera existencia limita los alcances de cualquier posible consenso y debilita la respuesta ante el problema. Si no estamos absolutamente convencidos de que son nuestras acciones, y no las manchas solares, o los ciclos naturales de la tierra o cualquier otra cosa, si no estamos absolutamente convencidos simplemente no vamos a responder con la firmeza requerida. Este es el que yo llamo el tercer nivel, que es la concientización de la necesidad de actuar. Por ejemplo, con decepción leo algunas evidencias que indican que mi país adoptivo, Canadá, al que quiero y admiro en muchas áreas, firmó los protocolos de Kyoto pero nunca tuvo la menor intención de hacer nada por cumplirlos. Este el último y más difícil escollo. Ponernos de acuerdo en qué vamos a hacer. La transición hacia una economía "verde" va a llevar tiempo y es posible que requiera cambios de conducta de los ciudadanos que tendrán diferentes grados de aceptación. Estados Unidos ha estado contemplando por algunos años establecer un sistema de "cap and trade" para limitar las emisiones de gases de invernadero, pero ahora, con la crisis económica, el tema ha pasado a segundo plano en las agendas políticas, en las cuales predoniman ahora los temas de reactivación de la economía,generación de empleos, etcétera.
La compañía para la que trabajo tiene una buena cantidad de plantas cque generan electricidad a base de carbón, el más contaminante de los combustibles. Estas plantas son activos pefectamente productivos, que tienen todavía una vida útil de 20 o más años. Reemplazar estos activos requiere inversiones literalmente de miles de millones de dólares,que alguien tendrá que pagar y que no va a ocurrir de la noche a la mañana. Nuestra posición es que estamos de acuerdo que se tiene que hacer, "descarbonizar" la economía, pero se tiene que hacer de una manera gradual y ordenada.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

De acuerdo Tocayo. Muy de acuerdo contigo.
Probablemente aun no esté totalmente probado el calentamiento global provocado por causas humanas (si fueran por naturales, solo quedaria sentarse a mirarlo), pero PRUDENTEMENTE se puede pensar que en el peor de los casos, que si fuera cierto que es por causa humana, pues poner manos a la obra en las correcciones.

Yo creo que eso es valido para muchas otras situaciones. Algunas de las cuales ya fueron causa de polemica y muy fuerte en estos lares. Creo que dichas decisiones prudentes, en tanto que sigan las ultimas dudas para probar terminantemente algo, en tanto sea asi, loque se haga debe emprenderse cuidando a los terceros que pudieran verse afectados.
Entre dos disyuntivas, la que garantice resguardo a terceros, en caso del peor de los escenarios.
Ya concretamente de cuales fueron aquellas polemicas, ya la verdad seria muy desgastante. Pero, el establecer el criterio ("por aquello de las recanijas dudas") me parece valioso.

Asi como lo dijiste, asi mero.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Francisco, EL PROBLEMA es que tal vez las pruebas exigidas por los contaminadores (empresas o naciones, es igual) no lleguen a tiempo, para poner remedios a este problema...
De hecho, ya que estamos revisando no solo pruebas, sino "conceptos filosoficos": ¿tienen derecho esas corporaciones o paises, de decirnos al resto del mundo: O ME PRUEBAS LO SUFICIENTE EL CALENTAMIENTO GLOBAL O NO MUEVO UN DEDO?
¿Tienen derecho a ponerse en una postura de "a mi pruebamelo o no estes dando lata?
Porque si es asi ¡que comodo! es como el adolescente que le dice al papá: a mi exoplicame por que no tengo permiso para esto que te lo estopy pidiendo... y si no me convences, lo siento, no acepto tu prohibicion. Los que son padres saben de lo que hablo. Esta posicion tramposamente hace que el padre tenga encima de el una responsabilidd de argumentar y probar, que si no pasa una prueba de calidad adolescente (y nunca la pasa) segun ellos no se puede aplicar aquella norma.
Pues a veces, aunque no se convenzan o entiendan, AUN ASI, NO SE LES PUEDE ESPERAR A QUE QUEDEN SATISFECHOS INTELECTUALMENTE. Ni modo, veces es simplemente acatar.

Yo digo que no es necesario que todos esten de acuerdo. LO QUE SI ES NECESARIO ES HACER ALGO ANTES DE QUE YA NO SE PUEDA REMEDIAR. Para nosotros, digo, que la vida no humana ha demostrado miles de veces su capacidad de sobrevivir... PERO NOSOTROS NO. Y si podemos darle al traste a nuestra vida, a cientos de millones de vidas, si no somos mas sensatos y menos engreidos.

Francisco dijo...

Luis Martin,
No estoy seguro de entender el sentido de tu comentario. Quien es el papa y quien es el hijo en el caso del calentamiento global?
No caigamos en el error de considerar a los "contaminadores" como entidades malevolas. En general son entidades que generan bienes y servicios que tu y yo disfrutamos y necesitamos: electricidad, petroquimicos, combustibles, etc.
Lo que si, creo que sera necesaria esa coercion. Voluntariamente poco va a pasar.
Me parece que en el momento en que nos encontramos, es el papa de tu historia el que todavia no esta totalmente convencido de que tenga que disciplinar a su hijo.

Documentos Perú dijo...

muy buena informacion te felicito.

saludos